How to Survive

Publicidad
Publicidad

Noticias de How to Survive en Vida Extra

El filón del género zombi está lejos de acabarse, y 'How to Survive' es una nueva prueba de ello. No hace muchos meses 'State of Decay' (Undead Labs) nos demostró que aún había características a explotar más allá del simple "acabar con zombis", y ahora EKO Software viene a explotar otro aspecto, el de la supervivencia pura y dura. Su título, de hecho, se traduce por "Cómo sobrevivir", sin más. Este estudio es el mismo que nos trajo hace unos meses 'Storm', juego que nada tiene que ver con este 'How to Survive', si os fijáis. A finales del pasado mayo 505 Games nos lo presentó, pero no ha sido hasta su tráiler de presentación el momento en el que me interesé por él. Toca analizarlo. Comer, beber, dormir... y matar zombis, claro Lo primero que llama la atención de esta obra de EKO Software es su perspectiva, con vista isométrica recordando un poco al más que recomendable 'Dead Nation'. Pero pronto descubriremos que el ritmo nada tiene que ver con ese juego de acción zombi de Housemarque. Al principio, de hecho, 'How to Survive' resulta muy pausado, con pocos no-muertos de por medio, y todo resulta bastante fácil (hay dos modos a escoger: normal y iron man), y eso que de entrada contaremos solamente con armas blancas, como palos de madera o machetes. Vamos, que habrá que luchar a muy corta distancia. Esto se debe a que el comienzo, en cierto modo, es un breve tutorial camuflado hasta que llegamos a la isla de Kovac, protagonista absoluto de esta historia. Él será nuestro guía y mentor para salir con vida de las cuatro islas (bastante pequeñas) de 'How to Survive'. Tras nuestro primer encuentro con él empezaremos a preocuparnos por comer, beber y domir, tres pilares básicos de la supervivencia. Si no comemos se reducirá considerablemente nuestra fuerza, si no bebemos empeorará nuestra concentración y por lo tanto tendremos menos puntería, y si no dormimos agotaremos nuestra energía y los zombis serán más rápidos que nosotros. De ahí que cuando recibamos mensajes de que cualquiera de estos pilares esté por debajo del 50% tengamos que preocuparnos por cubrir cualquiera de estas necesidades. Lo curioso es que tan solo comer y beber podremos cubrirlos en cualquier momento (como si lo tenemos al 70%), mientras que dormir únicamente cuando estemos por debajo de la mitad. Y escama un poco, a decir verdad, porque si bien en cierto modo abundan los refugios, a veces nos puede pillar en mal momento el tema de descansar. Lo cuál me recuerda un fallo gordo del juego, el sistema de guardado. Cuenta con guardado automático, pero tan solo se guarda al cumplir misiones o viajar entre islas, no al descansar en un refugio, por ejemplo. Que también sería lo ideal. A mí se me fastidió un progreso y no me hizo ninguna gracia, con lo que estáis avisados. Cómo sobrevivir con garantías en 'How to Survive' Queda claro, por lo tanto, que no deberemos preocuparnos solamente de los zombis (y del sistema de guardado, ejem), sino de los pilares básicos antes comentados. Aunque no nos darán tantos quebraderos de cabeza como uno podría pensarse. En cada isla habrá recursos necesarios en forma de plantas, frutas, pozos y animales para cubrir la comida y la bebida. Para que os hagáis una idea, las frutas exóticas repondrán un 50% de sed y un 25% de hambre, mientras que si bebemos de un pozo repondremos toda la sed. Y de él podremos llenar botellas o bidones para llevar a cualquier parte y no depender de encontrar otro por el camino. Mientras que la mejor forma de cubrir la necesidad de comer es cazando o pescando algún animal, cocinando su carne en una hoguera para liberarla de todo parásito. Si gestionamos bien nuestros recursos no deberíamos tener problemas. Un problema que le he visto a 'How to Survive', en cualquier caso, es su inventario. Está limitado a veinte casillas, y eso nos dará más de un quebradero de cabeza al tener que prescindir de muchos materiales. Al principio, como es normal, recogeremos de todo. Que si plantas curativas (indispensables, y si las mezclamos con trozos de tela, otro elemento vital, mucho mejor), que si carretes con hilos muy resistentes, que si palos de madera, que si botellas vacías (un mismo elemento se acumula en una misma casilla, aunque hay límite de cantidad), y un sin fin más. Llegará un punto en el que habrá que tirar cosas. Desprendernos de armas que ya no son tan potentes o materiales que ya nos proporcionan nada interesante. Lo bueno, eso sí, es que todo material soltado permanecerá en su sitio aunque nos vayamos a otra parte, con lo que aun menos mal. Por el camino iremos recogiendo pequeñas guías de Kovac sobre cómo sobrevivir a la isla y cómo combinar materiales sobre salud, armas y armaduras, por lo que la toma de decisiones de soltar elementos la llevaremos mejor, aunque al principio nos abrumará un poco tanto recurso. Cuando sepamos, por ejemplo, crear una metralleta casera, nos despreocuparemos de buscar otra arma. Lo bueno es que hacia el final de la historia descubriremos un bien escaso, una piedra roja, que proporcionará a cualquier arma, tras combinarse con ella, un 50% más de daño. La caña. Sorprende, eso sí, que para ser un juego de supervivencia contra los zombis no se desgasten las armas. Ninguna. Da igual que sea un palo de madera o un hacha de madera, que no se romperá ni a tiros. Y si miramos a las armas de fuego comprobaremos que buena parte de los zombis soltarán munición para las armas caseras, con lo que apenas nos tendremos que preocupar por un recurso que, en teoría, debería ser escaso en esta clase de juegos. También es cierto que la dificultad irá en aumento para cada isla, traduciendo "dificultad" por "más plomo contra los zombis" para poder abatirlos. Eso, y más tipos de no-muertos. Aunque 'How to Survive' vaya bastante escaso aquí. Vale, pero... ¿cómo se las gastan los zombis? Vale que aquí tengamos que comer, beber y dormir, pero está claro que los zombis también juegan un papel importante en el juego. La pena es que haya tan poca variedad de ellos y que sean tan poco originales. Tenemos a los de siempre, a veces lentos, a veces rápidos (si los provocamos), a los gordos que explotan, a unos que salen solamente por la noche y que temen a la luz (sea una linterna, sea una antorcha), a animales zombi (ciervo, yo te maldigo), y a unos pocos más. Pero en definitiva casi siempre serán los normales (algunos con casco y/o armadura, todo hay que decirlo) y los gordos que explotan. Una y otra vez, juntándose más por metro cuadrado a la hora de despejar un refugio, porque sonará una alarma, y hasta que su luz no se ponga verde no podremos entrar y dormir. El combate contra ellos, da igual que seamos Kenji, Abby o Jack, los tres supervivientes de esta historia que podremos manejar (cada uno con una habilidad exclusiva y parámetros diferenciados, muy estereotipados), será bastante asequible, salvo que nos rodeen. Momento en el que correr será la opción más recomendable. La pena es que cualquier protagonista se cansa muy rápido, viendo cómo su barra de resistencia baja como la velocidad del rayo. Aunque al menos se rellena pronto. Como juego de acción y supervivencia que es, 'How to Survive' tiene un ligero componente de RPG al contar con distintos niveles de experiencia y habilidades a desbloquear. Eliminar zombis, cazar animales, o recoger plantas o frutas nos dará experiencia, y cumplir misiones, tanto de la historia como secundarias, como las de los doce monos de Kovac, nos dará mucha más. Y aquí nos llevaremos una sorpresa agradable, porque las misiones serán casi siempre un "¡ZAS!, en toda la boca". Otro detalle a resaltar en este trabajo de EKO Software que suele ser el gran olvidado es el tema de las pantallas de carga, ya que se cubren con el llamado Kovac's Quiz. Una serie de preguntas con las que podremos ganar 15 EXP por cada acierto a la vez que reforzamos nuestro conocimiento sobre la guía de supervivencia de Kovac. Todo son ventajas. Estas pantallas de carga, a todo esto, tan solo las veremos al viajar entre las islas de La Vendida, Los Riscos, La Soñada y Santa Bárbara. Como juego descargable que es no se le puede pedir mucho más. De duración y variedad anda algo escaso (podemos jugar la historia en modo local con un colega, y los desafíos tanto offline como online con un compañero nada más) pero cuenta con ciertos aspectos interesantes que nos pueden tener pegados al mando unos días sin darnos cuenta, que al final es de lo que se trata, ¿no? Plataformas: PC (Steam), PS3 (PSN), Wii U (eShop) y Xbox 360 (XBLA; versión analizada) Desarrollador: EKO Software Distribuidor: 505 Games Lanzamiento: 23 de octubre de 2013 Precio: 13,99 euros (PC) y 14,99 euros (consolas) How to Survive | Steam / Xbox Live

Publicidad
Inicio