Compartir
Publicidad

'Dead Nation'. Análisis

'Dead Nation'. Análisis
49 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los zombies están de moda. En realidad siempre han estado ahí como icono de la subcultura, pero durante los últimos años la fiebre por los muertos vivientes se ha disparado más que nunca. Así lo demuestra la avalancha de películas, comics y hasta una serie sobre zombies que empezó a emitirse hace pocos días, The Walking Dead, la cual os recomiendo ya mismo si aún no habéis empezado con ella.

Naturalmente los videojuegos no son ajenos a esta tendencia, y los devoradores de cerebros han protagonizado gran cantidad de títulos en lo que va de generación. Personalmente creo que lo mejor que se ha hecho en este campo son las dos entregas de ‘Left 4 Dead’, divertidas a rabiar, pero la política de Valve con respecto a PlayStation 3 hasta hace no mucho ha impedido que sus usuarios los puedan disfrutar. ¿Cómo responde Sony a ello? Creando su propia versión de dicha saga: ‘Dead Nation’.

Housemarque, sus creadores, toman prestados muchos elementos de la franquicia de Valve, como el fuerte apoyo del juego en la vertiente cooperativa, los tipos de armas y objetos empleados (aunque aquí son mucho más variados) y hasta ciertos enemigos que recuerdan inevitablemente a los simpáticos Boomers, Smokers, Tanks y compañía. Pero tranquilos porque este título es mucho más que una burda copia, pues para empezar cuenta con un planteamiento jugable distinto. En lugar de en primera persona, aquí vivimos la aventura desde una cámara aéra cuyo ángulo y altitud varía en función del escenario que estemos recorriendo.

Además estamos hablando de un título desarrollado para tienda digital, con las inevitables restricciones que eso supone en comparación con los juegos que llegan en formato físico. Esta misma semana Sony ha anunciado que saldrá a la venta en Europa el próximo 1 de diciembre, pero desde hace ya unos cuantos días he tenido oportunidad de jugarlo a fondo y os puedo asegurar que esta propuesta trae mucho más de lo que podría parecer a simple vista, especialmente para ser un juego de PSN. ¿Tenéis el manual de supervivencia zombie a mano? Espero que sí, porque os aseguro que lo vais a necesitar.

Aquellos maravillosos zombies

Dead Nation

El planteamiento inicial tira de todos los tópicos habituales del género: somos un superviviente en medio de una infección zombie de grado mundial. No sabemos de dónde ha venido todo, pero eso no importa porque vamos armados hasta los dientes y tenemos que llegar a un sitio seguro antes de acabar en el estómago de algún indeseable. Para ello podemos elegir al chico de aspecto duro, más fuerte pero algo lento, o a la chica de armas tomar, menos resistente pero con dosis extra de agilidad. El desarrollo del juego será el mismo en cualquier caso, y seguiremos la historia de ambos entre misión y misión mediante secuencias de ilustraciones narradas (con voces en inglés, pero subtituladas al castellano).

El argumento en general es bastante básico, una excusa para ir de misión en misión mientras intentamos salvar el pellejo y, de paso, encontrar una posible solución a la infección producida. Pero lo importante de ‘Dead Nation’ no es su guión, sino sus imparables dosis de acción que son auténticos surtidores de adrenalina. A lo largo de sus diferentes misiones se irán alterando momentos tranquilos, casi diría de calma tensa, con las gigantescas oleadas de infectados que llegarán a ocupar la pantalla por cientos. Absolutamente impresionante.

Hay veces en las que llega a ser verdaderamente angustioso ver la cantidad de enemigos que se lanzan en manada hacia nosotros desde todas partes, y todo ello con la certeza de que moriremos en un santiamén si no conservamos la suficiente sangre fría como para acabar con ellos. Y es que si algo me ha gustado de este título, es que el gatillo fácil a diestro y siniestro no es suficiente para sobrevivir, de hecho es la forma más rápida de lanzarse a los brazos de la muerte. En lugar de eso, la única forma de avanzar será emplear estrategias que aprovechen cada uno de los recursos a nuestro alcance.

Será muy habitual vernos sobrepasados por los enemigos y acabar sepultados bajo una montaña de ellos, muriendo y teniendo que volver al último punto de control. Entonces nos tocará repetir la fase, sabiendo esta vez lo que se nos viene encima, y estudiando la mejor forma de acabar con los infectados. Coches con alarmas que atraigan su atención, minas, barriles explosivos, bengalas, ruidosas máquinas expendedoras, cockteles molotov… casi cualquier cosa puede servirnos para sobrevivir. Hacer uso de todas estas ayudas será absolutamente imprescindible, porque ya os digo que sólo a base de gatillo no duraremos mucho.

Un paseo por el apocalipsis

Dead Nation

Diez misiones en total forman el juego, las cuales a su vez están divididas cada cierto tiempo por puntos de control. Dentro de ellos podremos recuperar vida y pasar por la tienda a adquirir nuevas armas, objetos, munición y mejoras, o bien equiparnos con las distintas piezas para la armadura que encontremos por los escenarios. El dinero lo conseguiremos a base de derrotar enemigos, rebuscando en los maleteros de los coches o explorando los escenarios en busca de baúles que contengan recompensas a nuestro esfuerzo.

Lo que más escaseará son los botiquines, así que tocará administrar muy bien la vida disponible. Morir será algo bastante habitual en cualquier caso, incluso sin tener que llegar a los niveles de dificultad más elevados, así que será una aventura sólo apta para jugadores pacientes y a los que no les importe repetir de vez en cuando las fases que ya han recorrido. La experiencia se hace mucho menos complicada cuando jugamos en modo cooperativo, pues nos enfrentaremos prácticamente a los mismos retos pero repartiendo el trabajo entre dos, así que en este caso se hace recomendable subir a un nivel de dificultad más exigente si queremos disfrutar la aventura en su grado más agobiante y divertido.

El armamento inicial será bastante básico, disponiendo de un fusil con munición infinita, bengalas y granadas. Según vayamos avanzando tendremos acceso a otros juguetes, éstos ya sí con munición limitada, como una pequeña ametralladora, la escopeta, el siempre imprescindible lanzallamas, el lanzagranadas y otros armamentos aún más bestias. Mucha variedad también en el elenco de enemigos, pues además de los “heredados” de ‘Left 4 Dead’ que antes comentaba, los distintos tipos de zombie básico cambian mucho: los rollizos y lentos policías, los militares que disparan armas de cualquier manera, los oficinistas que se protegen con maletines, los bomberos con sus trajes ignífugos, los resistentes moteros, las temibles amas de casa… la lista sigue y es larguísima.

Donde la cosa se hace un poco más monótona es en los escenarios, porque aunque bien es cierto que la historia nos irá llevando por emplazamientos de todo tipo (las calles del centro, los parques, edificios de oficinas, la comisaría, el hospital…), en la práctica todas las localizaciones son bastante parecidas. En esencia son siempre pasillos en los que cada cierto tiempo superamos una barrera que nos impide volver hacia atrás, con una entrada y una única salida hasta la que intentar llegar con todas las extremidades en su sitio. De vez en cuando los pasillo se abren algo en zonas más extensas, pero os aseguro que aprenderéis a temerlas, porque son los puntos donde más difíciles se pondrán las cosas.

‘Dead Nation’, mucho más que un título oportunista

Dead Nation

Con mucho esfuerzo y suplicio, la aventura se puede superar en solitario, pero como ya digo se nota que todo está mucho más equilibrado cuando probamos el modo cooperativo a dos bandas, tanto en local como online. Puestos a pedir, hubiera sido espectacular que el cooperativo llegara hasta los cuatro jugadores, pero sólo con dos la cosa ya se hace bastante divertida. Muy llamativo también el hecho de que al completar cada misión aparecerá una tabla de resultados mundiales, en las que se mostrará el progreso de cada país en la exterminación zombie. Ahora mismo España ocupa el octavo puesto con casi un 7% de desinfección, muy lejos de los estadounidenses, en cabeza con más del 45%.

Gráficamente el juego es mucho más resultón de lo que podría parecer por las simples capturas, pues además de ser capaz de mostrar literalmente cientos de enemigos moviéndose en pantalla sin despeinarse, añade efectos bastante espectaculares como los de las explosiones, que harán saltar por los aires todos los cuerpos dentro de su radio de acción. También es cierto que los modelados son muy simples, pero es un detalle en el que apenas nos fijamos dada la relativa lejanía de la cámara, y en cualquier caso tampoco se le puede pedir mucho más a un juego descargable.

Especialmente brillante es también el apartado sonoro, con distintos tipos de voces (o debería decir gruñidos) para cada clase de infectado, que nos permitirán distinguirlos al instante incluso cuando aún no se muestren en pantalla. Gritos y gemidos se dan de la mano con una banda sonora que buscará tenernos en constante estado de tensión, algo a lo que ayuda mucho también el hecho de que la mayor parte del tiempo iremos por zonas completamente a oscuras, pudiendo ver sólo allí donde llegue el haz de luz de nuestra linterna. ‘Dead Nation’ no es un juego que dé miedo, pero algún que otro susto sí que nos llevaremos, y por supuesto sudaremos la gota gorda en los momentos de avalancha.

En resumidas cuentas, Housemarque hace mucho más que intentar aprovechar la actual moda zombie y clavar un juego descargable del montón. A pesar de distribuirse a través de PSN, estamos ante un título muy completo, en el que se nota que se ha puesto tanto trabajo como en cualquier lanzamiento físico que llegue a las tiendas, o puede que más. Una experiencia que garantiza la diversión desde el primer momento, incluso para quienes no sean especialmente seguidores de las historias de muertos vivientes, cargada de acción y muy desafiante, contando además con una duración bastante amplia gracias a que las misiones invitan a rejugarlas para mejorar nuestras puntuaciones y las de nuestro país en el ránking. Recordad que sale a la venta dentro de dos semanas, así que tenedlo muy en cuenta porque os aseguro que no os arrepentiréis.

Ficha Técnica: Dead Nation

Dead Nation
  • Plataformas: PSN
  • Editor: Sony
  • Desarrollador: Housemarque
  • Lanzamiento: 1 de diciembre de 2010
  • Precio: 12,99 euros

Vídeo | YouTube

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio