Compartir
Publicidad

El Top de los editores: Mr. Pengo

El Top de los editores: Mr. Pengo
Guardar
24 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Dedicarse a escribir noticias sobre videojuegos no suele ser un trabajo especialmente creativo y muchas veces tienes que guardarte algunos comentarios poco profesionales, pero siempre nos ha gustado dar nuestra opinión así que aprovechando la encuesta sobre el mejor juego de la historia durante esta semana vamos a ofreceros los top 5 personales de los editores de VidaExtra. Así ya podréis acusarnos de sonyers, nintenderos, segueros o lo que os apetezca con argumentos. O no. Para que veáis que nosotros también tenemos nuestro corazoncito. Ahí van mis cinco juegos favoritos, a ver que os parecen. 5. Super Monkey Ball (Sega - Gamecube)

Una de esas pequeñas joyas que aparecen de forma inesperada. El Super Monkey Ball de Gamecube, aparte de una auténtica curiosidad al ser el primer juego de Sega para una consola de Nintendo, es un fantástico juego de habilidad para todos los públicos. Los adorables monos, los niveles imposibles, los adictivos juegos multijugador. Realmente un juego redondo pero solo apto para gente con mucha paciencia y pulso firme. Y lo mejor, siempre quieres jugar una partida más. Imprescindible para cualquier poseedor de una cube.

4. Tumblepop (Data East - Arcade)

¿Recordáis el Snow Bros de Toaplan? ¿Y Bubble Bobble? Pues Tumblepop era el punto intermedio entre estos dos juegazos. Un par de cazafantasmas armados con aspiradoras que iban recorriendo el mundo para librarlo de payasos asesinos, calabazas voladoras y todo tipo de bichos raros mientras recogían monedas y diamantes en un mundo que cambiaba según por que mundo comenzaras. Tal vez no sea el juego más destacado dentro de un género que ahora está de capa caída aunque durante finales de los 80 y principios de los 90 arrasaba en todos los recreativos,

3. Boogie Wings (Data East - Arcade)

Hay muchos mata-marcianos, incluso hay mata-marcianos realmente bizarros, pero a la hora de desmadrarse y sudar la gota gorda frente al mando ninguno puede superar a Boogie Wings. Pensadlo, un avión con un gancho del que cuelga una bomba y cuyo piloto puede defenderse pistola en mano una vez destruida su aeronave es una receta perfecta para divertirse. Luego le sumas que puedes interactuar con cualquier objeto del escenario (eso incluye montar jirafas, bicicletas, tanques...), que entre los enemigos hay cosas como un Papa Noel robótico gigante y que puedes atravesar fábricas, museos y ciudades montando una orgía de destrucción épica para un juego 2D y tienes un juego del que no puedes llegar a cansarte.

2. Civilization 2 (Microprose - PC)

Civilization es una de esas sagas que hacen historia. Literalmente. Y para cualquier aficionado siempre es difícil elegir alguna de sus entregas ya que todas tienen algo que las hace diferentes, pero a mi la que realmente me marcó fue la segunda parte, un salto enorme respecto a la primera entrega diseñada por Sid Meier. Civilization 2 tiene esa capacidad de mantenerte pegado al ratón durante horas, semanas y meses. De no dejarte pensar en nada que no incluya turnos, tropas, producción y las múltiples variables necesarias para controlar una simulación compleja a la vez que accesible. Es uno de esos juegos que ha de ser jugado al menos una vez.

1. The New Zealand Story (Taito - Arcade)

¿Inesperado? Bueno, nadie dijo que mis gustos fueran los más normales del mundo, pero esto es justificable. The New Zealand Story es el punto más álgido de los plataformas en el mundo de las recreativas y también un fantástico representante de algo que se ha perdido, los juegos laberínticos. Lo primero que uno ve cuando se enfrenta a este juego es el magnífico diseño de personajes y escenarios pero poco a poco, debajo de su acaramelada apariencia, va apreciendo un genial diseño de niveles en el que cada nueva pantalla es más grande que la anterior, con más zonas de las que en principio ves y más compleja de lo que te imaginas. Niveles no lineales, diferentes maneras de completarlo, incluso detalles como la posibilidad de jugar un último nivel especial en caso de morir con determinada puntuación. The New Zealand Story es el juego que condensa lo mejor de las plataformas en recreativa y como fan de estas, plataformas y recreativas, para mi es el mejor juego de la historia.

Vosotros segid votando por los vuestros.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos