Compartir
Publicidad

Así funciona el sistema de mejoras de Sekiro: Shadows Die Twice

Así funciona el  sistema de mejoras de Sekiro: Shadows Die Twice
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Pese a que Dark Souls ha sido el molde para muchas licencias asentadas, el nuevo proyecto de From Software se desmarca sutilmente de su propia fórmula conservando elementos en el proceso clave: en Sekiro: Shadows Die Twice nos enfrentaremos a una dificultad exigente, pero el sistema de progresos será replanteado.

De partida, nuestro protagonista, el "lobo de un solo brazo", será un ninja, con lo que las diferentes de clases de la saga Souls se quedan aparcadas. Por supuesto, además del valor de nuestro héroe las mejoras durante la partida serán una de las claves del juego, aunque el modo en el que las obtendremos será diferente.

Sekiro: Shadows Die Twice es un título muy enfocado a la acción, y según cuenta Yasuhiro Kitao de From Software a Game Informer, se ha apostado por diversificar los modos con los que personalizamos a protagonista y lo acomodamos a nuestro estilo de juego.

De este modo, la experiencia acumulada, las caídas en combate, la exploración de los entornos y el estilo de juego que más se adapte a nuestro gusto serán los elementos clave sobre los que se edificará nuestro personaje, que -por cierto- cuenta con un brazo prostético personalizable.

Así, el Lobo cuenta con su propia barra de progreso y experiencia, la cual nos otorgará un punto de habilidad que podremos usar en los diferentes árboles de habilidad. Sin embargo, antes de gastarlos en un árbol en concreto deberemos desbloquearlo obteniendo un determinado artículo.

Una vez desbloqueado un árbol, deberemos buscar una escultura de un ídolo para poder gastar los puntos de experiencia. En el juego veremos esculturas de varios tipos y, en cierto modo, también funcionan como las hogueras de Dark Souls, dándonos la posibilidad de añadir habilidades pasivas, nuevos movimientos y nuevos ataques.

1

Según Game Informer, de momento hay confirmados tres árboles:

  • Las artes del Samurái, centradas en el combate frontal y directo.
  • Las artes del Shinobi, centradas en la movilidad y el daño táctico
  • Las mejoras prostéticas, las cuales mejoran y modifican el brazo del Lobo y dan nuevos matices.

En todos los casos, el objetivo es fomentar la creatividad del jugador mientras éste encuentra su estilo de preferido.

Pero más allá de las habilidades, también se podrá obtener dinero de los enemigos y encontrar mejoras a base de encontrar caminos y estancias secretas o eliminar a determinados personajes, mejorando cualidades concretas como la salud o añadiendo nuevos trucos al brazo, como un lanzador de shuriken o un lanzallamas.

De hecho, según From Software, incluso se está implementando una habilidad que se activa en la resurrección de nuestro personaje. Y es que en Sekiro: Shadows Die Twice no perderemos todos nuestros progresos al ser eliminados, como el oro, pero se nos adelanta que la muerte tendrá un efecto perjudicial.

1

Una serie de ajustes interesantes en los que From Software toma prestados elementos de toda clase de juegos de acción clásicos y modernos y los lleva a su terreno. ¿Suficientes como para sentar cátedra por sí mismo? Sekiro: Shadows Die Twice a partir del 22 de marzo de 2019 en Xbox One, PS4 y Steam.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio