Compartir
Publicidad
Análisis de DISSIDIA Final Fantasy NT, un brawler diferente y muy sólido bajo capas de caos y belleza
Análisis

Análisis de DISSIDIA Final Fantasy NT, un brawler diferente y muy sólido bajo capas de caos y belleza

Publicidad
Publicidad

Con motivo del trigésimo aniversario del ‘Final Fantasy’ original hemos visto multitud de propuestas jugables y celebraciones, pero el retorno a la serie ‘Dissidia’ es mucho más que un simple homenaje: ‘DISSIDIA Final Fantasy NT’ es una retrospectiva de la toda la saga en clave de juego de lucha, sin renunciar a todo lo que ha convertido la saga creada por Hironobu Sakaguchi en una de las más influyentes de la industria.

No es ninguna exageración afirmar que la marca ‘Final Fantasy’ es la más mimada por Square Enix: con el lanzamiento de ‘Final Fantasy XV’ se puso toda la carne en el asador al tiempo que se levantaron los cimientos de la misma, elevando los apartados artísticos y técnicos a nuevos estándares. Algo que también queda patente en esta reunión de lo más querido y celebrado de sus tres décadas de historia.

Ahora toca ver si también cumple en lo más importante: ¿cómo se defienden Cloud, Lightning y Noctis frente a los titanes del género de lucha?

Lo esencial es que ‘DISSIDIA Final Fantasy NT’ retoma la idea del ‘‘DISSIDIA: Final Fantasy’ original que pudimos ver en PSP hace una década, dándole un enfoque mucho más frenético a su fórmula. Y si la espectacularidad visual es una constante que Square Enix ha plasmado en las entregas principales de ‘Final Fantasy’, esta apuesta también destila el toque del Team Ninja a la hora de ofrecer un sistema sólido e intenso.

‘DISSIDIA Final Fantasy NT’ es mucho más que un simple homenaje, es una retrospectiva de la toda la saga en clave de juego de lucha

Pero, lo que de verdad diferencia ‘DISSIDIA Final Fantasy NT’ de las dos entregas anteriores no es su enorme salto artístico o su manera de integrar en el estilo de lucha de cada uno de los 28 héroes y villanos de la saga su personalidad: ahora, lo más importante es el juego en equipo. Y, ese matiz jugará a nuestro favor o en nuestra contra.

Tres décadas de Final Fantasy... y una desde el Dissidia original

No es frecuente que un juego de la saga ‘Final Fantasy’ nazca en las salas recreativas, pero Square Enix tenía motivos para querer hacerlo así: anunciado originalmente en la Japan Amusement Expo (JAEPO), ‘DISSIDIA Final Fantasy NT’ estuvo disponible durante más de un año en los arcades japoneses antes de dar el salto a la inevitable versión doméstica, aprovechando para afinar su sistema de juego mientras recibía de manera gradual nuevos luchadores y contenidos.

1

¿El resultado? La versión que ya está disponible en PS4 nos permite una experiencia offline completa, con su propia historia, sus modos para un jugador, varios añadidos que iremos sumando conforme vayamos dedicando más tiempo y una ingente cantidad de desbloqueables que podremos adquirir de manera directa con crédito in-game (aquí llamados guiles) o a través de cofres sorpresa. Eso sí, sin micropagos de por medio.

Pero, su auténtico núcleo jugable está precisamente en su carácter competitivo: pese a que verás colosales invocaciones, mandobles y proyectiles apoteósicos e incluso un sistema de movimiento con unas más que generosas opciones, existe un equilibrio de poder entre todos los personajes y un enfoque que invita al jugador a la experiencia online. Y ahí, nuestro éxito o fracaso estará en manos de los otros dos componentes de nuestro equipo, lo cual trataremos más adelante.

Nuestro éxito o fracaso estará en manos de los otros dos compañeros de equipo

Como todo crossover que se precie, ‘DISSIDIA Final Fantasy NT’ nos propone un contexto argumental en el que, al igual que en las anteriores ocasiones, los protagonistas de todas las entregas numeradas de la saga volverán a reunirse para combatir por el destino de un nuevo mundo a petición expresa de una diosa. Puede que Materia la no emane la misma solemnidad que su antecesora, pero el reencuentro entre los héroes de las dos entregas anteriores y la incorporación de nuevas personalidades dará un toque de fanservice a los más incondicionales de la saga.

1

Como ya adelantamos, el modo historia nos propone una trama con diferentes ramificaciones que deberemos deshilar a base de desbloquear cinemáticas y combates, y el sistema para hacerlo es a base de jugar y combatir en los modos principales, potenciar a nuestros héroes y villanos favoritos y aclimatarnos a estas nuevas reglas de juego. Unas en las que, por cierto, no hay sitio para individualidades.

Un espectáculo cargado de magia y explosividad donde la victoria se consigue en equipo

La saga ‘DISSIDIA Final Fantasy’ se distancia de las propuestas más afianzadas del género añadiendo elementos muy interesantes: más allá del valor añadido de contar con Leon, Yitán, el Guerrero de la Luz o el mismísimo Sefirot como personajes seleccionables, tendremos a nuestra disposición un sistema de combate a caballo entre el ARPG y el Hack’n Slash y una generosa libertad de movimientos en enormes entornos. Pero, en esta entrega la novedad estrella es que los combates se realizan en equipos de tres. Y no se parecen en nada a los de la serie Vs. de Capcom.

El nuevo sistema de combate en ‘DISSIDIA Final Fantasy NT’ sigue apostando por vaciar la barra de salud de nuestros enemigos, sí, pero es casi imposible ganar sin tener en cuenta a nuestros dos compañeros de batalla: podremos asistir desde la distancia, ayudar a un segundo jugador a derrotar al mismo adversario o centrarnos en fulminar a un enemigo concreto y confiar en nuestros compañeros, pero el objetivo es el mismo: conseguir tres eliminaciones antes que el enemigo.

1

Naturalmente, es en la propia metodología dónde se encuentra la gracia: estaremos ante enormes arenas que podremos recorrer con una generosa libertad, todos inspirados en escenarios icónicos de la saga. Y para que su amplitud no sea un problema, la solución abordada ha sido ofrecer unas opciones de movilidad muy generosas: podremos correr por las paredes e incluso planear grandes distancias, aunque, según el personaje que usemos, quizás nos interese más mantener un margen de distancia estratégico.

Pero más allá de esto se han añadido dos mecánicas tan prácticas como espectaculares: por un lado está el sistema de bravura, en el que podremos potenciar nuestros golpes fuertes y deteriorar los de nuestros rivales a base de ataques normales. Algo que hará que la suerte del machacabotones que busque un espectáculo visual se doblegue ante la destreza del jugador experimentado.

A partir de ahí podremos rematar y sentenciar con más propiedad. Ahora bien, aquí jugamos en equipo, y si un aliado comienza a flaquear se verá reforzado -en circunstancias normales- por sus compañeros... y hasta por unas apoteósicas invocaciones.

Dispersos por el escenario irán apareciendo unos cristales que servirán para cargar nuestra barra de invocación. Al llenarla, podremos ejecutar un ritual (mantener pulsado el panel táctil del Dualshock) que una vez completado desatará una serie de ataques constantes por parte de Ifrit, Odin, Leviathan y hasta siete colosales criaturas, manteniendo un potenciador tras cumplirse el asalto inicial.

Un festival frenético de tajos, mandobles, asaltos, proyectiles mágicos y bestias colosales en el que es no es difícil iniciarse

En lo jugable, se puede decir que el paso por los tutoriales es sencillamente obligatorio. La importancia de cubrirse y saber esquivar es esencial y a pesar de las enormes posibilidades de movilidad que ofrece el juego, es necesario adaptarse al ritmo de los héroes y ser consciente de que si te atajan bien estarás a merced del enemigo durante un festival de ataques. Es más, la cámara o el sistema de apuntado (el cual se realiza con los gatillos del Dualshock) nos jugará una mala pasada en más de una ocasión.

1

¿El resultado? Entre los movimientos, los ataques y las invocaciones estaremos frente a un festival frenético de tajos, mandobles, asaltos, proyectiles mágicos y bestias colosales en el que es no es difícil iniciarse -tras el paso obligatorio por el tutorial de marras- y aclimatarse a las habilidades de cada héroe y villano, pero que recompensa generosamente la dedicación y las decenas de combates con una propuesta tan llamativa como sólida. Una diseñada para que incluso los más reticentes se atrevan con su online.

La proyección de DISSIDIA Final Fantasy NT dentro del género competitivo

Precisamente es la suma de todo lo anterior lo que consigue uno de los mayores logros de ‘DISSIDIA Final Fantasy NT’: la transición que lleva al jugador del inicial interés por desbloquear modos y contenidos hacia el salto hacia apartado competitivo. Algo que se hace, además, de manera muy natural. Y es en ese modo donde realmente reside el verdadero núcleo de la propuesta.

Como dijimos anteriormente, por muy espectaculares que sean las piruetas de los héroes y villanos del juego, ‘DISSIDIA Final Fantasy NT’ está diseñado para que la victoria favorezca -casi exclusivamente- a quienes juegan en equipo. Y en su multijugador online deberemos estar atentos a nuestro personaje y -en la misma medida- a los de nuestros aliados: existe una brecha enorme entre los jugadores que están perfectamente coordinados y se comunican con facilidad y aquellos equipos que se lanzan a la batalla sin un sistema.

1

El juego a tres héroes que nos propone Square Enix y el Team Ninja le da un aspecto único a la propuesta, incorporar una experiencia que hasta ahora era más propia de MOBAS o Hero Shooters como ‘Overwatch’: da igual lo mortífero que seas con Lightning si no consigues proteger a tu equipo.

Claro que, si te ves confiado, puedes atreverte a realizar las tres eliminaciones por tu cuenta y ganar la partida. Pero ten en cuenta que no será una victoria tuya, sino el hecho de que tus rivales no han sabido coordinarse entre sí.

Un equipo variado y bien organizado tendrá ventaja sobre uno homogéneo e incomunicado.

Dicho esto, no todos los héroes y villanos tienen el mismo rol en el equipo: algunos son hostigadores (Tidus, Lighting o Leon), otros pertenecen a la clase de vanguardia (Cloud, Sefirot o el Guerrero de la Luz), hay conjuradores (Como Terra o Kefka) y luego tenemos a los especialistas (Bartz, Vaan o el Caballero Cebolla).

Se podría decir que más allá de sus propias características existe una especie de prioridad de una clase sobre la otra, siempre que la sepamos usar con propiedad. Y pese a que el título ofrece generosas posibilidades, un equipo variado y bien organizado tendrá ventaja sobre uno homogéneo e incomunicado.

1

En este sentido, existe un chat de voz, aunque ‘DISSIDIA Final Fantasy NT’ evita cualquier barrera de idiomas con unos comandos que consiguen trazar estrategias rápidas llegado el momento con instrucciones simples como ‘Yo me dedico a destruir el cristal’, ‘Me encargo del enemigo número dos’ o informar del estado actual de nuestro personaje aunque estemos alejados. Algo bastante agradecido si, aunque jugar con un equipo de confianza y en nuestro mismo idioma sigue siendo la opción más ventajosa.

También podemos encontrar otras maneras de jugar, como una batalla por núcleos en las que deberemos defender nuestro cristal mientras eliminamos el del equipo rival. Pero a fin de cuentas las mecánicas esenciales se simplifican en saber dominar nuestro personaje, tener claros nuestros objetivos como equipo y usar los escenarios a nuestro favor. Y luego está el asunto de la rejugabilidad y el coleccionismo, claro.

Más allá de la gloria personal, ‘DISSIDIA Final Fantasy NT’ recompensa nuestros progresos con montones de desbloqueables. Algunos son ataques concretos, otros son títulos que podremos usar en nuestro perfil. Podremos abrir cofres aleatorios donde desbloquear iconos de jugador y hasta aspectos y armas alternativos.

1

Incluso tendremos a nuestra disposición una selección musical con algunos de los temas clave de la saga. Ahora bien, si somos unos incondicionales de ‘Final Fantasy IX’ y sólo queremos los contenidos relacionados con esta entrega, podremos adquirirlos con guiles de manera directa. Una manera interesante para materializar nuestra dedicación. ¿Lo suficiente como para afianzar la propuesta de cara a cualquier jugador?

La opinión de VidaExtra

Como comentamos al principio, Square Enix podría haberse limitado a hacer de ‘DISSIDIA Final Fantasy NT’ un título cuyo mayor activo fuese el fanservice: reunir a casi una treintena de personalidades muy queridas y reconocibles y enfrentarlas mientras las mejores piezas musicales de la serie se van sucediendo.

1

Pero, sin prescindir de lo anterior, se apostó por ofrecer una salida por la tangente dentro del género. Ya lo hizo hace diez años, y ahora lleva esa misma fórmula hacia un formato sólido y competitivo, en el que los ataques de una enorme magnitud, las acrobacias imposibles y las invocaciones a la altura de lo que se espera en un ‘Final Fantasy’ están aseguradas. Un conjunto de elementos dispares pero muy bien atados y presentados con el exquisito y delicado toque artístico que antecede a la saga.

‘DISSIDIA Final Fantasy NT’ es un título capaz de integrarse en cualquier evento de lucha y hasta tiene un interesante potencial como eSport, pero su sistema de juego y la enorme brecha que hay entre los equipos organizados y los casuales puede supone un desafío para cuajar entre los jugadores más casuales en beneficio de los más dedicados.

Pero -a fin de cuentas- son esos jugadores los que de verdad sostienen este tipo de iniciativas durante meses y años. Eso sí, los fans de la saga también encontrarán todo tipo de motivos para darle una oportunidad: Square Enix se propuso reunir a los héroes más queridos de su saga estrella por su 30º aniversario bajo una propuesta competitiva, y junto con el Team Ninja se tomó muy en serio que el resultado estuviera a la altura de su prolífico legado.

DISSIDIA Final Fantasy NT

DISSIDIA Final Fantasy NT

Plataformas PS4
Multijugador Si
Desarrollador Square Enix, Koei Tecmo
Compañía Square Enix
Lanzamiento 30 de enero de 2018
Precio 59,95 euros

Lo mejor

  • El apartado visual embelesa desde el primer minuto
  • Cada combate es un espectaculo muy intenso
  • Una selección impecable de estrellas de la saga Final Fantasy

Lo peor

  • A partir de cierto nivel de juego, la cominucación con el equipo por voz no es opcional
  • Su sistema de juego premia más la dedicación que la temeridad
  • El sistema de cámaras tiene margen de mejoras

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio