Compartir
Publicidad
Publicidad
Análisis de Yo-Kai Watch, un firme aspirante a sucesor de Pokémon
Análisis

Análisis de Yo-Kai Watch, un firme aspirante a sucesor de Pokémon

Publicidad
Publicidad

Si ahora os preguntase en qué franquicia os gustaría estar metidos para llevaros parte del pastel de sus beneficios, probablemente muchos de vosotros hablaríais de ‘Pokémon’ y muy pocos de ‘Yo-Kai Watch’, pero puede que todo eso cambie dentro de unas semanas.

Pese a ello aquí no estamos para hablar de números, pero ‘Yo-Kai Watch’ también aguanta el envite desde otras perspectivas, y es que además de ser una saga con un potencial enorme, también es un grandísimo videojuego que puede dar mucho que hablar en su llegada a occidente.

¿El nuevo Pokémon?

Yokai2

Hace algunas semanas ya tuve la oportunidad de hablar de él por aquí con unas primeras impresiones que me dejaron muy buen sabor de boca.

En ellas comentaba cómo la alianza de Level-5 y Nintendo habían conseguido sorprenderme con decisiones capaces de meterse en el bolsillo a grandes y pequeños por igual, así que ahora toca abordarlo desde otra perspectiva.

En concreto la del fan de ‘Pokémon’ de toda la vida que ahora se encuentra con una franquicia que, por fin, parece tener el potencial para hacerle sombra a Pikachu y compañía.

Como ya habréis adivinado la comparación es bastante recurrente, pero lo cierto es que no es del todo acertada. Sí, mientras en uno cazamos bichos para que luchen a nuestro lado aquí hacemos lo propio con fantasmas, pero la forma de encarar cada uno de sus aspectos es tremendamente distinta.

En ‘Yo-Kai Watch’ seguimos una historia que, más allá de las idas y venidas con guiones capaces de rozar el absurdo (lo del fantasma que le roba los calzones a un abuelo es el mejor ejemplo), parece hecha a medida para dar vida al anime que le acompaña en el lanzamiento.

Nada que ver con la excusa de ir recorriendo pueblos para conseguir medallas mientras hay un enemigo. Se palpa más profundidad en los personajes y, aunque no hay que olvidar que estamos ante un juego cláramente enfocado a los críos, el clásico toque costumbrista del Level-5 sale a relucir más pronto que tarde indicándonos que también hay hueco para algo más que chistes fáciles y niños corriendo de aquí para allá.

Jugando a Yo-Kai Watch

Lo mismo ocurre con las batallas, que aquí no nos abordarán de forma automática porque dependerán de la historia o del jugador. Las primeras están claras y no necesitan demasiadas explicaciones, son las que hacen avanzar la trama, y en las segundas seremos nosotros los que, en busca de intentar aumentar nuestra colección de Yo-Kai, deberemos hacer caso a nuestro radar para perseguir a los espíritus que se esconden por la ciudad, ya sea subidos a un árbol o debajo de un coche.

Yokai4

Algo tan simple como eso ayuda a que todo fluya a un ritmo distinto, uno que sólo un mapeado enorme y la falta de opciones a la hora de marcar qué misión queremos seguir consiguen romper. Y es que tal y como comentaba en mis impresiones durante las primeras horas, en todo momento parece más importante ayudar al prójimo cumpliendo tareas que dedicarse a luchar y a cazar.

Así, ‘Yo-Kai Watch’ abre dos vías de interacción completamente válidas, las de aquellos que disfrutan de la historia y sus recados y, por el otro lado, la de los que prefieren centrarse en las misiones principales mientras amplían su colección de fantasmas.

Hacer esto último tampoco es similar a ‘Pokémon', ya que no usaremos un objeto en concreto para darles caza, si no que deberemos ganarnos su amistad entregándoles comida que les guste para que, una vez finalizado el combate, decidan unirse a nosotros.

No es fácil y responde a cierta aleatoriedad, así que aquellos que se dediquen por completo a esta tarea tienen un reto por delante que, por momentos, a mí me ha parecido algo frustrante, sobre todo cuando empieces a encontrarte con fantasmas raros. Desconozco si es algo que han arreglado en entregas posteriores, pero sería de agradecer.

Yokai3

Un juego que entra fácil y sale mejor

Y entramos en el último punto que nos queda por comentar, el de sus combates, un aspecto complicado porque no entra por los ojos a la primera, por así decirlo.

Nuestro equipo de seis Yo-Kai siempre está en la batalla, pero sólo tres de ellos lucharán hasta que decidamos ir rotando la ruleta que marca su posición en el encuentro.

De la sinergia entre ellos depende su efectividad, así que después de recibir ese primer jarro de agua fría al encontrarnos con luchas automatizadas donde parece que no hay mucho que rascar, iremos desgranando una profundidad en la que la relación entre fantasmas y sus habilidades tendrán mucho que decir.

Pese a que ellos se encarguen de atacar, defender y realizar magias por su cuenta, en nuestra mano estará el uso de sus habilidades especiales que se recargan con el tiempo.

Ya sean ataques más poderosos o magias con efecto tanto para nuestro equipo como para el enemigo, todas se ejecutarán mediante un minijuego que, lejos de hacerse pesado por repetitivo, entretiene bastante e incluso cede algo de hueco a añadir presión a la mezcla.

Lo que empieza siendo fácil y simple acaba convirtiéndose en todo un reto, así que lo de sus combates podría ser una buena analogía de lo que es ‘Yo-Kai Watch’, un título enfocado para niños que parece destinado a convertirse en el nuevo sacacuartos de Nintendo pero que, tras rascar la superficie, acaba demostrando ser una opción más que recomendable.

Dista mucho de ser un juego perfecto y por momentos consigue flojear haciendo que el ánimo decaiga un poco, pero luego te viene a la mente que hay dos entregas más en camino y que los cambios introducidos son más que sustanciales, así que es fácil olvidarse de sus puntos más flojos y subirse de lleno al tren de ‘Yo-Kai Watch’. De hecho parece uno de esos que, o te subes, o te arrolla, pero eso lo comprobaremos dentro de unas semanas.

Yo-Kai Watch

Yo-Kai Watch

Plataformas Nintendo 3DS
Multijugador No
Desarrollador Level-5
Compañía Nintendo
Lanzamiento 29 de abril de 2016
Precio 31,90 euros

Lo mejor

  • Infinidad de misiones y fantasmas por cazar
  • Los combates acaban siendo todo un reto
  • Es un juego simpático y divertido

Lo peor

  • Algunos aspectos pueden acabar siendo repetitivos
  • Su historia es algo lenta en algunos tramos
  • Algunos Yo-Kai son demasiado similares entre sí


Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos