Publicidad

Guilty Gear Xrd SIGN: análisis

Guilty Gear Xrd SIGN: análisis
12 comentarios

Publicidad

Publicidad

Hoy en día es muy difícil crear un título de lucha en 2D que triunfe y le haga sombra a los pesos pesados del género. En los noventa el duelo más excitante lo libraron Capcom y SNK, con joyazas a cada cuál más buena. Sin embargo a finales de los noventa Arc System Works le echó un par de bemoles y parió 'Guilty Gear' en la primera Playstation bajo el mandato de Daisuke Ishiwatari.

Y muchas cosas han pasado desde entonces. Tras múltiples entregas, con revisiones y demás, su cénit lo alcanzó, casi sin discusión, en 2005, con 'Guilty Gear X2 #Reload' (del que algún día me gustaría hacer un retroanálisis a la altura), y de ahí vino su declive, con un arriesgado (y no muy avenido) 'Guilty Gear Isuka', y más ediciones para hacer caja en otras plataformas, llegando su parón en 2008. Desde entonces nos quedamos sin 'Guilty Gear' y Arc System Works se centró en crear otra saga similar ('BlazBlue'), hasta que obró la magia a finales de diciembre de 2013 con el regreso de Sol Badguy y cía. Pero, ¿ha estado a la altura 'Guilty Gear Xrd SIGN' o se ha quedado a medias?

Cierto sabor agridulce con un regreso demandado

Guilty Gear Xrd SIGN

Poco ha cambiado mi opinión tras las primeras impresiones que le dediqué en diciembre. Y es que lo importante ya se podía comprobar a simple vista. 'Guilty Gear Xrd SIGN' cojea, casi exclusivamente, en su paupérrima plantilla de luchadores, con grandes y dolorosas ausencias, como Baiken, Dizzy, Testament o Jam Kuradoberi o Johnny, por citar tan solo unos pocos que se han quedado atrás.

Por si fuera poco, esto duele más al saber que Team Red ha relegado a dos de los rostros nuevos en forma de DLC. Si bien Elphelt Valentine viene con su reserva y también es gratis temporalmente, no es así para Leo Whitefang, que ha llegado poco después de ponerse a la venta el juego en Japón y Estados Unidos (no, 'Guilty Gear Xrd SIGN' aún no muestra señales para Europa) por 800 yenes. ¿Qué es, en definitiva, lo que se le exige, como mínimo, a una iteración? Que supere en todo a su antecesor, y si hablamos de luchadores, no se puede bajar de la cifra del anterior. Pues bien, aquí, con todo desbloqueado, nos quedamos en 17 personajes. Aunque por lo menos, como viene siendo norma habitual en Arc System Works y esta saga en particular, todos son únicos.

Esto no es 'Street Fighter' o 'Tekken', en donde hay primos hermanos. Si de algo siempre ha podido presumir 'Guilty Gear' es en ofrecer una variedad envidiable en su elenco protagonista. Elenco que, por otro lado, sigue gozando de referencias musicales. ¿Sabéis, por ejemplo, a quién hace referencia Leo Whitefang? Pues al grupo White Lion (muy en la línea de Mr. Big), conocido por su hit "When the Children Cry". Porque 'Guilty Gear' nunca ha ocultado su pasión por la música.

Elphelt Valentine, Sin Kiske, Leo Whitefang, Bedman y Ramlethal, los nuevos de Guilty Gear Xrd SIGN

Guilty Gear Xrd SIGN

Entrando en materia, cuando se presentan nuevos personajes en un videojuego de lucha, lo que importa es saber si encajan bien, y no solamente eso, que no desnivelen las partidas. Hasta aquí puedo decir que todo bien, sin sobresaltos, a pesar de que algunos rostros me han parecido demasiado estrafalarios incluso para 'Guilty Gear'. Aunque estando Faust, ¿qué puede sorprender? En este caso, sin lugar a dudas, Bedman, el misterioso chico postrado en una cama mecanizada.

Guilty Gear Xrd SIGN

Dominar a Bedman es una tarea que se antoja complicada de inicio. Y ya no digamos, por lo tanto, saber cómo enfrentarse a él, porque sus ataques suponen toda una novedad en la saga (y en cualquier título de lucha), al dejar marcas que, como si fuese una cinta de vídeo, podemos rebobinar para avanzar de nuevo y replicar el ataque. Una movida muy loca. Por si esto no fuera poco, podemos dejar distintas marcas de varios de estos ataques especiales para volver loco al rival. Además Bedman cuenta con otros ataques básicos de corto y largo alcance, especialmente el HS agachado, que llega hasta el otro extremo de la pantalla. En definitiva, un añadido muy interesante y único que encaja perfectamente en el universo de 'Guilty Gear'.

Guilty Gear Xrd SIGN

Con Elphelt Valentine, por otro lado, tenemos la incorporación más estándar (para ser 'Guilty Gear', claro) que, a su vez, le imprime un toque picante por su exhuberante cuerpo. En lo personal me ha gustado por su personalidad (no seáis mal pensados), ya que en las celebraciones de victoria se entusiasma a lo bestia y planea la boda con la persona a la que acaba de vencer (true story). Y si se enfrenta a una chica (a Elphelt le van los tíos), entonces le dice que van a ser las mejores amigas del mundo... y que le presente a un chico para casarse con él. Las risas. En cuanto a su estilo de lucha, viene equipada con todo lo necesario para ir a una boda, como un ramo de flores, con el que hace un ataque parecido a Millia Rage, ése en el que se desliza con su pelo. La nota de color y originalidad la ponen, eso sí, sus armas de fuego, tanto a corta distancia, en lo que haría las veces de escopeta, y a larga distancia, con un rifle de francotirador con el que podemos apuntar a la pantalla (ved la imagen superior). También es de las incorporaciones más fáciles de manejar.

Guilty Gear Xrd SIGN

No es casualidad que Ramlethal y Elphet se apelliden igual. A fin de cuentas ninguna de las dos es humana. Ahora bien, mientras que una es buena, la otra es una de los jefazas más puñeteras con las que me he topado estos últimos años. De tirar el mando a la pantalla por lo rastrera que es al ver cómo utiliza, en muchas ocasiones, un ataque que no se puede parar (podemos protegernos, pero llega un punto que la barrera no surte efecto) y del que nuestros ataques no hacen nada. Lógicamente cuando la manejamos no es tan poderosa, pero sigue siendo interesante por la dualidad de sus espadones, con los que puede hacer diferentes ataques dependiendo de si están enfundados o no. Esto hace, inevitablemente, que también resulte complejo dominar a Ramlethal. De todos modos, ha sido con el que menos he disfrutado, y no lo digo por haber sufrido en sus carnes más de una derrota en el duelo final. Que también. Al menos, eso sí, me desquité en un combate con Ky Kiske endosándole un Perfect en la última ronda. Like a boss. Nunca mejor dicho.

Guilty Gear Xrd SIGN
Guilty Gear Xrd SIGN

¿Recordáis esa época en los videojuegos de lucha en la que desbloqueábamos a los luchadores con nuestro esfuerzo? Pues con Sin Kiske, hijo de Ky y Dizzy, se ha vuelto a repetir. Es, como habréis deducido sabiamente, el único luchador que podremos desbloquear (aunque se puede pagar con dinero real si no queremos esperar), cosa que conseguiremos recaudando 200.000 World Dollars, que es la moneda del propio 'Guilty Gear Xrd SIGN'. ¿Y cómo se consigue ese dinero? Pues jugando, completando la historia, luchando contra la gente o completando desafíos. Y lleva mucho, pero que mucho tiempo lograr tanta suma de dinero. Pero merece la pena. Porque Sin Kiske mola mucho. Ahora bien, es muy perro. Tiene ciertos ataques con su bastón que sí que consideraría muy top tier debido a su alcance y al daño que produce (y es fácil de manejar, para más inri). Me ha llamado la atención, en cualquier caso, que cuente con una barra especial... para el hambre. O dicho de otro modo: si usamos muchos ataques especiales y dicha barra llega a cero, no podremos hacer más especiales hasta que Sin se zampe más comida (media luna hacia atrás y HS). Un detalle bastante simpático, como véis.

Guilty Gear Xrd SIGN

Me parece muy rastrero poner un personaje en DLC un par de semanas después de salir el videojuego. Sobre todo si, como en este caso, es un luchador que sale en algunas cinemáticas. Si lo queremos no nos quedará otro remedio que pasar por caja. Y aunque no soy, para nada, amigo de estas iniciativas, tenía que ver cómo era con motivo de su análisis. Al menos, como dejó entrever su gameplay a fondo, es una incorporación también muy interesante que viene a cubrir el hueco de los contendientes efectivos. Leo Whitefang es muy potente y en algunos ataques me ha recordado vagamente a Lobezno (no es tan rápido como él, sino por su uso con las espadas cruzadas). Pero como estamos en un 'Guilty Gear', no podía ser normal, y como si de Hwoarang se tratase (por decir uno conocido del 'Tekken'), cuenta con dos posturas distintas (de cara y de espaldas) con ataques únicos para cada posición, como es lógico. Hasta cuenta con una posición defensiva que realiza automáticamente una contra. Mola.

A 'Guilty Gear Xrd SIGN' se le podrá achacar, y con razón, que Team Red haya abandonado iconos de la saga para brindarnos rostros nuevos. Pero por lo menos ha sabido incorporar personajes llamativos que no desentonan ni un ápice en este imaginario. Aunque si lo extrapolamos a otros casos sonados, no hemos tenido que prescindir de tantos como en 'Street Fighter III'. ¿Y acaso no fue acogido fenomenalmente bien tras adaptarse a las nuevas caras? Pues eso. La pena es que la plantilla se haya quedado coja y que para este regreso no se haya echado toda la carne en el asador.

Espectacular en lo visual, contundente en la música, y casi infinito en sus múltiples modos de juego

Guilty Gear Xrd SIGN

Donde 'Guilty Gear Xrd SIGN' pasa con nota es en lo relativo a sus modos de juego, porque ahí sí que nos podemos echar horas y horas hasta completarlo todo. Aparte del sempiterno modo Arcade, en donde nos las veremos con la puñetera Ramlethal en casi todos los finales (excepto, por ejemplo, con Slayer y Venom; foto superior), y del clásico Versus, tanto en local como online, este trabajo de Team Red quiere que dominemos al dedillo todas las técnicas de esta nueva entrega, y para ello nada mejor que empezar por el siempre útil Tutorial, para aprender literalmente todo lo posible, y desde ahí enfundarse el traje de profesional con los modos Challenge y Mission, en donde le sacaremos todo el jugo mientras nos las vemos y deseamos para cumplir algunos desafíos.

Para que os hagáis a la idea, en Challenge nos centraremos en cada personaje, uno por uno, para completar todos sus retos, desde lo más básico, como ejecutar todos sus ataques, a combos bestiales en donde el timming debe ser esencial. Si queremos manejar a alguien de la mejor forma posible, no podemos descuidar este apartado, ya que sabremos todo lo necesario para darle candela al rival y aprovechar cualquier mínima ocasión para encadenar un combo sin que toque el suelo. Sumando todos los desafíos, junto con los de Leo Whitefang y cía, la cifra supera los 600. ¡Tela!

El modo Mission, por otro lado, nos propone retos especiales dentro de situaciones con las que nos toparemos en cualquier momento. Aquí tendremos un total de 60 misiones que nos ayudarán a perfeccionar técnicas esenciales como los Roman Cancel en sus distintas variantes o devolver un ataque tras ejecutar correctamente un Blitz Shield (un bloqueo especial que gasta energía). Este modo es bastante adictivo (y complejo) ya que para conseguir la puntuación perfecta de cada misión deberemos repetir varias veces el movimiento en cuestión. Así nos aseguramos el dominarlo.

De ese modo me ha gustado también que la mitad de esos retos se centren en cómo afrontar en duelo a cada personaje. Por ejemplo, ¿cómo contrarrestar un ataque de múltiples bolas de billar de Venom sin que nos dé ninguna? Al menos en casos como estos podemos escoger personaje.

Guilty Gear Xrd SIGN

Llama la atención que otro de los modos, el de la Historia como tal, sean tan solo vídeos. Sobra decir que en el Arcade hay cinemáticas (y muy chulas, por cierto), mientras que en la Historia la cosa se extiende bastante, desvelando innumerables detalles de la trama. Tanto en uno como en otro caso, con una estética anime muy marcada.

Estética que, por otro lado, también se extiende a los combates, con unos personajes de gran tamaño mejor animados que nunca y unos fondos en 3D con todo lujo de detalles gracias al motor Unreal Engine 3. Sí que es cierto que la velocidad ha disminuido un poco respecto a la anterior entrega, pero sigue siendo un juego de lo más frenético en donde no se puede dar tregua al rival.

El cénit de los combates, como no podía ser de otra manera, nos llega de la parte de los ataques Destroyer, que vienen a ser los fatality y que podemos utilizar en cualquier momento... sacrificando toda la barra de especiales. Y si fallamos, nos quedamos sin ella hasta la siguiente ronda. El caso es que estos ataques son una burrada y las cinemáticas que se generan son un pasote, también como si de un anime se tratase. Y si a eso le sumamos que 'Guilty Gear Xrd SIGN' cuenta con algunas canciones bastante potentes, como la de Heavy Day, tenemos la fiesta asegurada. ¿Y qué pasa si no nos gustan algunos temas? Pues que podremos desbloquear canciones clásicas de la saga gastando World Dollars. No están todas, pero no faltan títulos como "Holy Orders (Be Just or Be Dead)", "Suck a Sage" o "The Midnight Carnival". Puntazo.

¿Qué pasa con Guilty Gear Xrd SIGN en España?

Guilty Gear Xrd SIGN
Actualización: hoy, 3 de junio de 2015, se ha puesto a la venta en España sólo en digital.

Por último, aparte del modo online, con salas de hasta 64 jugadores ordenadas por región, con chat para intercambiar impresiones y la posibilidad de jugar entre usuarios de PS3 y PS4, con una amplia gama de opciones para trastear en las búsquedas de las partidas, el últimamente habitual M.O.M. es otro de los modos en los que se nos irán muchas horas. Disputaremos combates de toda índole contra la máquina en los que iremos ganando experiencia, pudiendo mejorar distintos parámetros e incluso equipándonos con objetos para usar en los combates, como bombas. Cada enemigo tendrá debilidades y fortalezas únicas, como por ejemplo el no poder hacerle daño salvo que hagamos un combo. A medida que ganemos combates iremos desbloqueando más dentro de un mapa que recuerda el panal de las abejas, con recuadros hexagonales. Lo bueno es que, llegado un punto y si cumplimos ciertos requisitos, podemos rejugar combates que hayamos ganado antes.

A modo de curiosidad, decir que en PS4 escucharemos las frases míticas de la saga, como "Heaven or Hell" o "Let's Rock", por medio del DualShock 4. Aunque se queda en eso, simple anécdota.

Llegados a este punto, como nota claramente negativa, está el hecho de que 'Guilty Gear Xrd SIGN' no cuente todavía con fecha para España ni el resto de Europa. Sabemos que lo hará en algún momento de 2015, pero la cosa está en al aire. En recreativas de Japón debutó, a lo tonto, hace casi un año (febrero de 2014), mientras que a Japón (versión analizada) el 4 de diciembre y en Estados Unidos el 16 del mismo mes. Y conociendo la trayectoria de Arc System Works, no sería de extrañar que cuando se anuncie una fecha para Europa, ya se esté trabajando en una ampliación de éste.

Sea como fuere, el que busque una buena ración de 'Guilty Gear' la tendrá aquí, en 'Guilty Gear Xrd SIGN', pero uno no puede evitar el pensar que pudo ser más grande su regreso. Los que seguimos las andadas de Sol Badguy y compañía sabemos que prácticamente no tiene rival, a pesar de no disponer de la fama de un peso pesado como 'Street Fighter', sin embargo parece que Team Red ha centrado sus esfuerzos en dejarlo precioso más que en ofrecer el 'Guilty Gear' definitivo.

8,0

Guilty Gear Xrd SIGN

Guilty Gear Xrd SIGN

Plataformas PS3 y PS4 (versión analizada)
Multijugador Sí, dos jugadores (local, y online con lobby para 64)
Desarrollador Team Red
Compañía Arc System Works
Lanzamiento 3 de junio de 2015 en España
Precio 39,99 euros (PS3) y 49,99 euros (PS4) vía PSN

Lo mejor

  • Gráficamente espectacular
  • Las nuevas incorporaciones
  • ¡Guilty Gear ha vuelto! Let's rock!

Lo peor

  • Grandes ausencias en la plantilla
  • Leo Whitefang en DLC
  • El modo Historia con vídeos

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir