Publicidad

‘Killzone: Shadow Fall’: primer contacto con el multijugador

‘Killzone: Shadow Fall’: primer contacto con el multijugador
22 comentarios

Publicidad

Publicidad

En Guerrilla Games tienen ganas de introducir novedades en ‘Killzone’, la saga que crearon hace prácticamente nueve años para Sony, pero por lo que he podido jugar de su ‘Killzone: Shadow Fall’, la entrega encargada de abrir fuego en PS4, no vamos a ser testigos de ninguna revolución.

El género de los FPS debe renovarse profundamente y yo diría que, en estos momentos, es ‘Titanfall’ el título que tiene todas las papeletas para alzarse como el juego que vino a darle un toque de aire fresco a los pegatiros. ‘Killzone: Shadow Fall’ trae bajo el brazo algunas ideas interesantes en su multijugador (es a lo que he podido echarle el guante en la Gamescom), pero lo cierto es que su propuesta no llega a sorprender.

Las Warzones personalizables son la principal novedad de ‘Killzone: Shadow Fall’

En una pequeña sala de un hotel situado en Colonia, a pocos metros del recinto que acogía la Gamescom, los responsables de ‘Killzone: Shadow Fall’ nos pusieron un pad de PS4 en las manos, unos cascos en las orejas y un buen televisor en los morros. Las instrucciones fueron claras: sois siete aquí y os vais a ver las caras con otros ocho tipos duros que están en Amsterdam. Vais a probar dos mapas distintos y dos modos de juego. Que gane el mejor.

Killzone Shadow Fall

El primero de los mapas lo habréis visto en vídeo y a nivel de estilo y ambientación se sale de lo habitual en ‘Killzone’: sol, árboles, vegetación y luz. El segundo mapa es el que cualquiera podría esperar de un título de esta saga: oscuro, grisáceo y triste. Uno de dimensiones reducidas, muy directo; el otro más amplio y con más posibilidades estratégicas. En cualquier caso las partidas se desarrollan a todo trapo y cuando además no hay comunicación con el resto del equipo pasa lo que pasa: cada uno a su historia y sálvese quien pueda.

Lo verdaderamente importante en el multijugador de este ‘Killzone: Shadow Fall’ son las Warzones personalizables. En las dos anteriores entregas aparecían como uno de los modos multijugador, pero en ‘Killzone: Shadow Fall’ tendremos la posibilidad de crear nuestras propias Warzones con las reglas que nos dé la gana. Y no sólo eso, sino que podremos compartirlas con el resto de la comunidad.

Killzone Shadow Fall

Esto nos lleva a otro aspecto interesante: desde Guerrilla Games podrán seleccionar aquellas Warzones creadas por los jugadores que consideren más divertidas o interesantes para colocarlas en una pestaña desde la que ganarán visibilidad. La vida del multijugador se hace casi infinita gracias a las múltiples combinaciones que podremos ir creando entre todos.

Clases y armas desbloqueadas desde el principio

Cuando uno coge el pad entre las manos y decide meterse en el multijugador de ‘Killzone: Shadow Fall’ tiene un verdadero arsenal a su alcance desde el principio. Sí, lógicamente podremos conseguir mejoras, pero todo está desbloqueado nada más empezar. Y aquí no hay puntos de experiencia que ganar, sino retos que cumplir (más de 150). Es un sistema distinto al que suelen ofrecernos la mayoría de FPS, pero las dos partidas que nos dejaron echar no nos dieron para ver el alcance de este sistema.

Por último cabe mencionar lo que nos comentaron los chicos de Guerrilla Games durante la sesión de juego: a los mapas multijugador que vienen incluidos en el juego se añadirán diez más totalmente gratuitos. Y eso siempre es de agradecer. Por otro lado recibiremos expansiones con nuevas armas, clases, etc. que, en este caso, sí serán de pago.

Las primeras sensaciones con el multijugador de ‘Killzone: Shadow Fall’, en definitiva, no fueron malas, pero tampoco me dejaron con la boca abierta. Guerrilla no pretende revolucionar el género, simplemente han querido darle un mayor control a los jugadores con la personalización de las Warzones y la posibilidad de compartirlas con la comunidad, e introducir algunos experimentos como el estilo del primer mapa que os comentaba antes.

Por si os interesa el dato, gráficamente ‘Killzone: Shadow Fall’ tenía un aspecto imponente a pesar de tratarse de un código pre alfa. Eso sí, me gustaría que solucionaran el efecto “balas de mantequilla”: ya puedes ir armado con la ametralladora más salvaje del mundo que para acabar con un enemigo tienes que dejarte el cargador entero. Unos puntos más de daño por arma creo que le vendrían bien.

Plataformas: PS4 Desarrollador: Guerrilla Games Compañía: SCE Lanzamiento: 29 de noviembre de 2013 Precio: 69,95 euros (en Amazon lo tienen a 61,99 euros, por ejemplo)

Killzone: Shadow Fall

Killzone: Shadow Fall

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir