Publicidad

Lara Croft and the Temple of Osiris: análisis

Lara Croft and the Temple of Osiris: análisis
13 comentarios

Publicidad

Publicidad

Andaba Lara Croft algo alicaída, viendo cómo su saga seguía descendiendo en barrena sin vistas a que el motor consiguiese reaccionar para evitar el desastre. Aún faltaban cuatro años para que la situación diese un giro y 'Tomb Raider' volviese a brillar con la misma intensidad que a finales de los 90, pero antes de eso hubo hueco para otro experimento, un abandono de la fórmula clásica para acercarse a otra perspectiva de la arqueóloga.

'Lara Croft and the Guardian of Light' suponía un cambio drástico, una aventura menor en la que los valores de producción y el coste del desarrollo cambiaban por completo, modificando mecánicas y dando a entender que el único arreglo que tenía la situación era un motor llamado cambio. Sin embargo aquél título menor resultó ser todo un éxito, una odisea mucho más querida por el usuario y la puerta de entrada a un spin-off que ahora continúa con la llegada de 'Lara Croft and the Temple of Osiris'.

Otro Tomb Raider sigue siendo posible

Croftosiris1

Aquí, como en la epopeya del Guardián de la Luz, la vista isométrica deja a un lado las escenas de acción y el plataformeo en busca del espectáculo para dar paso a unos saltos más clásicos, un sistema de disparo de doble joystick y, por encima de todo eso, el retorno de los puzles de palancas e interruptores.

Las mecánicas siguen siendo exactamente las mismas, visto aquél visto este, y el cambio más destacable es la posibilidad de jugar a cuatro bandas, ya sea por la vía de la conexión a internet o por el cooperativo local de colección de mandos y un sofá en el que apalancar el trasero, sin duda alguna la opción más recomendable para coordinarnos y, para qué nos vamos a engañar, fastidiar al prójimo.

Reside ahí gran parte de la gracia de este 'Lara Croft and the Temple of Osiris', viendo cómo acción y puzles se modifican para adaptarse al cambio entre jugar en solitario o hacerlo acompañados de uno o varios jugadores.

Así, lo que antes era una palanca y dos saltos para superar una zona, ahora se convierte en una palanca, dos saltos y otra palanca al otro lado que permitirá que quien haya quedado activando las plataformas por las que pasar pueda seguir el camino de su compañero.

Croftosiris3

Una Lara Croft como el café: corto e intenso

Eso no significa que jugar en solitario sea menos interesante, aquí el único pero viene de la mano de una aventura con una duración bastante escasa (apenas una tarde para alcanzar y vencer al jefe final) y una dificultad que está lejos de ser un reto, puzles incluidos.

'Lara Croft and the Temple of Osiris' se apoya en los retos de pique y puntuaciones, y en los templos con puzles bastante más elaborados que nos brindarán mejoras para el personaje o armas especiales, para aumentar la vida del juego. También en el clima, controlado desde la base central para dar paso a lluvia, nieve, noche o el sol abrasador del desierto que cederán cambios a cada uno de los niveles para intentar alargar su rejugabilidad.

Sería un mal menor si no estuviésemos hablando de pases de temporada como principal baza de su vida útil. Es cierto que el precio no es el mismo que el de una superproducción, pero el Templo de Osiris se queda corto y sólo los completistas, fanáticos de destrozar vasijas y cazar logros, podrán sacarle todo el partido.

Croftosiris2

¿Qué tal Temple of Osiris? Bien

Más allá de eso el juego peca de continuista, demostrando una falta de ambición que choca al querer ir más allá con la edición física para PS4 y PC manteniendo prácticamente intacta la jugabilidad y sólo limitándose a cambiar la lanza de 'Lara Croft and the Guardian of Light' por un báculo capaz de ralentizar o acelerar plataformas y objetos.

Tiene su parte mala, la que llevará a los más críticos a pensar que con 'Lara Croft and the Temple of Osiris' están ante un DLC con gráficos mejorados de su antecesor, pero la buena, la que verán aquellos que entiendan que esto no deja de ser un juego descargable para aguantar la espera hasta 'Rise of the Tomb Raider', es que el fantástico spin-off que nos brindó Crystal Dynamics se mantiene aquí igual de atractivo para los que siguen enamorados de Lara y quieren dejar de lado los gemidos y la acción de aviones explotando en pos de puzles y plataformas de otra época.

6,5

Lara Croft and the Temple of Osiris

Lara Croft and the Temple of Osiris

Plataformas Xbox One, PC, PS4 (versión analizada)
Multijugador
Desarrollador Crystal Dynamics
Compañía Square Enix
Lanzamiento 9 de diciembre de 2014
Precio 19,99 euros

Lo mejor

  • Una aventura clásica de plataformas y puzles
  • Los completistas tienen mucho trabajo por delante
  • El cooperativo a cuatro bandas es un filón

Lo peor

  • Aventura principal de duración escasa
  • Que jugar online suponga abandonar tu progreso en solitario
  • Dificultad excesivamente baja

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir