Compartir
Publicidad
Laser League me ha vuelto a demostrar que no se puede prejuzgar un videojuego porque nos parezca feo
Deportes

Laser League me ha vuelto a demostrar que no se puede prejuzgar un videojuego porque nos parezca feo

Publicidad
Publicidad

Al apartado gráfico de un videojuego le doy la importancia justa. Nunca me ha parecido el aspecto más importante, pero sí que puede jugar un papel disuasorio para no probar de antemano un título. Es lo que me sucedía con 'Laser League' hasta ahora por culpa de su estética Tron, poco atractiva para mi gusto.

Tampoco ayudaba que no sea muy fan de los trabajos de Roll7, como los 'OlliOlli'. Pero como este finde estrenaba beta abierta, y no se puede prejuzgar algo por su apariencia, le quise dar una oportunidad con mi compañero Sergio. Y me alegra mucho haberlo hecho, porque la propuesta de 'Laser League' es muy divertida.

Crear un deporte (y que funcione) no es fácil

280118 Laser 01

No es fácil dar con la fórmula del éxito, y menos cuando se intenta innovar creando deportes alternativos. Lo de 'Rocket League' es un fenómeno atípico, pero ante el que inevitablemente se toma como referencia ahora cuando vemos videojuegos deportivos alternativos. Una liga a la que obviamente le gustaría entrar a 'Laser League'. ¿Su problema? Su carta de presentación visual.

En esta industria, como en cualquier ámbito de la vida (por desgracia), la primera impresión juega un papel fundamental de selección. Esa primera criba no se superó en mi caso con esta obra de Roll7 al ver en ella otro intento fallido de replicar la parafernalia de Tron con más variantes futuristas del deporte con láseres. Su estética es minimalista hasta la extenuación, dando énfasis únicamente a los láseres y a los personajes. El resto es secundario.

Si bien cada estadio varía la iluminación y, por ende, sus colores, al final todo se reduce a prestar atención a los distintos láseres que podemos activar para eliminar al rival, y también qué tipo de power-ups se van desplegando aleatoriamente por el escenario. Su premisa es sencilla, lo cuál sí es un acierto.

Dándole una oportunidad a Laser League

280118 Laser 02

Pero que nuestro objetivo sea sencillo, no quiere decir que obtener la victoria vaya a ser un paseo de rosas. Cada estadio varía los patrones de los láseres, y estos su movimiento y tamaño. Y es gracias a la combinación de esto y a cómo pueden cambiar las tornas los power-ups (invertir los láseres, cargar al instante los poderes, etc), donde 'Laser League' despliega todo su potencial.

Inicialmente era bastante escéptico, ya digo, e incluso me parecía excesivo el número de clases (Smash, Thief, Ghost, Shock, Snipe y Blade), pero todo está muy bien pensado y acaba resultando una delicia en compañía de otros, tanto en partidas de dos contra dos, como en las de tres contra tres. Porque podemos crear combinaciones bastante locas si sabemos jugar las cartas de cada clase.

Aunque algunas necesiten un reajuste por dar la sensación de ser mucho más poderosas que el resto, se crean tácticas muy interesantes, como aturdir al rival para que se quede en el suelo y pueda ser arrollado por un láser que habíamos activado previamente, o que nuestro compañero Snipe lo remate tejiendo un teleport que pase por encima de él. Las combinaciones dan mucho juego.

Al pique también ayuda la estructura de cada partida, con tres victorias por set y una victoria absoluta al acumular dos sets, viendo cómo el equipo perdedor, entre cada ronda, puede variar sus clases o los distintos potenciadores para intentar revertir la situación. A lo tonto acaba enganchando y tanto Sergio como un servidor esperamos con ganas su versión final, aunque antes tendrá que debutar en Steam Early Access el próximo 8 de febrero. Si todo va bien, su versión completa estará disponible en unos meses para Steam, PS4 y Xbox One.

En VidaExtra | Hemos jugado a Laser League, la próxima gran joya futurista de Roll7 que apuesta por el multijugador competitivo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos