Compartir
Publicidad
Análisis de Football Manager 2019, cuando la entrega más profunda y exigente también es perfecta para abordar la saga
Estrategia

Análisis de Football Manager 2019, cuando la entrega más profunda y exigente también es perfecta para abordar la saga

Publicidad
Publicidad

Tras el regreso de las propuestas futboleras de EA Sports y Konami, SEGA mueve ficha con Football Manager 2019, el mejor simulador de gestión deportiva con diferencia. Y si llevabas tiempo pensando en darle una oportunidad a la experiencia, estás de suerte: sin sacrificar ninguno de sus aspectos, es el punto de partida perfecto para lanzarse a la saga.

Sports Interactive sigue enfrentándose a los problemas de las dos últimas ediciones, desde luego. La pérdida de las licencias en Football manager 2017 puso en manos de los fans y la Workshop de Steam ese aliciente extra por obtener ese realismo absoluto que buscan los más apasionados por el deporte Rey.

Aunque en esta ocasión se ha reconquistado el territorio Alemán: la Bundesliga vuelve a Football Manager, y con el las licencias del Dortmund, el Bayern de Múnich, el Schalke 04 y el resto de equipos germanos.

Eso sí, dicen que la necesidad agudiza el ingenio y los ingleses han aprovechado para lanzar una entrega más ambiciosa y con novedades tremendamente acertadas. Algo complicado tras las novedades introducidas en una entrega anterior que ya tenía en cuenta el efecto Brexit.

Football Manager 2019 es el punto de partida perfecto para lanzarse a la saga.

Y pese a que eso se traduce en que tendremos que gestionar clubes - los de LaLiga Santander con nombres oficiales y escudos genéricos- a través de nuevas bases de datos y todavía más capas de información, conviene recordar que siempre tendrás a mano la posibilidad de relegar en alguien lo que no quieras hacer. El nivel de implicación lo marcas tú mismo, pero la fórmula sigue siendo igual de adictiva.

El mejor simulador de gestión deportiva ha vuelto superando nuestras expectativas

Fiel a su propio nombre, Football Manager regresa para darnos la posibilidad de controlar prácticamente todos los aspectos de un equipo de fútbol: desde la bienvenida por parte de la directiva hasta las tácticas durante el partido, incluidos los gritos de ánimo. De hecho, el único elemento que no estará bajo nuestro control será el balón.

En este aspecto, lo primero que tendremos que tener claro es qué clase de Mánager queremos ser y en qué equipo queremos arrancar nuestra carrera. En el caso de que queramos arrancar desde uno, claro. En este sentido, se puede decir que el renombre y el presupuesto de cada equipo marcará la dificultad de nuestros objetivos y desafíos.

1

Decidí empezar en modo muy difícil. Así soy yo.

Por otro lado, se seguirá misma tendencia de Football Manager 16 dándonos la posibilidad de elegir si queremos ser un entrenador de traje o de chándal. Una manera de orientar la experiencia hacia las funciones administrativas o centrarnos en el equipo sin renunciar a ambas, pudiendo ajustar los valores al gusto. Pero no te preocupes demasiado por ello, en esta entrega habrá unos perfiles recomendados según el club que escojamos.

En FM19 el único elemento que no estará bajo nuestro control será el balón

A partir de ese punto arranca la experiencia, tendremos que dar ruedas de prensa en las que no solo elegiremos la respuesta, sino también el tono a la hora de responder e incluso se tendrá en cuenta la afinidad y el trato con el reportero. Pero ese es solo el aspecto de cara a la galería, ya que nuestro verdadero objetivo es ganar el apoyo de la directiva y el equipo con palabras y con actos, sabiendo con quién hablar en cada momento.

De hecho, la moral de los jugadores influye en gran medida en su rendimiento, lo mismo que los factores exteriores al club. El sistema de dinámicas de equipo, en el que queda representado el rol y la afinidad de cada futbolista, nos permite saber cotejar en propiedad estas situaciones e incluso tratar con éstos de la manera más acertada.

1

Porque si bien el sistema de ojeadores es una de nuestras mejores armas, cada mala decisión nuestra nos expone a que un jugador fiche por otro equipo o nos exija un aumento que se escape de nuestro presupuesto. Algo que afecta especialmente a ligas como la Premier donde todos los equipos se reparten los mismos pasteles. Se puede decir que la moral es un arma de doble filo.

Estas decisiones, junto con la gestión que hagamos y los resultados obtenidos asentarán el transcurso de cada jornada que viviremos día a día, planificando los entrenamientos, respondiendo emails, jugando con los presupuestos (si somos un equipo menor tendremos que intentar competir lo máximo posible para ganar notoriedad) y lidiando con los caprichos del destino y nuestros jugadores.

Así es cómo hay que dar la bienvenida a los nuevos jugadores

Nuestra arma principal es la abrumadora base de datos que se despliega ante nosotros. Estadísticas de nuestro equipo, de los equipos rivales y un sinfín de pestañas, tablas, iconos y marcadores que no están precisamente de atrezzo. Algo que tradicionalmente es un bendito caos para los futboleros y un galimatías para el que quiera empezar desde cero.

Afortunadamente, la nueva interfaz de Football Manager da mucho mejor la bienvenida a través de dos factores decisivos: se deja de lado ese aspecto de programa corporativo y se le ha dado un aire más deportivo e intuitivo.

1

Así, la barra de tareas lateral gana todavía más protagonismo y hay todavía más elementos visuales pestaña a pestaña. Eso sí, no esperes encontrar animaciones hasta que arranque el primer partido, en caso de que quieras verlo. Si vienes de la entrega anterior tardarás dos jornadas (de juego) en acostumbrarte, pero en Football Manager 2019 se palpa en todo momento que estás ante la nueva organización ha sido una decisión correcta.

El segundo elemento clave es la integración de los tutoriales interactivos. Desde el principio se te pregunta si vienes de alguna entrega anterior y siempre tienes la opción de saltarlos o volver a verlos, guiandote siempre que lo necesites. Algo interesante en caso de que te quedes atrapado en algún trámite o te atrevas a aumentar tus responsabilidades en el club.

1

Si te has perdido las cuatro últimas entregas de la saga, te alegrará ver el salto de calidad en los partidos. En lo visual no compiten con FIFA o PES, desde luego, pero el renovado motor de juego cada vez luce mejor y añade elementos que le dan un extra de realismo al conjunto.

Si te has perdido las cuatro últimas entregas de la saga, te alegrará ver el salto de calidad en los partidos

De hecho, una de las novedades más interesantes de este año es que se ha implementado la mecánica del VAR en las competiciones en las que se use esta tecnología. Algo que no solo nos ofrecerá repeticiones con las que ponernos nerviosos de vez en cuando, sino que tendremos que responder ante estas jugadas en nuestra ruedas de prensa.

Así, cuando demos instrucciones o cambiemos de estrategia desde el banquillo estaremos ante un partido que siempre merece la pena ver y que se vive con enorme intensidad al ser la suma de tus gestiones y decisiones realizadas tanto al comienzo de la temporada como el día antes.

1

Porque, como cada año, lo que hace especial Football Manager es el nivel de implicación que brinda al jugador y cómo -si la suerte lo permite y no se te lesionan mágicamente tus jugadores- eso se traduce en resultados.

La difícil tarea de elevar el listón, y conseguirlo

Las novedades de Football Manager 2019 no se limitan a un lavado de cara integral, una reorganización de la interfaz y la inclusión del VAR. Ni mucho menos. De partida, los nuevos módulos de entrenamiento han llegado y vienen para quedarse.

1

La idea detrás del módulo de entrenamiento mejorado es reflejar con el mayor realismo posible la manera en la que un manager da protagonismo y afianza el carácter de los futbolistas, de modo que :

  • Se busca pulir las habilidades de los jugadores jóvenes
  • Se asienta la experiencia de los veteranos y las estrellas del club para que consigan y mantengan un rendimiento óptimo.

De este modo, el renovado sistema ahora está más fragmentado organizacionalmente y eso lo hace más personalizable. De partida, se dividen en tres sesiones diarias con vistas a integrar un programa adaptable a las necesidades inmediatas y futuras del club.

1

Cada sesión ofrece hasta diez áreas de entrenamiento en las que podremos fortalecer jugadas e incluso actividades con las que fomentar la cohesión como equipo. Elementos que se traducirán en un buen estado de ánimo y la química en el terreno de juego y que añaden una nueva capa a la experiencia como manager. Aunque claro, no está de más recordar que siempre está la opción de delegar este aspecto el alguno de nuestros técnicos.

Los nuevos módulos de entrenamiento y tácticas han llegado y vienen para quedarse.

La otra gran novedad es el renovado módulo de tácticas, el refuerzo perfecto al replanteado sistema de entrenamientos, de modo que ahora no solo se incorporan estilos tácticos inspirados en algunos de los sistemas más conocidos, (Tiquitaca, Juego por banda, Sacar el Autobús…) sino que podremos diseñar nuestro propio estilo o pedirle a nuestro asistente que seleccione el más acertado.

1

Una vez tengamos claro cómo queremos jugar, tendremos a nuestra disposición instrucciones precisas asociadas a ese estilo e incluso elegir la alineación que más se adapte a nuestra estrategia. E incluso asignar instrucciones específicas para tres fases distintas del juego:

  • Cuando tengamos la posesión del balón
  • Cuando no tengamos la posesión del balón
  • Durante las transiciones entre ataque y defensa.

Adiciones a las que se les coge el truco rápidamente y que le sientan de fábula al conjunto ya que, desde la primera entrega, el éxito en Football Manager depende de tener bien controlados tres elementos: el estilo (o la filosofía) táctico, las instrucciones del equipo y de los jugadores fuera y dentro del campo y que todos los agentes internos del club tengan bien definido su roles.

Football Manager 2019, ejemplo de evolución constante y una pasión adictiva

Sports Interactive ha conseguido con Football Manager 2019 asentar la gran evolución de la saga que empezó a manifestarse en FM15, y si el año pasado concebimos que estábamos ante la experiencia de manager de futbol definitiva, un año más los ingleses vuelven a demostrar que todavía se podía aspirar a más y mejor. A fin de cuentas, ese es el espíritu de cualquier mánager.

1

Como comentamos al comienzo, Football Manager 2019 es el mejor simulador deportivo jamás hecho. Su diseño es mejor que nunca y que la versión Touch se haya adaptado a las pantallas táctiles promete ser la perdición de los futboleros que siempre acaban avanzando más jornadas de las que se propusieron inicialmente.

Porque tras ese colosal banco de datos que se mueve cuando avanzamos cada semana, cada mes y en cada competición, hay una experiencia que te empapa y te invita a implicarte con tu equipo. Uno que intentas optimizar día tras día, y ahora con más recursos que nunca. No económicos, sino estratégicos.

Football Manager 2019 es el mejor simulador deportivo jamás hecho

Quizás soy yo, pero como veterano de la saga he echado en falta el modo Clásico. Una suerte de versión light de la experiencia en la que no tenga que zambullirme en un pozo de horas si lo que quiero es pasar una tarde experimentando con un equipo u otro. Aunque para eso también está el Draft de Fantasía, los retos o la posibilidad de llevar nuestro club a competir con los de otros jugadores online. Desde luego no es por falta de alternativas jugables.

1

La propuesta futbolera de SEGA sabe escuchar a la comunidad de Football Manager, pero también sorprenderla y darle nuevos motivos para que esperen cada nueva entrega con ilusión. Pero esta edición cumple con éxito una asignatura pendiente y que llevaba años arrastrando: dar una cálida bienvenida a quien lo quiera probar. ¿Lo mejor de todo? Lo consigue sin diluir -o disolver- su exitosa fórmula.

Football Manager 2019

Football Manager 2019

Plataformas PC, Mac
Multijugador
Desarrollador Sports Interactive
Compañía SEGA
Lanzamiento 2 de noviembre de 2018
Precio 49,49 euros

Lo mejor

  • La nueva interfaz un enorme acierto
  • Novedades palpables que añaden un extra de profundidad
  • Una entrega diseñada pensando en los nuevos mánagers

Lo peor

  • La falta de licencias vuelve a poner en manos de los fans la experiencia completa
  • Se echa en falta el modo clásico de entregas aneriores

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio