Compartir
Publicidad

'Metroid Prime 3' y la carrera de los gráficos de alta definición

'Metroid Prime 3' y la carrera de los gráficos de alta definición
54 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Voy a empezar el artículo diciéndolo directamente: no me gusta Metroid. No he jugado más que un par de horas a cualquiera de los juegos de la saga. Me resultan aburridos, complicados, y la ambientación espacial no me termina de convencer. Hecha esta aclaración, comprendo que algunos se me tiren al cuello pero, por favor, esperad a que termine mi explicación.

Os preguntaréis por qué voy a hablar de Metroid si el juego no me gusta. Es cierto, no me gusta, pero ello no quiere decir que me parezca un juego malo. Son dos conceptos muy diferentes. Tampoco me gusta 'Final Fantasy VII' y reconozco que es una obra cumbre en la historia de los videojuegos pero simplemente... es que me aburre el sistema de juego de los Final Fantasy.

Pues bien, esta introducción viene a cuento por que hoy voy a hablar del apartado gráfico de 'Metroid Prime 3: Corruption'. No de su desarrollo, ya que no he probado el juego a fondo como para opinar sobre ello, sino de lo que el juego representa para Wii: la confirmación de que la consola de Nintendo tiene mucho más que ofrecer, a nivel gráfico, de lo que hemos visto en sus primeros lanzamientos.

Como bien ha apuntado más de un lector en los comentarios sobre las primeras imágenes de 'Need for Speed ProStreet' para Wii, una de las características más exigentes para una consola es la alta resolución. A mayor resolución, mayor es la potencia gráfica que se requiere para mover el juego.

Metroid 3 - Consultando datos

Volviendo la vista hacia atrás, la verdad es que, salvo en esta carrera de alta definición en que nos hallamos inmersos, la resolución nunca ha sido un factor determinante en las consolas de videojuegos. Centrándonos en Nintendo, por ejemplo, la NES tenía una resolución de pantalla de 256x224 píxeles. Su sucesora, la Super Nintendo, manejaba resoluciones de 256x224, 320x224 o 400x300 píxeles, llegando en muy contadas ocasiones a 512x448. Y Nintendo 64 y GameCube no iban mucho más alla, siendo sus resoluciones máximas de 640x480 píxeles, entrelazada y progresiva, respectivamente.

Sin embargo, en esta nueva generación hemos visto como Xbox 360 y PlayStation 3 se han lanzado a una carrera por demostrar cual de las dos puede mover juegos a mayor resolución, marcándose como meta la resolución Full HD de 1920x1080 píxeles. Esto es cuatro veces más resolución que cualquiera de las máquinas de la generación anterior. En el siguiente gráfico, podéis ver un esquema de esta evolución:

Evolución de la resolución en las consolas de sobremesa

En Nintendo, buscando reinventar el mercado y reducir costes, decidieron que, a la hora de crear una máquina de nueva generación, estaría centrada en la forma de jugar, sacrificando para ello la resolución de pantalla. Una decisión muy acertada, ya que éste es uno de los requisitos más exigentes. Sin entrar en detalles técnicos, cualquier usuario que haya jugado en un PC sabe lo que esto significa. Jugar un juego a 800x600 píxeles puede suponer casi el doble de velocidad que ejecutarlo a 1600x1200, en según que sistemas.

Metroid Prime 3

Nintendo se ha centrado en crear una máquina que aumenta ligeramente la potencia respecto a su predecesora, pero apuesta en cambio por una forma de jugar innovadora, de la que se ha hablado largo y tendido aquí. Sin embargo, a pesar de su menor potencia, dado que no cuenta con el handicap de la resolución, puede permitirse competir en igualdad de condiciones, en ciertos efectos gráficos, con consolas como Xbox 360 y PlayStation 3. Como he dicho antes, es cierto que la consola es menos potente, pero también tiene que crear los efectos a menor resolución, lo que le permite consumir menos recursos.

'Metroid Prime 3' viene a demostrar esta afirmación. Como ya ocurriera en las dos entregas de GameCube, el juego es una auténtica demo técnica que demuestra de lo que es capaz la Wii. Los gráficos superan a los de la primera y segunda entregas, aunque hay que reconocer que no por mucho. En especial, el juego destaca por su mayor definición, gracias a la posibilidad del escaneado progresivo y la conexión por componentes, características que los europeos no pudimos disfrutar en GameCube. Podemos observar la diferencia entre los gráficos de ambos juegos en el siguiente vídeo:

Pero lo que más llama la atención es sin duda la perfecta ambientación. Si, es cierto que no me apasionan los entornos espaciales, pero he de reconocer que Metroid Prime 3 cuenta con una característica que hace grandes a este tipo de juegos: consistencia en los escenarios. Cada elemento encaja perfectamente donde debería, no hay una textura que parezca fuera de lugar. Mientras en 'Zelda: Twilight Princess' en ocasiones nos encontrábamos con texturas con una resolución muy inferior a la que deberían, en Metroid Prime este aspecto no ha sido pasado por alto.

También destacan los efectos de luces y partículas, que siempre han sido uno de los puntos fuertes de esta saga. Es increíble lo que los chicos de Retro Studios han conseguido mover en la consola de Nintendo, sobre todo si se compara con la mayoría de los lanzamientos aparecidos hasta la fecha en la máquina. El secreto, y lo diré por ultima vez, es el prescindir de resoluciones altas. Esto permite jugar con texturas más ligeras, y dedicar la memoria gráfica a la creación de efectos de luces y partículas, que le confieren un aspecto realista, aunque en ocasiones se abuse un poco del "light blooming", técnica empleada hasta la saciedad en 'Zelda: Twilight Princess'.

Metroid 3 - Partículas

Por último, en cuanto al control, es todo lo que cabría esperar de un juego de estas características en Wii. El Wiimote se convierte en el cañon de nuestro arma y allí donde pongamos el ojo, pondremos la bala. Parece que el mando de Wii ha sido pensado para este tipo de juegos y, si el mando contara con una empuñadura mejor, sería casi perfecto. Aun así, y a riesgo, una vez más, de que os tiréis a mi cuello, sigo prefiriendo el viejo sistema de teclado y ratón para controlar los FPS. Soy de la vieja escuela, que le vamos a hacer...

En definitiva, puede que el juego no llegue a la suela del zapato de títulos como 'Bioshock' en lo que a gráficos se refiere, pero demuestra, eso sí, que Wii puede desplegar algo más que gráficos "añiñados". Nintendo ha decidido quedarse al margen de la carrera de la alta definición, pero si aun así es capaz de contar con juegos como este 'Metroid Prime 3: Corruption', no parece que sea una decisión tan desafortunada...

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos