Publicidad

¿Quién no querría ver a nazis borrachos cantando en Wolfenstein: The Old Blood?

¿Quién no querría ver a nazis borrachos cantando en Wolfenstein: The Old Blood?
4 comentarios

Publicidad

Publicidad

Tanto para Álex como para un servidor 'Wolfenstein: The New Order' fue el mejor FPS de 2014. De ahí que nos alegrase la noticia de una precuela suya a cargo del mismo estudio, MachineGames.

Tan solo hubo una pequeña mancha: que se anunciase en físico solamente para PC y PS4, dejando a Xbox One fuera (pero en digital). Suerte que Bethesda Softworks ha hecho caso a las quejas de los usuarios (entre los que me incluyo) al confirmar que finalmente sí que tendremos edición física para Xbox One el mismo 15 de mayo. En digital, recordemos, sale el 5 de mayo en las tres.

Para los que disfrutamos de la aventura de B.J. Blazkowicz de 2014, pocos detalles necesitábamos para meternos de lleno en este 'Wolfenstein: The Old Blood', pero sus creadores nos han brindado hace poco una pequeña lista para despejar más dudas y saber qué nos depara en esta expansión independiente (no, no hace falta disponer del original) que saldrá al mercado por 19,99 euros.

Viajamos hasta los años 40

Pese a que 'Wolfenstein: The New Order' arrancaba en 1946, el grueso de su historia se desarrollaba en el año 1960, con el ejército de los nazis muy evolucionado técnicamente. Sin embargo aquí nos vamos de nuevo al pasado (no en vano es una precuela), a los años 40, para averiguar realmente cómo consiguieron esa tecnología para ganar la Segunda Guerra Mundial. Esto dará pie, además, a enfrentamientos con las primeras versiones de enemigos conocidos, como los Supersoldaten.

Viejo, pero nuevo

MachineGames asegura que a pesar de ese viaje al pasado no se reciclarán las cosas: "En términos de funciones y contenido, casi todo es nuevo". De hecho veremos enemigos nuevos y tendremos a nuestra disposición armas de nuevo cuño y otras formas de desplazarse por el mundo.

Si una palanca "valve", ¿por qué no una tubería?

Wolfenstein: The Old Blood

Una de las armas nuevas para B.J. Blazkowicz será la tubería que ya habíamos visto en un vídeo con gameplay bastante extenso. No solamente será un arma silenciosa ideal para sorprender a los nazis por detrás, sino que nos servirá hasta para trepar por algunas paredes, y eso siempre es bueno.

Y ojo, que se podrá usar a una o a dos manos y los golpes (y la fuerza) variarán en base a ello.

Guiños a Return to Castle Wolfenstein

Tanto a nivel de ambientación como de algunos personajes (el agente Uno y Kessler), reviviremos un chute de nostalgia hacia el clásico de 2001 de Gray Matter Studios. Será inevitable la comparación.

Aventura enfocada en la acción pura y dura

Jerk Gustafsson, productor ejecutivo de MachineGames, afirma que en esta precuela se han centrado más en el sistema de juego, lo que nos va a brindar "un montón de momentos de gran intensidad, acción trepidante a raudales y un jovial sentido de la acción de principio a fin". Nos parece bien.

Podremos empezar por esta precuela sin miedo

Wolfenstein: The Old Blood

¿No hemos probado todavía el 'Wolfenstein: The New Order'? No pasa nada, podemos empezar por esta precuela sin miedo. Vale que pueda parecer algo de perogrullo (a fin de cuentas se desarrolla antes de 'The New Order'), pero tranquiliza saber que no se destripa ningún detalle del original.

John Jennings, productor sénior del estudio, comenta que "en términos cronológicos, la última escena de Old Blood sucede un par de horas antes que el inicio de The New Order, así que dispone las cosas perfectamente". ¿Y si ya nos pasamos 'Wolfenstein: The New Order'? Pues mejor, porque hay pistas y guiños escondidos por todo el juego junto con elementos que rellenan huecos de la historia.

Tendrá a nazis borrachos cantando en una taberna

¿Quién se perdería una escena así? Cerca de la mitad de la segunda parte del juego ('Wolfenstein: The Old Blood' tendrá dos historias interconectadas -Rudi Jäger y la guarida de lobos, y Los oscuros secretos de Helga Von Schabbs- a lo largo de ocho capítulos) nos infiltraremos en una taberna llena de nazis completamente ebrios y que no dudarán en desatar su pasión a la hora de cantar. ¡Prost!

Todo parece indicar que con esta precuela nos lo pasaremos bien, aunque será muy difícil repetir las mismas sensaciones vividas con 'Wolfenstein: The New Order' y sobre todo su final.

En VidaExtra | Wolfenstein: The New Order. Análisis

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir