Compartir
Publicidad

Wolfenstein: The New Order: análisis

Wolfenstein: The New Order: análisis
32 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A veces viene bien un cambio. Replantearse las cosas, volver a empezar. No es algo ajeno, desde luego, a la saga 'Wolfenstein', aunque pocas veces le ha sentado tan bien como en este trabajo de MachineGames: 'Wolfenstein: The New Order'. Una reinterpretación de la historia, en donde los nazis han ganado la Segunda Guerra Mundial y B.J. Blazkowicz vuelve en su cometido para darles matarile.

Por suerte, viendo lo que han hecho en Alemania, a nosotros nos ha llegado intacta esta obra, tanto la esvástica de la raza aria como a la hora de no cortarse un pelo con las escenas gore. Por lo tanto, tras haber finiquitidado su intensa campaña, va siendo hora de compartir con vosotros nuestro análisis.

Reescribiendo la historia (otra vez, pero mejor) con Wolfenstein: The New Order

Wolfenstein: The New Order

Se dice pronto, pero llevamos más de treinta años con la saga 'Wolfenstein', y como recordamos días atrás con su repaso, no siempre sus apariciones se contaron como éxitos rotundos. Sin ir más lejos, sus inicios con Muse Software fueron complicados. Pero algo tuvo que ver id Software para hacerse con sus derechos años más tarde. Y así nació el "padre" de los FPS. Fue su primer punto de partida en este género y ya en 2001 se produjo su primer punto de inflexión, con la mejor entrega de todas.

Mientras que esta semana podríamos estar hablando de otro punto de inflexión tras el pequeño traspiés de 2009 ya que si en algo destaca 'Wolfenstein: The New Order', aparte de ser muy divertido por cómo nos plantea su campaña, es por lo bien contada que está, mamando mucho del cine y recordándome, a su vez, momentos puntuales de vacas sagradas del género, como 'Half-Life 2' o 'Prey', dos FPS con campañas soberbias. Sensaciones que jamás pueden ser malas.

Vale, pero ¿qué tiene de especial? Su comienzo. A pesar de que Bethesda Softworks nos lo había contado, no sabíamos exactamente por qué hubo un salto temporal de 1946 a 1960. ¿Tanto tardaron en ganar la Guerra los nazis? En realidad no. Pero es algo que descubrirá B.J. Blazkowicz de la peor de las maneras: teniendo que tomar una decisión vital que cambiará un poco su historia. De ahí la tan comentada rejugabilidad por parte de MachineGames, gracias a las dos cronologías a las que podemos optar. Dos cronologías que, en cualquier caso, tan solo afectan al protagonista y los que le rodean y a dos habilidades (piratear terminales o forzar cerraduras) y mejoras (de salud o de escudo) que podemos conseguir. De todos modos la rejugabilidad está ahí, y si de por sí la campaña de 'Wolfenstein: The New Order' no es corta (no he contabilizado las horas, pero son 16 capítulos y me ha llevado tres días; soy de los completistas), por lo que MachineGames pasa con nota.

Tampoco es que sea de los que ansían a toda costa una campaña larga. Incluso he disfrutado unas cuantas cortas y no he puesto pegas. Todo depende del cómo se cuente y cómo te sientas al jugarla. Y aquí nos atrapará su historia y ese deseo por cambiar las tornas, vengando a nuestros compañeros caídos y dándole un mejor futuro a nuestros nuevos aliados exterminando a Calavera.

Perfecta comunión entre lo añejo y lo actual

Wolfenstein: The New Order

Achtung!

Sufriremos de lo lindo en los modos más avanzados. Como tiene que ser cuando se habla de Wolfenstein.

En los FPS siempre he sido de la vieja escuela. Me inicié con los grandes y siempre añoro con volver a ellos. De vez en cuando me doy un garbeo por ellos, como por el 'Duke Nukem 3D', sin menospreciar, en cualquier caso, lo más actual, porque a veces nos topamos con propuestas de lo más interesantes.

Pero si hablo también de la vieja escuela es por echar de menos los botiquines. Hoy en día, con la regeneración, es todo más fácil. Suerte que en 'Wolfenstein: The New Order' eso no pasa. O al menos no del mismo modo. Porque vuelven los botiquines... aunque también hay regeneración, pero hasta cierto punto (de 20 en 20). Por ejemplo, ¿nos dañan hasta los 71 puntos de vida? Se nos rellena hasta el 80. ¿Que nos dañan hasta los alarmantes 3 puntos de vida? Se nos rellena hasta el 20. Los botiquines nos sirven, lógicamente, para curarnos y reestablecer el máximo de curación, y a la vez de potenciadores temporales si cogemos uno cuando estamos al máximo (100). Podemos llegar a 120, 140 o incluso 200, pero al hacerlo tan solo durará unos segundos este estado de euforia.

Otro de los temas que echo de menos de la vieja escuela y que por suerte aquí se recupera es el tema de las armas. Ya no estamos supeditados a llevar dos. Podemos llevar un montón de golpe y seleccionar el arma deseada en cualquier momento mediante un sistema radial. Sí que contamos luego con un acceso directo entre dos armas, que ya sabemos que siempre hay algunas que usamos más que el resto. En mi caso, la pistola con silenciador (que nunca falte), el fusil de asalto, la escopeta a dos manos, y el LKW, la estrella de la fiesta. Un arma que iremos mejorando poco a poco hasta convertirla en la más potente. Aunque no será la única (con el fusil de asalto podremos lanzar cohetes), pero no hasta ese extremo. Aparte que nos será útil para acceder a otras zonas y secretos.

Secretos. Otro tema que en la actualidad se ha dejado un poco de lado y que aquí retorna como antaño. El mejor de ellos es el huevo de Pascua de 'Wolfenstein 3D', al que accederemos desde la base secreta de la resistencia y que nos presentará la primera misión del clásico de id Software aunque con las mejoras de control de 'Wolfenstein: The New Order'. Y súper jodido. Mola. Mientras que otros nos obligarán a explorar cada recoveco, con especial énfasis en cuadros o estatuas para desbloquear salas ocultas, ansiando completar nuestra colección de oro, códigos de enigma y demás. Estos códigos desbloquearán cuatro modos extra con variaciones para la campaña, siendo el primero el modo 999, con un 999% más de acción, 999 de salud, munición ilimitada y dificultad über. ¡Ja, ja!

Las ventajas de Wolfenstein: The New Order

Wolfenstein: The New Order

Aparte de la leve regeneración de vida, otro de los aspectos actuales que se han introducido en esta ópera prima de MachineGames son los perks (ventajas). Muy al estilo del genial 'The Saboteur', iremos ganando ventajas al cumplir ciertas acciones: realizar varios derribos en silencio, muertes indirectas con nuestras armas, sobrecargar nuestra salud hasta 200, o eliminar a cinco enemigos en diez segundos con un arma en concreto. Tenemos hasta ocho ventajas por estilo (infiltración, táctico, asalto y demolición), y en algunos casos hay que desbloquear alguna para desbloquear la siguiente. Lo bueno es que se mantiene nuestro progreso aunque nos maten. Incluso rejugando capítulos.

Donde no encontraremos ningún tipo de problema es a la hora de soltar plomo a los nazis, despreocupándonos sobre si los alertaremos o no. Donde nos frustraremos en varias ocasiones es al intentar pasar desapercibidos. Me pasó sobre todo al principio y hasta mediada la aventura, con unos soldados que a la mínima me veían, casi por arte de magia. Cierto es que después no me volvió a pasar, no sé si debido a lógica inexperiencia inicial y a no utilizar el botón de cobertura como era debido. Lo que no se solucionó, y que rompe mucho la inmersión, es que los soldados buena parte de las veces nos miran cuando estamos escondidos y los ojeamos levemente, como diciendo "te veo, pero voy a hacer como que no te he visto". Nos pone en tensión al creer que la vamos a fastidiar.

A pesar de que siempre ha sido más un FPS en el que no hacer preguntas, esto del sigilo no es cosa nueva, puesto que desde el primer 'Castle Wolfenstein' contó con esta característica. Aquí funciona, aunque no tanto como debería. Y aunque no queramos, a veces no nos quedará otra que pasar desapercibidos eliminando en silencio. Lo bueno es que el resto de ocasiones nos ofrecerá bastante libertad para decidir cómo queremos afrontar la situación, optando por la masacre más absoluta o yendo por las sombras, con varias rutas a escoger si exploramos bien.

Destrucción 3.0 gracias al motor id Tech 5

Wolfenstein: The New Order

Pese a que gráficamente me haya parecido inferior al 'Battlefield 4', sin ser tan next-gen para un título que centra su peso en la campaña, al menos nos brinda tímidos momentos de destrucción 3.0 al poder destruir buena parte de las coberturas que nunca vienen mal. Así nos pone las cosas interesantes. No es un Frostbite 3, está claro, pero al menos alcanza su cénit contra el memorable London Monitor.

A nivel sonoro cumple sin creces, exceptuando algún momento, como esa versión del "I Believe" de Chris Isaak interpretada por Melissa Hollick, o los guiños a Jimi Hendrix por parte de J, uno de los miembros de la resistencia, mientras improvisa con su guitarra, soltando retazos de "Little Wing".

Se agradece, como siempre, que nos haya llegado traducido y doblado al castellano. Aunque personalmente me ha fastidiado que no se puedan regular los volúmenes (tan solo hay uno general), por lo que tuve que optar por añadir, a mayores, subtítulos, que había partes en las que no se distinguían bien las voces. Lo que no se agradece tanto, especialmente para ser un 'Wolfenstein', es que no cuente con ningún modo multijugador, por lo que el que busque un 'Wolfenstein: Enemy Territory' mejor que siga con el original, que además todavía es gratuito y de lo mejor que hay.

En definitiva, gran reinterpretación por parte de MachineGames, con unas pequeñas manchas (de sangre nazi) que le impiden llegar a la gloria más absoluta. Heil, 'Wolfenstein: The New Order'.

8,0

Wolfenstein: The New Order

Wolfenstein: The New Order

Plataformas PC, PS3, PS4, Xbox 360 y Xbox One (versión analizada)
Multijugador No
Desarrollador MachineGames
Compañía Bethesda Softworks
Lanzamiento 20 de mayo de 2014
Precio 49,99 euros (PC), 59,99 (PS3 y Xbox 360) y 69,99 euros (PS4 y Xbox One; en Amazon lo tienen a 56,99 euros)

Lo mejor

  • Su historia
  • El LKW
  • El guiño a Wolfenstein 3D

Lo peor

  • Que no tenga multijugador
  • Esa IA a veces...
  • Que no haya más destrucción

Sitio oficial | Wolfenstein

Wolfenstein: The New Order

Wolfenstein: The New Order

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio