Publicidad

Guía de Bloodstained: Ritual of the Night: dónde está el demonio 44 y qué hay que hacer para que salga
Guías y trucos

Guía de Bloodstained: Ritual of the Night: dónde está el demonio 44 y qué hay que hacer para que salga

Publicidad

Publicidad

Lograr el 100% de demonios en Bloodstained: Ritual of the Night es una tarea que no nos costará demasiado completar salvo por tres demonios en concreto. Uno de ellos es el demonio número 44, conocido como Kunekune.

Tan solo aparece en una zona específica y tras realizar una tarea atípica para que salga, requiriendo mucha paciencia por parte del jugador. En esta guía te contamos los pasos a seguir para que salga y qué te ofrecerá.

Hazlo después de completar la parte del tren

Bloodstained

Como te explicamos en nuestra guía del Puente del Mal, con ese proceso para pasar la barrera del tren y subirse a él para acabar luchando contra el demonio Tren Voraz, uno de los jefes de Bloodstained: Curse of the Moon, esta zona está cronometrada la primera vez que te montas a dicho tren.

Es por ello que te recomendamos completarla primero y después volver para hacer que salga el demonio 44, puesto que necesitarás cerca de dos minutos para que salga de su escondite al sentarte en un asiento especial.

Dicho asiento está situado en la primera parte del tren donde se empiezan a ver asientos, precisamente. No tiene pérdida, porque al acercarnos al único donde nos podremos sentar, saldrá el icono para interactuar. Pulsamos el botón y a esperar sentados, literalmente, durante más de un minuto...

¡Extrema la precaución con este demonio!

Bloodstained

Tras una tensa espera bordeando el castillo, notaremos su presencia acercándose hasta que, tras unos parpadeos por parte de Miriam, aparecerá de sopetón. Y aquí tendrás que ser muy rápido para alejarte del demonio.

¿Que por qué lo decimos? Porque si te toca, te provocará una maldición que te reduce las barras de vida y magia a la mitad, aparte de ralentizar tus movimientos. Y si a esto le unimos que quita bastantes puntos de daño, te podrá matar en un abrir y cerrar de ojos, así que extrema las precauciones.

El truco es alejarse hacia a la izquierda y subirse a una caja de madera, o bien al piso de arriba, para atacarle con algún fragmento disparador sin que nos pueda tocar. Porque no salta, así que tenemos eso de ventaja.

Así es Kunekune, el demonio 44 de Bloodstained

Bloodstained

Viendo más al detalle a este demonio 44 de Bloodstained, Kunekune, podemos comprobar que cuenta con un montón de puntos de vida (1.805) y que nos concede casi el doble de puntos de experiencia (3.330). ¿Lo malo? Que sólo aparece una vez y para que vuelva a salir tendremos que salir del tren por el otro extremo. Volvemos y tendremos que sentarnos de nuevo.

Debido a este proceso tan tedioso para que salga, probablemente tengamos que repetir esa tarea para conseguir su fragmento (a mí me costó bastante pese a contar con una "Suerte" altísima) y alguno de sus objetos. ¡Paciencia!

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir