Compartir
Publicidad

Lo peor no fue que se cancelara Ant Simulator, sino en lo que se gastaron el dinero del crowdfunding

Lo peor no fue que se cancelara Ant Simulator, sino en lo que se gastaron el dinero del crowdfunding
20 Comentarios
Publicidad
Publicidad

'Ant Simulator' se presentó en 2014 con la propuesta de explorar el mundo a través de la perspectiva de una hormiga. El proyecto consiguió su objetivo de 4.000 dólares a través de Kickstarter e inesperadamente, tras cinco actualizaciones de la Alpha, se dejó de ofrecer el estado de su desarrollo... hasta ahora.

A través de su cuenta de Youtube, Eric Tereshinski, el responsable de 'Ant Simulator', ha admitido que sus socios se han gastado la financiación conseguida en alcohol, strippers y otras actividades no relacionadas con hacer videojuegos.

Tereshinski se disculpa con sus backers al tiempo que se desvincula totalmente de sus colaboradores, confirmando que el juego está definitivamente cancelado, e incluso indica que si intenta hacerlo sin ellos será demandado. En la propia descripción del video apunta a que cualquier acción legal contra sus asociados caería en saco roto.

Van a decir que las copas eran para reuniones de negocios, y tienen los recibos para demostrar que tenían reuniones (aunque sé que eran reuniones de mierda). En el contrato se declaran a sí mismos consultores, por lo que no están legalmente obligados a trabajar en nada, pero tienen derecho a gastar dinero. No lo supe hasta que fue demasiado tarde.

Podría tratar de demandarlos. El problema es que probablemente las cosas van a terminar más o menos igual a como están ahora. La única diferencia es que perdería mucho tiempo y dinero en tasas judiciales y abogados. Corté mis vínculos con ellos, es más rápido, más sencillo y más seguro.

El creativo confiesa haber pasado dos meses horribles de cara a hacer pública esta información, sin embargo desea ponerse en contacto con los afectados que financiaron 'Ant Simulator' e intentar ofrecerles algún reembolso al tiempo que se disculpa por el fracaso del proyecto.

En el cuento de la cigarra y la hormiga, mientras la segunda trabajaba arduamente, la primera se dedicaba a disfrutar de los placeres de la vida. El resto ya es parte de una moraleja que parece que los compañeros de proyecto y ex-mejores amigos de Eric Tereshinski nunca llegaron a aprender.

En Vida Extra | Kickstarter, sus cifras millonarias y el futuro de la financiación colectiva, Los 15 retrasos más sonados de KickStarter

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos