Compartir
Publicidad
Publicidad

Diez recreativas de naves para viajar hasta el infinito y más allá

Diez recreativas de naves para viajar hasta el infinito y más allá
Guardar
40 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En la película 'The Last Starfighter' (1984) una máquina recreativa servía de velado entrenamiento para fichar pilotos intergalácticos. No me extraña, los matamarcianos eran el sueño de cualquier niño criado al amparo de sables laser. Te permitían viajar a las estrellas a bordo de cazas espaciales y solo eras un mocoso que apenas levantaba dos palmos del suelo. Nunca cinco duros dieron para tanto.

Os traemos a continuación diez recreativas de naves. Esta lista no es un ranking ni se busca la polémica por las evidentes ausencias. Simplemente se trata de recuerdos, de muy buenos recuerdos, de cuando las máquinas arcade nos llevaban a los confines de la galaxia sin haber terminado siquiera la escuela primaria.

Space Invaders

Año: 1978 Compañía: Taito El dato: aunque el éxito de 'Star Wars' un año antes tiene mucho que ver con el bombazo comercial de 'Space Invaders', el clásico de Taito de 1978 apuntaba más hacia la ciencia ficción de serie B de los años 50. Mis primeros recuerdos delante de una recreativa están relacionados con esta invasión de icónicos extraterrestres. Maravillosa Sci Fi que pasaba a ser puro terror cuando no había manera de acertar a ese último pequeñajo que se acercaba a una velocidad endiablada a nuestra debilitada posición.

Galaxian

Año: 1979 Compañía: Midway El dato: hay dos recreativas que dejaron grabado a fuego en mi cerebro musiquilla y efectos de sonido. Una es el comecocos (por entonces no sabía nada de ese tal 'Pac Man'), la otra 'Galaxian'. Desde el FX de presionar Start hasta el rollo mosquitero de las naves atacantes pasando por el run run machacón de la banda sonora, 'Galaxian' está, desde principios de los 80, impregnado en mi ADN de jugón (por entonces no sabía nada de gamers).

Phoenix

Año: 1980 Compañía: Taito El dato: 'Phoenix' era tremendo. Mezclaba el rollo mosquitos tocapelotas de Galaxian con el acercamiento amenazante de 'Space Invaders'. Pajarracos que dejar sin alas y enemigos finales en forma de nave nodriza terminaban de redondear la jugada.

Defender

Año: 1980 Compañía: Williams Electronics El dato: siempre miré con mucho respeto 'Defender'. Era demasiado para mí. Yo era muy pequeño, y aquello de poder ir hacia la izquierda y la derecha a toda velocidad, la dificultad de toquetear cinco botones, la teletransportación, el mapa donde atisbabas a los enemigos, el rescate de astronautas, los amenazantes FX... Lo dicho, demasiado para mí. Sus gráficos me fascinan hoy igual que en 1980, y casi siento ese miedo infantil dentro de mí cuando lo veo en movimiento.

Scramble

Año: 1981 Compañía: Konami El dato: 'Scramble' era pura angustia. Había que destrozar tanques de fuel para llenar tu depósito, que se iba vaciando de forma inexorable. Sabías que terminarías de morros en el suelo, la cosa era llegar lo más lejos posible. Disparo horizontal y bombas con inercia... Llegó un momento en el que tenía memorizado el tempo de cada toque de botón para no dejar escapar un solo objetivo. Me estoy poniendo nervioso de solo pensarlo.

Galaga

Año: 1981 Compañía: Namco El dato: 'Galaga' era como 'Galaxian' pero más sofisticado. Tenía más dinamismo, era más rápido e incluía novedades como el rapto de naves, acoplamientos y fases de bonus. Todo mucho más loco pero incapaz, en mi caso, de hacer que olvidara a su antecesor.

Star Wars

Año: 1983 Compañía: Atari El dato: el milagro ocurría en 1983, en plena efervescencia de la moda de ¡La Guerra de las Galaxias' (ese mismo año se cerraba la entonces trilogía con 'El retorno del Jedi'). Un sueño hecho realidad, atacar la Estrella de la Muerte a los mandos de un Ala X a base de gráficos vectoriales que parecían venir del futuro... O de una galaxia muy, muy lejana.

After Burner

Año: 1989 Compañía: SEGA El dato: volvemos a la tierra, pero con un juego de otro planeta. Tres años después de ver en el cine 'Top Gun' por fin podía ponerme a los mandos de un caza de combate. Puro frenetismo en un espectacular arcade de disparos que parecía a años luz (nunca mejor dicho) de mis primeras experiencias en los recreativos... Y eso que nunca pude jugar en el mueble original (atentos al minuto siete del vídeo).

Alpha Mision II

Año: 1991 Compañía: SNK El dato: 'Alpha Mision II' apareció ya en la edad dorada de las consolas de 16 bits (la Super Nintendo, aunque todavía tardaría un año en llegar a Europa, ya hacía estragos en Japón). Aún así los recreativos todavía marcaban la diferencia. En ese campo, Neo Geo era sinónimo de poder. Señores de los sprites y de hinchadas paletas de colores. Todavía había que tirar de monedas para ciertas experiencias extremas.

Last Resort

Año: 1992 Compañía: SNK El dato: Un año después de 'Alpha Mision II' llegaba 'Last Resort', una bestia parda que tiraba de scroll lateral y de potenciadores a lo 'R-Type'. Todo un clásico para barrer por aire y por tierra a base de fuerza bruta a cualquier enemigo final por vitaminado de pixels que estuviese.

A partir de aquí, habiendo cambiado las visitas a los arcades por las visitas a los bares, me perdí la lenta decadencia que vendría después. Aunque las chicas ya habían aparecido en mi vida para nublar todo lo demás, aquellas máquinas que todavía podía encontrar en la discoteca se llevaron aún unas cuantas de mis monedas. ¿En cuáles echasteis vosotros las vuestras?

Más en VidaExtra

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos