Publicidad

Primeras impresiones: 'Echochrome' de PSP

Primeras impresiones: 'Echochrome' de PSP
6 comentarios

Publicidad

Publicidad

Hace muy poco que ha aparecido en la PlayStation Store japonesa la versión de demostración de 'Echochrome', y no he dudado ni un instante en hacerme con él para probarlo, con las ganas que le tenía.

'Echochrome' se basa en hacer girar unas estructuras tridimensionales para que, jugando con las perspectivas y los efectos ópticos, consigamos llevar a nuestro maniquí hasta su objetivo.

Está muy inspirado en la obra del sueco Oscar Reutersvärd, el padre de la figura imposible, que a lo largo de su vida creó más de 2500 figuras en proyección isométrica, entre las cuales hay muchas muy famosas y usadas en el día a día.

Es la primera vez en mucho tiempo que he jugado un título en japonés, pero afortunadamente los controles básicos se consiguen asimilar muy rápido y el idioma deja de ser una barrera a los pocos minutos, en el tutorial previo.

El juego se maneja con la cruceta digital de la PSP o el joystiq analógico, con la que giraremos la estructura (o nuestra perspectiva, según lo queramos ver) de manera que consigamos ir alcanzando unos espectros que hay repartidos por toda ella, teniendo siempre en cuenta el juego de perspectivas.

El maniquí se mueve a su libre albedrío por las plataformas, con lo que tendremos que tener cuidados de no despistarnos mientras pensamos "la jugada" y que se nos caiga al vacío. Con el botón Triangulo podremos pararlo para pararnos a pensar, sin tener que pausar el juego; y con la X aceleraremos el paso para que no se haga largo el camino.

El juego comienza con el tutorial que ya os adelantábamos por aquí hace unas semanas, en la que se nos explica el funcionamiento básico. Hemos de saber que los círculos negros en el suelo representan agujeros por los que el maniquí caerá, los círculos blancos son una especie de trampolines que catapultarán al muñeco por el aire, permitiéndonos alcanzar estructuras superiores que parecen imposibles.

Y aunque no son pocas fases de demostración, aproximadamente unas cinco, la demo se hace realmente corta y deja con muchas ganas de más. La música de estilo clásico puede llegar a hacerse bastante pesada, pero nada como silenciar la consola o bajar el volumen si no nos gusta demasiado o empieza a molestarnos más que acompañarnos en la partida.

Supongo que será debido a que no es más que una demo, pero a mí se me ha hecho facilón y rápido el juego, pero imagino que es así porque al ser las primeras fases, la dificultad es prácticamente nula, dando lugar al jugador a acoplarse al complejo sistema de acoplamiento de estructuras, superposición de perspectivas y juegos visuales de los que hace gala el juego.

Sin duda, un juego que promete mucho y que con esta demostración no hace más que alimentar mis ganas de poder conseguirlo entero para superar todos los niveles de los que conste. Muy recomendable si os gustan los juegos de pensar.

Vía | PSP Fanboy Más información | Echochrome

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir