Compartir
Publicidad

Juega en Dolby DTS 5.1 y sin molestar a nadie

Juega en Dolby DTS 5.1 y sin molestar a nadie
Guardar
23 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Siempre he sido más partidario de Papá Noel que de los Reyes Magos. Básicamente porque puedes disfrutar de los regalos durante las vacaciones. Bueno, por eso y porque no trae carbón. El caso es que este año el gordito del trineo nos ha traído un regalo que nuestros oídos nunca olvidarán: unos auriculares 5.1. Con sus 4 altavoces por oreja y su descodificador Dolby incorporado. Impresionante. La experiencia jugando con este chisme puesto en la cabeza no tiene nada que ver con unos altavoces normales.

Como para hacer la carta a Papá Noel hubo que investigar un poco, os dejo aquí unas primeras impresiones, e incluimos las diferencias entre los auriculares DTS 5.1 y los DTS con simplemente efecto surround.

Sube el volumen!

Primero, algo sobre el sonido en los videojuegos Yo no tengo ni idea de tecnicismos sobre el sonido, ni número de canales, ni cosas de esas. Simplemente me gusta disfrutar bien del sonido. Me gusta jugar con auriculares porque el sonido en la mayoría de los juegos modernos está curradísimo. Si juegas con altavoces normales a un volumen normal, no sólo te pierdes calidad de sonido, si no que te pierdes muchos sonidos. Jugando con auriculares oyes muchísimas más cosas que sin ellos. Y esto en el juego online, desde que en todos los juegos se oyen los pasos de los personajes, supone una ventaja importante. Pasar de altavoces normales a unos buenos auriculares envolventes, de esos que te cubren la oreja entera, es como pasar de una TV normal, de las antiguas, a una TV panorámica y de alta definición.

Explosiones, disparos, sonidos de ambiente, ruido de los personajes, música, ruido de motores, etc. Todo esto forma parte del juego. Una parte tan importante como los gráficos.

Estéreo vs Dolby Digital 5.1 No me voy a poner a explicar en qué consiste el sonido Dolby 5.1 y demás. Es un rollo, es complicado, y seguro que meto la pata. Pero sí se puede explicar muy bien las diferencias que sentimos al utilizarlo.

Con una TV normal en un salón, todo el sonido viene de delante. Supongamos que tienes una TV enorme con unos muy buenos altavoces estéreo con sonido Surround o similar. Entonces oyes el sonido como un poco más disperso por el salón. Aún te pierdes lo mejor: la direccionalidad.

Si quieres ganar calidad de sonido sin necesariamente molestar a toda la familia y vecinos, lo mejor por el momento (seguimos en estéreo), son unos buenos auriculares. Con unos auriculares te das cuenta de la cantidad de pequeños sonidos que hay en cada juego. La sensación de jugar es totalmente distinta, te metes mucho más dentro de la acción. Lo malo de los auriculares es el efecto que producen: parece que tienes la fuente del sonido dentro de tu cabeza, justo en el centro del cráneo. Hay diferencias cuando los sonidos vienen de un único lado, pero no mucha.

Si te quitas los cascos y vuelves a los altavoces, pero pegas el salto a un sistema completo DTS 5.1 ya estás dentro del juego, como en otro mundo; la rueda trasera derecha del coche la oyes derrapar justo detrás de tí, a la derecha. Las balas que te dispara aquel tío de allí delante las oyes pasar sílbandote la oreja, y las explosiones detrás tuyo las oirás ahí, detrás tuyo. Si a alguien en el juego se le ocurre pedir apoyo aréreo de un helicóptero oirás el motor y las hélices sobrevolando el salón. Y no tendrás que mirar el radar, sabrás perfectamente dónde está. Es el puto caos. Es la guerra.

Si has jugado alguna vez con DTS 5.1, sabes a qué me refiero. Molaría jugar siempre así, ¿verdad?. Lo malo es lo aparatoso de la situación: los vecinos, los niños durmiendo, tu madre que se queja de que no oye la telenovela, etc.

¡Arrrgh, pero yo quiero DTS 5.1!

En realidad esto es un 7.1!

Una buena solución: auriculares DTS 5.1 Existe una solución perfecta, pero no conocida por todo el mundo: unos buenos auriculares DTS 5.1. Con unos auriculares de estos tienes una experiencia cercana al 5.1 de salón. Digo cercana porque la direccionalidad no es igual, pero sí muy parecida. El efecto que produce te permite distinguir en qué parte del espacio virtual tridimensional de tu percepción sensorial está el sonido (lo siento, me acabo de inventar esa expresión, por eso suena tan mal). Las explosiones de detrás las oirás detrás, el ruido del motor de delante lo oirás delante, etc. No tiene tanto detalle respecto al movimiento del sonido, con lo que no notarás el ruido de las balas pasando de delante a atrás silbándote la oreja, pero sí es un salto cualitativo importante respecto al sonido estéreo.

Un ejemplo: desde que uso los auriculares DTS 5.1, en el 'Call Of Duty 4' online oigo perfectamente los pasos de los demás jugadores cuando estamos varios dentro de una casa. Pero oigo de dónde vienen los pasos. No sólo si están cerca o lejos, o más a la derecha o más a la izquierda. Los oigo acercarse por las escaleras de la habitación de al lado. Y claro, me cargo al tío antes de que haya terminado de subir.

Los auriculares son más o menos así

Gato por liebre, descodificador y altavoces Existen varios tipos de auriculares DTS 5.1, los buenos y los malos. Todos traen (o deberían traer) un descodificador DTS pequeñito. Coges tu consola favorita, le enchufas la salida de audio digital al deco, pinchas los cascos también al deco, configuras la consola para que saque el sonido en digital, y a correr.

Hasta aquí es bastante sencillo, no parece que haya diferencias entre marcas y modelos... ¿y dónde está el gato? Pues está en que muchos de estos chismes utilizan unos cascos estéreo normales y corrientes. Los venden como DTS 5.1 Dolby Digital, pero es una tomadura de pelo. Tienes DTS 5.1 desde la consola hasta el descodificador, pero éste hace una conversión y emite la señal de salida en estéreo vulgar y corriente. Hablan de efecto surround, pero no es más que un estéreo subido de graves.

Personalmente no le veo ninguna ventaja a estos modelos. Básicamente porque cuestan más o menos lo mismo que un modelo bueno.

La opción correcta está compuesta por un descodificador DTS y unos auriculares especiales. La particularidad es que los cascos tienen un total de 8 altavoces, 4 por oreja. Así oyes en cada oído el sonido de delante, detrás, izquierda o derecha, y vibración. El cable que enchufa los cascos al deco también es especial, más gordo de lo normal.

Precios Desde mi punto de vista, para la tecnología de consumo no es necesario gastarse una pasta gansa para obtener buena calidad. Los precios oscilan de 40€ a 450€. Dejando de lado los más baratos, yo encontré modelos muy buenos entre 80€ y 100€. La calidad de sonido es buenísima, no creo que sea necesario gastarse los 450€ que cuesta el modelo que está hecho con madera de roble añejo. Me mola el plástico.

La opción Sharkoon La opción por la que me decanté es de la marca Sharkoon, el modelo X-Tatic 5.1, aunque cualquiera similar será muy parecida, seguro. Los auriculares son grandes, cómodos y tienen un cable muy largo con un chisme de control de volumen (4 ruedas) en el cable. El descodificador es pequeñito y tiene la entrada de audio por cable óptico que usa mi 360 (toslink, el futuro). Un punto a favor de este modelo para los propietarios de una Xbox 360 es que tiene un micrófono de quita y pon compatible con Xbox Live. Aquí las fotos:

Los auriculares, claro

Los auriculares son grandes y cómodos. El micro se quita y se pone, y utiliza un cable adicional que se conecta al mando de la 360. Si no tienes 360 o no lo quieres usar, pues lo quitas y listo. No he tenido tiempo de probar el micro, así que no os puedo decir nada de él...

control de volumen

Cerca de los cascos está el control de volumen del cable. Tiene control independiente de delante/detrás/centro y vibración. Pon la vibración a tope, y te retumbarán las bombas en la cabeza.

pequeño descodificador

Por último, el deco. Es pequeñito. No tiene control de volumen individual como los altavoces, sólo tiene subir y bajar. Tiene dos salidas para auriculares, como podéis ver, y un par de botones para efectos como un delay o retardo en los efectos que le da más realismo al sonido. No lo he probado, así que no digo nada del tema.

Valoración final

Pros * Sonido mucho mejor que en estéreo, sensación de inmersión completa. * No molestas a nadie pegando tiros o corriendo en coche o matando orcos viajando entre galaxias. * No es aparatoso ni ocupa sitio por el salón/habitación. Una vez montado, es como unos cascos normales y corrientes. * Para el modelo concreto de Sharkoon, ** tiene un micrófono compatible con Xbox Live (sólo para Xbox, lo siento) ** son muy cómodos y relativamente ligeros.

Contras * No es tan bueno como un DTS 5.1 con altavoces distribuidos por el salón/habitación. * No te enteras si suena el teléfono o te llama tu madre (igual que con cascos estéreo, vaya).

En definitiva: si te gusta jugar con auriculares, seguro que te gusta. Si no sueles jugar con auriculares, deberías probarlo alguna vez.

Nota final importante: jugando con auriculares no pongas el volumen muy alto. Aunque mola más ponerlo a tope de volumen, utiliza un nivel razonable. No uses los casos más de una hora seguida, o descansa de ellos un ratillo cada cierto tiempo. Lo digo en serio. Hacedme caso o dentro de 5-10 años estaréis todos sordos. Y creedme, no debe molar nada estar sordo.

Sitio oficial | SHARKOON Technologies

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos