Compartir
Publicidad
Análisis de Firewatch, una magistral lección de narrativa
Análisis

Análisis de Firewatch, una magistral lección de narrativa

Publicidad
Publicidad

‘Firewatch’ fue un flechazo a primera vista, y consiguió esa sensación con un tráiler de presentación cargado de detalles que me invitaba a ponerme en la piel de un guardia forestal en un verano perfecto para que el fuego pasase sus vacaciones junto a mi cabaña.

De lo que creía que encontraría en la propuesta de Campo Santo a lo que finalmente han entregado hay todo un mundo, dejando de lado la exploración de la naturaleza y el trabajo de campo para ofrecer una historia tan dura como conmovedora a través de las conversaciones que mantiene el protagonista. Puede no ser lo que en un principio esperaba de él, pero eso no ha impedido que me enamore.

Si un árbol cae en medio del bosque...

Firewatch1

Jugaba en su contra el hecho de querer contarme una historia a la nueva usanza, limitando mis movimientos y centrándose en desarrollar su narrativa a través de acciones y paseos.

No es un estilo que me guste en exceso, a menudo me aburre o tengo la sensación de que me han plantado en un escenario plagado de cajas de texto esperando a ser leídas antes de que salten los créditos, pero donde otros fracasaron al intentar conquistarme, ‘Firewatch’ consiguió acaparar toda mi atención ya en sus primeros compases.

Las primeras decisiones a tomar, las que llevan a nuestro protagonista a un retiro a la montaña para huir de sus problemas, ya dejan muy claro cómo el equipo de desarrollo pretende hacer avanzar la historia. Ahí, en forma de texto y aún con una mínima interacción con Henry, a menudo se nos plantean respuestas en las que desearíamos tener una tercera opción.

El “no quiero actuar así”, el “quiero algo mejor para mi personaje” al que muchos jugadores nos vemos abocados con la intención de cambiar el curso de la historia se plantea en ‘Firewatch’ como un espejismo, una ilusión que dista mucho de la dura realidad que se nos plantea y de la que, queramos o no, es imposible escapar.

Firewatch4

... llama a Delilah y cuéntaselo

Se nota en esos textos y se nota en la primera conversación con Delilah, la coordinadora de guardabosques que se pondrá en contacto con nosotros la primera noche a través de la herramienta que da sentido al juego, el walkie talkie que servirá de enlace con esa inestimable colaboradora.

Cómo se gestiona la relación entre ambos personajes es la verdadera esencia de ‘Firewatch’

En ese momento y después de conocer la situación de Henry, lo primero que me habría gustado es hacer una nueva amiga, pero él, asqueado y cansado por el viaje y todo lo que guarda en su cabeza, se limita a contestarle con el mínimo tacto posible antes de marcharse a la cama y dar por finalizado ese primer contacto al que luego nunca querrás ponerle fin.

El cómo se gestiona la relación entre ambos personajes desde ese crudo inicio hasta su final es la verdadera esencia de ‘Firewatch’, siendo nuestro trabajo en el bosque y los misterios que esconde un mero Maguffin que hace avanzar los días de verano, una simple excusa para coger el walkie, apuntar hacia un objeto de interés y llamar a Delilah para escuchar su voz una vez más.

Firewatch02

Una forma más inteligente de contar historias

La calma que producen sus comentarios y sus chascarrillos, el verte reflejado en una persona con sus propios demonios internos que intenta salir adelante, el querer creer que de ahí va a salir algo bonito y que deshará por completo ese nudo en la garganta que te apretó el inicio del juego, es la verdadera magia de una aventura que simplemente se limita a que el desarrollo de esa historia sea lo más entretenido posible para el jugador.

‘Firewatch’ es el cimiento que este tipo de juegos estaba buscando

Usarás el mapa y la brújula para orientarte, conseguirás nuevos objetos que te abrirán más caminos, escalarás y harás rappel por montañas escarpadas y perseguirás fantasmas buscando una segunda interacción humana para cuando la conversación con Delilah no sea posible y empieces a notar la soledad pesando sobre tus hombros.

Campo Santo coge el género de los paseos narrativos y le suma una pizca de jugabilidad tan simple como efectiva con la que, por fin, una historia no sólo me engancha, también me hace querer que esos trámites de jugador pasen lo antes posible para seguir conociendo más a mi interlocutora.

Firewatch2

Firewatch: uno de los imprescindibles de 2016

La belleza de sus paisajes y lo divertidos que resultan ser sus caminos de aquí para allí son la guinda sobre un pastel que bien podría haber tirado de esencia indie, quedándose en meras líneas de texto que ya habrían sido aplaudidas. La realidad, sin embargo, es que este equipo de genios ha conseguido unir lo mejor de cada casa para crear un juego centrado en la historia sin que ninguna de las partes chirríe.

‘Firewatch’ es ese cimiento que este tipo de juegos estaba buscando, la piedra que marca cómo se puede desarrollar una historia haciéndola apta para cualquier tipo de jugador, demandando esfuerzo pero recompensando, guiando tus pasos pero dejando que los realices a tu ritmo.

En definitiva, ‘Firewatch’ es el primer título que traspasa la línea de la película interactiva para convertirse en el espejo en el que, a partir de hoy, deberían mirarse los juegos que quieran contar una historia. Campo Santo ha conseguido que alguien que huía de este tipo de aventuras acabe enamorado de una. Si eso no es un logro para la industria es que hemos perdido la fe en ella.

Imprescindible

Firewatch

Firewatch

Plataformas PC y PS4 (versión analizada)
Multijugador No
Desarrollador Campo Santo
Compañía Panic
Lanzamiento Ya disponible
Precio 19,99 euros

Lo mejor

  • Una historia que engancha.
  • La forma en la que se desarrolla la relación entre personajes.
  • Divertido y visualmente impactante.
  • Una actuación digna de mención.

Lo peor

  • Problemas de popping y framerate en PS4.
  • A veces la apertura de caminos puede ser un poco patillera.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos