Compartir
Publicidad
Probamos Dragon Quest Builders, el Minecraft-killer nipón
Análisis

Probamos Dragon Quest Builders, el Minecraft-killer nipón

Publicidad
Publicidad

'Minecraft' ha removido los cimientos, nunca mejor dicho, de esta industria. No solamente se trata de un juego con ventas millonarias, sino que cuenta con una de las comunidades más fieles y dedicadas, capaces de creaciones espectaculares que no dejan de sorprendernos todos los meses.

Ante tal éxito, hace unos cuantos años ya, no tardaron en sucederse imitadores... hasta que los estudios grandes han terminado por subirse al carro. Lo vimos con 'LEGO Worlds' a cargo de TT Games, aún en desarrollo, y próximamente le tocará el turno a 'Dragon Quest Builders' por parte de Square Enix y con las miras puestas (por ahora) en el mercado nipón.

No hemos querido la oportunidad de echarle el guante aprovechando la reciente publicación de su demo en la Store nipona de PS4, y tras un buen rato jugando esto es lo que nos hemos encontrado.

Otra vuelta de tuerca para la saga Dragon Quest

210116 Dqbuilders 01

Lo primero que llama la atención, claro está, es ese nuevo cambio de rumbo para 'Dragon Quest' tras el musou 'Dragon Quest Heroes' visto el año pasado y que también se alejó de los clásicos de Enix. Al menos su estética, con Akira Toriyama a la cabeza, sigue intacta, pese a que aquí los entornos sean cuadriculados. Esto es un 'Minecraft' nipón, a fin de cuentas. Y tampoco lo oculta. Pero al menos es más bonito y parte con la ventaja de ambientarse en el universo de 'Dragon Quest'.

'Dragon Quest Builders' surge, por cierto, como final alternativo para la primera entrega de la saga, de 1986, y que estaba ambientada en Alefgard. Partiendo de un nuevo héroe (hombre o mujer), nuestro objetivo será reconstruir este reino tras todo el caos y destrucción causados por Dragonlord.

El comienzo, a modo de tutorial, nos presenta ante una pequeña cueva y unos cuantos esqueletos inertes. Tenemos una mesa, a modo de taller, desde el que iremos descubriendo los comandos básicos de recolección y fabricación de objetos. Cualquiera que haya probado 'Minecraft' se sentirá como en casa. Y es muy intuitivo, porque lo he jugado en japonés y no he tenido ningún problema.

Los bloques básicos los podemos romper con los puños, proceso que se agiliza bastante si fabricamos y nos equipamos una porra o un garrote, los primeros que podremos crear. Estas armas, claro está, se gastan, pero tardarán bastante en hacerlo. Y el modo de navegar entre ellas (tras equiparlas desde el menú de personaje) es muy sencillo también: arriba o abajo en la cruceta.

El primer campamento de Dragon Quest Builders

210116 Dqbuilders 02

Curado al protagonista con un ungüento para el que necesité tres flores, lo que vino después es algo que tan solo pueden ofrecer juegos similares a 'Minecraft': puse varios bloques estratégicamente para poder escalar con facilidad y salir de ese lugar tan sombrío y poco apetecible. Y vino la luz.

La libertad que ofrece 'Dragon Quest Builders' es total, aunque en esta demo cuenta con lógicas limitaciones de exploración al no poder visitar otras islas. Pero pese a ello, es enorme y podemos curiosear tanto por las praderas y montañas más primaverales, como animarse con la ciénaga y sus aguas venenosas. Y cómo no, no faltan los monstruos más clásicos de 'Dragon Quest'.

Pero tras salir al exterior la primera misión era clara: montar una base. Tras coger un estandarte, el propio juego nos indica hacia dónde debemos ir para plantarlo y dejar claro cuál es nuestro territorio. Dicho y hecho. Hasta había una casa medio derruida y otro taller de bricolaje.

Empecé a extraer recursos de todo tipo hasta que vino una chica que me ofreció unas cuantas misiones en perfecto japonés. Como he comentado, es muy intuitivo y las fui cumpliendo sin problemas. Básicamente eran del estilo "crea tal herramienta, arregla la casa o adecéntala un poco". Ahí me di cuenta de que el propio campamento tiene su nivel de experiencia y cada casa tiene su propia puntuación en base a cómo esté construida: si ponemos una cama se le suman 30 puntos, por ejemplo. Aunque en la demo tan solo hemos podido construir las necesidades más básicas.

Y pese a todo, no olvida (tímidamente) sus raíces

210116 Dqbuilders 03

Hecha la casa, me dio por construirle un techo, algo también muy sencillo aquí. De entrada, si no apuntamos, en 'Dragon Quest Builders' nuestro personaje se centra en lo que tiene enfrente. Si queremos crear (o destruir) algo que tiene arriba, pulsamos L1 y automáticamente mira hacia ahí e interactúa con lo que tenga a tiro, mientras que si pulsamos R1 se centra en lo de abajo.

Por lo tanto, para el techo lo que hice fue subirme a un borde de la casa y empezar a poner bloques. Cabe decir que podemos automatizar este mecanismo manteniendo pulsado el botón de colocar (triángulo, en este caso; es el botón con el que utilizamos cualquier objeto de la barra de acceso directo), acabando mucho más deprisa así. Después, lógicamente, quise volver a entrar en la casa para ver cómo se veía. Y aquí el juego nos lo plantea de dos formas: o bien manteniendo la cámara aérea, pero mostrando los bordes del protagonista sobreimpresos, o bien con una vista en primera persona para ver todo con sumo detalle. Al salir, eso sí, la cámara vuelve a la normalidad.

'Dragon Quest Builders' está más enfocado a la acción en comparación con 'Minecraft' y también cuenta a su favor el tener un elenco de monstruos inmensamente superior. No es un RPG como los originales de Enix, pero al menos sí que conserva un poco de su esencia, empezando por los citados diseños de Akira Toriyama, su universo o incluso el poder subir la vida del personaje. Esto último, por cierto, tras comer unas bayas que nos va dando una de las NPC de las misiones/tutoriales.

Es obvio, pese a todo, que el fan más acérrimo de 'Dragon Quest' verá con muy malos ojos este spin-off y querrá a toda costa ese 'Dragon Quest XI' que tampoco cuenta con fecha (todavía) para Europa. Pero lo cierto es que me ha sorprendido gratamente y tiene muchas posibilidades. Conociendo el mercado nipón, seguro que es un éxito por la fama de la saga de Square Enix.

Plataformas: PS3, PS4 (versión analizada) y PS Vita
Multijugador: no
Desarrollador: Armor Project y Bird Studio
Compañía: Square Enix
Lanzamiento: 28 de enero de 2016 (Japón; sin fecha para el resto)
Precio: no disponible

Dragon Quest Builders

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos