Síguenos

Liberation Maiden - Análisis

A finales de mayo en Japón Level-5 publicó ‘Guild01’, un proyecto conjunto con cuatro desarrolladores de prestigio dando lugar a cuatro videojuegos completamente distintos dentro de un mismo cartucho. Uno de ellos fue ‘Liberation Maiden’, en colaboración con el maestro Goichi Suda, de Grasshopper Manufacturer, y justamente es el que recibimos hace poco en la eShop europea, en formato digital, y en solitario. De los tres restantes, por cierto, tan solo recibiremos ‘Aero Porter’ y ‘Crimson Shroud’, mientras está en camino ‘Guild02’. Pero ahora toca centrarse en el análisis del ‘Liberation Maiden’.

En realidad este título de acción de clara estética nipona no es producto de un estudio (Level-5) y la mente pensante de Grasshopper Manufacturer, sino de tres, porque para las animaciones de estilo anime tenemos al estudio Bones (Fullmetal Alchemist), con lo cuál en el terreno visual, en lo concerniente a los vídeos de introducción y de final, más los diálogos con los personajes principales, ‘Liberation Maiden’ cumple con creces. Es como estar ante otro anime futurista, y eso nos gusta.

Liberation Maiden y su control, no apto para todo el mundo

Liberation Maiden

El problema de ‘Liberation Maiden’ deriva en su control. No es que sea impreciso, ni mucho menos. Pero sí incómodo. Demasiado. Y si somos zurdos (mi caso), más aún. Todo porque el control de Shoko Ozora, la protagonista de esta historia y que cabalga a lomos del Libertador Kamui, un mecha, se realiza con el stick izquierdo, quedando el ataque para el panel táctil inferior. De este modo la portátil la agarraremos con una sola mano, y tras un rato notaremos molestias. Tampoco ayuda mucho sustituir el puntero por nuestro dedo pulgar de la mano derecha, agarrando de esta forma la portátil con las dos manos, ya que se resta precisión y velocidad a la hora de fijar los disparos.

A esta molestia se le acrecenta otro defecto en ‘Liberation Maiden’, y es su escasísima duración. Menos de dos horas por un producto de 7,99 euros no es que ayude mucho, aunque se nos ofrezca un modo Stage Attack acompañando al clásico modo Historia para mejorar nuestro estilo, o la posibilidad de desbloquear ilustraciones acompañadas de más información sobre el juego dentro de la Galería tras cumplir ciertos requisitos (superar una misión, eliminar tantos enemigos, purificar al 100% cada fase, etc). Salvo que seamos completistas a la hora de desbloquear todo, es un título que se completa en menos de una tarde y que aún por encima cuenta con una mecánica bastante repetitiva.

Aunque antes de hablaros de esto hay que ponerse en situación. Estamos en el futuro y con el país de Nuevo Japón invadido. Asumiremos el control de Shoko, una chica de instituto que se convierte en la nueva presidenta del país tras la muerte de su padre. Nos guiará Kira mediante comunicaciones desde la base central, y nuestro objetivo, por lo tanto, será instaurar de nuevo la armonía en Nuevo Japón erradicando a los invasores. Algo que lograremos gracias al potente y ágil mecha Kamui.

Nuevo Japón invadida por múltiples conductos mecánicos

Liberation Maiden

El problema radica en la mecánica de juego. Salvo en la quinta y última misión, que será un duelo contra un sorprendente enemigo final, las cuatro misiones seguirán el mismo patrón. Tenemos varias misiones principales y una secundaria, y en las primeras será llegar a tal sitio, eliminar los enemigos de la zona (sean tanques, barcos, submarinos, trenes…) hasta que dé señales de vida un Conducto Mecánico. Éste consta de varias capas que iremos eliminando hasta que podamos purificar esa zona hasta ir a la siguiente. Y cuando eliminemos varios, llegará el momento de enfrentarse al Gran Conducto Mecánico, de mayor tamaño y de diferente aspecto, siendo mucho más difícil de abatir.

‘Liberation Maiden’ es un shooter en tercera persona, y nos podremos mover libremente por el pequeño mapeado de cada misión… salvo a la hora de enfrentarnos al Gran Conducto Mecánico, fijándose la cámara más a ras de suelo y entorpeciendo nuestros movimientos. Es algo de lo más molesto. A pesar de ello, el movimiento del mecha es ágil, pudiendo girar sobre su eje o realizar movimientos laterales de esquiva (con el botón ‘L’), y cuenta con dos tipos de armas: unos misiles que fijaremos en los enemigos y un láser. Lo que más utilizaremos sin duda es lo primero, aunque el láser será obligatorio en una pequeña parte del juego. Cambiaremos entre uno y otro con un simple gesto.

Pese a que el desarrollo de ‘Liberation Maiden’ sea repetitivo, cierto es que veremos pequeñas pinceladas que nos alejarán de la monotonía, como una parte en una misión en la que deberemos adentrarnos en una base para eliminar un objetivo sin que salten las alarmas. O también el hecho de que haya mapeados distintos… aunque no numerosos. A fin de cuentas hemos recalcado en varias ocasiones que sólo hay cinco misiones y la historia dura menos de dos horas. Eso nunca ayuda.

Fijar y disparar. Esquivar. Fijar y disparar. Y así todo el rato

Liberation Maiden

El panel táctil, sobre el que apuntaremos y realizaremos los disparos, también nos servirá como mapa, con hexágonos que nos indicarán las zonas de interés, aparte de servirnos también para cambiar de arma. Aunque el desarrollo de ‘Liberation Maiden’ sea el de un shooter en tercera persona, no quita que tengamos momentos puntuales para los molestos QTE. Estos estarán reservados para los Grandes Conductos Mecánicos, y tendremos desde los que habrá que realizar círculos con el puntero para darle el finiquito al jefe de turno hasta los que nos obligarán a girar de un lado a otro el stick analógico izquierdo para zafarnos de una tela de araña. Suerte que no son numerosos, menos mal.

El panel táctil nos sirve, a su vez, no solamente para fijar y disparar a toda amenaza (o para liberar edificios infectados para purificar la zona), sino también para evitar los misiles (u otros objetos, como rocas gigantes) enemigos, fijándolos como si de un objetivo normal se tratase. No pararemos quietos.

En resumen, ¿es malo ‘Liberation Maiden’? Sí y no. Por naturaleza desde luego que no. Pero por duración, especial forma de control y escasas opciones de juego se nos antoja un producto insuficiente por el precio que hemos pagado por él. Da la sensación de ser un simple aperitivo de algo grande.

Liberation Maiden | Nintendo 3DS

Liberation Maiden
  • Plataformas: Nintendo 3DS (eShop)
  • Desarrollador: Level-5 y Goichi Suda
  • Distribuidor: Level-5
  • Lanzamiento: 4 de octubre de 2012
  • Precio: 7,99 euros

Liberation Maiden es la colaboración entre Level-5 y Goichi Suda, dando lugar a un título de acción que se pasa en menos de una tarde. Insuficiente.

Vídeo | Youtube

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

16 comentarios