Compartir
Publicidad
Análisis de Rocket League: sorprendente mezcla entre coches y fútbol que sale bien parada
Análisis

Análisis de Rocket League: sorprendente mezcla entre coches y fútbol que sale bien parada

Publicidad
Publicidad

No se puede decir que 'Supersonic Acrobatic Rocket-Powered Battle-Cars' haya sido un éxito de masas (ni siquiera de crítica), pero tenía algo especial... Esa mezcla entre coches y fútbol supo cautivar a cierto sector del público que se animó a probar sus bondades allá en el lejano 2008.

Siete años después de su debut en Playstation Network para PS3 hemos recibido su secuela, bajo el nombre de 'Rocket League' (menos mal que es más escueto, que el del original tenía tela) hace unas semanas en PC y PS4, y desde luego que nos hemos llevado una grata sorpresa, hasta tal punto de que gente no aficionada al mundo del balompié esté disfrutando de estos partidos tan locos.

Porque eso de jugar al fútbol conduciendo un coche que es capaz de saltar, hacer acrobacias y usar un turbo, no es algo que se pueda tomar a la ligera. La combinación no podía ser más llamativa.

El concepto es sencillo. ¿Dominarlo? Ni por asomo

Rocket League

Acostumbrado a disputar partidos de fútbol tanto en la vida real como en la virtual, resulta refrescante toparse con variantes como la de 'Rocket League'. El concepto sigue siendo igual de sencillo: meter la pelota en la portería rival. Sin embargo esto con un vehículo se torna en una hazaña en ciertas situaciones. Algo tan básico como rematar el balón puede darnos más de un quebradero de cabeza.

Como hemos dicho, estos vehículos son especiales y pueden saltar y con ello hacer acrobacias. Esto hace que el balón esté más veces por el aire que a ras de suelo y será esencial dominar el control de nuestro bólido, como las arremetidas laterales o frontales, si queremos tener papeletas para ganar. Lo único que me ha echado para atrás es el tema de su cámara, en este sentido, que en ninguna de las dos posiciones se me antoja óptima: la que se centra en el balón nos deja vendidos cuando la tenemos sobre nuestra cabeza y la cámara libre es en más de una ocasión un estorbo.

Tema de perspectiva aparte, resulta increíble lo que se puede llegar a hacer con un coche y pese a que nos llevará un montón de horas dominar todas las situaciones (cuántas veces me habré pasado de frenada en remates o despejes...) no tardaremos en realizar algún gol antológico de potra.

Lo bueno es que en las partidas online nos encontraremos con muchos en nuestra misma situación (a fin de cuentas no es una mecánica popular) y por lo general serán bastante niveladas. Ahora bien, lo ideal antes de meterse en faena es completar el tutorial (al menos en nivel novato con todos los aspectos básicos sobre defender, atacar y movimientos aéreos) y luego disputar torneos contra la IA.

Se puede disfrutar Rocket League sin ser futbolero

Rocket League

Se le puede achacar a 'Rocket League' no ser lo suficientemente variado, puesto que tan solo trata de disputar partidos sobre cuatro ruedas y en distintos modos de juego que vienen a ser lo mismo: torneo contra la máquina, partidos de exhibición de manera local (contra la IA o colegas) u online, pero tiene el gran mérito de ser disfrutable aunque no nos pueda gustar el mundo del fútbol.

Además, si ya de por sí resulta atractiva y original esta propuesta, podemos desbloquear un montón de elementos para nuestro bólido según ganemos experiencia completando partidos. Desde lo más básico como la carrocería (en PS4 podemos desbloquear a Sweet Tooth, de la saga 'Twisted Metal') a la pintura, las ruedas, la antena u otros aspectos únicos, como las réplicas (lo que vendrían a ser "sombreros", pero para un coche... y donde hay absolutamente de todo) o el destello del turbo.

Esto hace que sea más rejugable si queremos conseguir todo, algo que nos llevará bastante tiempo. La pena es eso, que para ser un título con claro espíritu multijugador cojea algo en sus opciones al no poder disputar (por ahora) torneos con nuestros amigos (sólo contra la IA). Pero para partidas rápidas es sin duda una opción muy a tener en cuenta y tampoco es que haya alternativas...

Por si esto fuera poco, es uno de los incentivos de Playstation Plus de julio y viene con juego cruzado contra los usuarios de Steam, lo que aumenta considerablemente el público que hay disponible. En definitiva, una opción más que interesante para estos días de calor veraniego.

Rocket League

Rocket League

Plataformas PC y PS4 (versión analizada)
Multijugador Sí, ocho jugadores (online) y cuatro (local)
Desarrollador Psyonix
Compañía Psyonix
Lanzamiento 7 de julio de 2015
Precio 19,99 euros

Lo mejor

  • Fútbol y coches... buena mezcla
  • Las acrobacias sobre cuatro ruedas
  • Personalizar nuestro bólido

Lo peor

  • Parco en opciones (de momento)
  • Las dos cámaras son mejorables
  • Pasarse de frenada al rematar...

Sitio oficial | Rocket League

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos