Sigue a

AtariLogo

Sé que hoy en día parece ser común tener que posicionarte como fanboy de algo, pero uno, en cuanto a compañías de videojuegos se refiere, prefiere quedarse con lo mejor de todas. Aunque hay pocas que realmente crea que se merezcan tanto ser fan de ellas mismas como Atari. Porque Atari es el rock’n‘roll de las empresas de videojuegos.

Bienvenidos a la cúpula del trueno

Atari 2600

Atari, al contrario que varias de las empresas protagonistas de este especial de nacidas antes de los 80, no nació con otra idea en mente que la de hacer videojuegos. Pero, quizás por ello mismo, nació con una genética muy distinta a la del resto de compañías: en sus mejores años Atari era, básicamente, un auténtico cristo como empresa, ya fuese a la hora de idear sus nuevos productos, de pensar sus juegos, de producir sus consolas o de poner a trabajar a su gente.

De hecho, casi se podría decir que Atari comenzó a ir mal cuando perdió esa espontaneidad de los comienzos. Ese salvajismo, ese hacer las cosas por ver qué sale y ese pasarse por el forro todas las convenciones forma parte de su grandeza: Atari nunca estuvo domesticada y, gracias a eso, sentó las bases para una cultura, la del videojuego casero, que iba a su aire y se regía por convenciones muy distintas. Sí, como el rock’n‘roll primigenio.

La historia comienza en 1971, con Nolan Bushnell y Ted Dabney diseñando Computer Space para otra compañía. Lo suyo no es una simple conexión: es un mini-Big Bang que concluye, un año después, en el nacimiento de Atari Inc. y en la contratación de Al Alcorn como diseñador de juegos. Pong es su primer juego histórico, pero su título también marca la sonoridad de la historia de Atari: una onomatopeya potente a la vez que juguetona, que nace casi de la suerte (si no fuera porque el talento de Alcorn fue lo que hizo de un simple ejercicio de prueba para la compañía el primer gran hit de ésta).

Todo en Atari es así: mezcla a la vez de talento, chiripa, ensayo-error, diversión y pasión por lo que se hace.

Desde entonces, desde ‘Pong’, la compañía ha sido hasta cinco diferentes, bien independiente bien en manos de otras multinacionales como Warner. Son 40 años de historia en los que ha publicado más de 400 juegos para diversas plataformas y ha dado vida a algunos de los mayores éxitos de la historia… y también a algunos de los fracasos más significativos.

Pero, por encima de todo, la historia de Atari está llena de momentos divertidos, anécdotas insignificantes que cambian el curso de la historia y grandes hitos.

El mito de Atari: una lista de proezas y hazañas

Atari

  • La toma de decisiones en Atari: Hay un elemento mítico cada vez que se habla de los primeros años de Atari y es cómo se decidían los siguientes pasos. Lo que en otras empresas serían serias y largas reuniones, en Atari se describen más como fiestas universitarias: porros, cerveza, reuniones en jacuzzis (que acababan, obvia y literalmente, en papel mojado)… Nolan y el resto del equipo eran estrellas del rock en potencia, para desgracia de sus abogados que siempre tenían que rehacer los documentos legales.
  • La meca de la marihuana. Los procesos de fabricación de Atari implicaban jornadas laborales larguísimas y sueldos no especialmente amplios. Además, varias de sus líneas de producción se ubicaban en zonas deprimidas, llenas de miembros de clanes moteros que buscaban algo de pasta para financiarse el siguiente pico de heroína. Esos fueron los primeros empleados de producción de Atari, por lo que no extraña que quienes pasaron cerca de la fábrica de Martin Avenue aseguren que desde fuera ya se olía, con fuerza, a marihuana. Y no sólo esa droga: Roger Hector, diseñador de videojuegos, recuerda el miedo de sus primeros días en Atari, en 1977, cuando entraba al baño y se lo encontraba lleno de jeringuillas usadas.
  • Los beneficios laborales de Atari. Lo que no se puede negar es que Atari conocía a sus empleados. Por eso, entre las recompensas por trabajar más y mejor en la compañía, había cosas como atracones de cerveza cada viernes pagados por la propia Atari o la posibilidad de jugar gratis a todos sus juegos. Sin embargo, como los sueldos eran bajos, los empleados comenzaron a robar piezas de la línea de producción para empeñarlas en tiendas de la zona. Bushnell ha recordado en varias ocasiones que, tras seis semanas en las que los robos se hicieron cada vez más habituales, Atari tuvo que tomar medidas.
  • Kee Games: la historia de Kee Games, la empresa que en 1973 amenazó el liderato de Atari en el mundo de los videojuegos, es pura magia. Bushnell, ambicioso por naturaleza, decidió que tenía que conseguir que las distribuidoras de recreativas que le pedían exclusividad pasaran por su aro. Pero como no lo iban a hacer y Atari no quería cerrar su negocio a unos locales determinados, Bushnell se inventó la jugada maestra: creó una empresa paralela que hiciese clones de los videojuegos de Atari y puso a su vecino y amigo Joe Keenan a liderarla. Su éxito fue tal que ambas compañías acabaron fusionándose para solucionar los (endémicos) problemas financieros de Atari.
  • Bushnell intentando convencer a los ejecutivos de Warner: En 1976, Atari necesitaba dinero para la 2600, de manera que intentó conseguirlo de Warner. Cuando la gran empresa estaba cerca de cerrar el trato, a Bushnell se le ocurrió que la mejor idea para acabar de convencerlos era llevarlos a dar un paseo nocturno con su barco (llamado Pong) por la bahía de San Francisco. Pero Bushnell, en plena fiesta, acabó haciendo chocar el barco cuando volvían a puerto y dejando a los ejecutivos de Warner empapados y muertos de frío.

  • El coleccionismo: si hoy estáis guardando juegos en vuestras habitaciones como si no hubiese mañana, es gracias a que Atari supo que esto de los videojuegos, como la comida, entra por los ojos. Una caja de cualquiera de sus títulos es tan icónica que ya sabes a qué marca pertenece y eso es algo que el resto supo continuar.
  • El nacimiento de las third parties: “No sois más importantes para un juego que el tío que está en la línea de la fábrica ensamblándolo”. Eso es lo que Ray Kassar les dijo a David Crane, Larry Kaplan, Bob Whitehead y Alan Miller cuando estos le pidieron una compensación económica por ser los creadores de los juegos. Los cuatro se marcharon de Atari para fundar la primera third partie: Activision.
  • El gran crack: Pasar de más de 20 mil millones de dólares de beneficio en un año (1982) a perder 539 millones en el siguiente (1983), es una hazaña a la que solo pueden aspirar los muy bestias, los locos. Atari, en plena cumbre del mercado de los videojuegos, lo hizo. Un desastre, claro, pero como los videojuegos no murieron allí (como muchos analistas auguraban) y sí nos quedaron asombrosas historias y leyendas de aquel crash (las copias de ‘ET EL Extraterrestre’ enterradas en el desierto, por ejemplo)… hoy en día es un mito más de los que forjan una buena leyenda.
  • Juegos de Guerra: Por rudimentario que parezca ahora, ‘Battlezone‘ (1980) impresionó tanto al ejército norteamericano que contrató a Atari para una versión “Pro”, más realista y profunda, para usarla como entrenamiento militar con sus reclutas.
  • Los dos meses de vacaciones de Jim Morgan: Otro momentazo épico. Nintendo quería que Atari se encargase de comercializar a su nombre lo que finalmente sería la NES. Los japoneses buscaban asegurarse un socio en suelo estadounidense y tener un contrato en el que ellos se dedicasen al hardware, pero la marca que lo comercializase fuese una consolidada en EEUU. Visto con la perspectiva de hoy: el pacto del siglo para Atari. Sin embargo, como en la compañía las cosas andaban movidas y Ray Kassar acababa de dejar su puesto al frente, nadie llegó a firmar el acuerdo… entre otras cosas por Jim Morgan decidió pasarse dos meses de vacaciones antes de hacerse cargo de las tareas pendientes. Lección aprendida, chicos: firmad los papeles y luego tumbaos a la bartola.

Atari

  • La Atari Lynx: LA consola portátil. Juegazos, color, luz… y una vida breve ante la falta de apoyo de las compañías externas y uno de los rediseños más horribles de la historia. Y, sin embargo, ahí está, inspirando aún muchísimas cosas del mercado portátil.
  • La Atari Jaguar: la primera consola de 64 bits del mundo. Sí, un fracaso comercial, pero ahí estaba todo lo que el nuevo siglo nos iba a traer… en 1993. Y también un aviso para navegantes que quieran escucharlo: la potencia nunca lo ha sido todo… pero improvisar puede hacer caer al rival más duro.

Los juegos

Básicamente, se puede decir que Atari iba inventando por sí misma muchos de los géneros y videojuegos que marcaron la primera generación de las consolas caseras. En parte es gracias a su talento y a la necesidad que gente como Bushnell siempre tenía de no dejar de innovar. Y, por supuesto, otra parte de culpa recae en que cuando todo está por descubrir y eres casi el primero, es sencillo ir marcando hitos.

Pero uno mira la lista de juegos clásicos de Atari y se encuentra con clásicos que cualquier aficionado debe conocer… y jugar. Porque aún con lo rudimentario de la tecnología, lo que Atari consiguió fue dar forma también a la adicción. Veamos títulos que sólo con nombrarlos ya deberíais conocer y saber de qué iban:

  • ‘Asteroids’
  • ‘Pitfall’
  • ‘Centipede’
  • ‘Lunar Lander’
  • ‘Breakout’
  • ‘Pong’
  • ‘Yar’s Revenge’
  • ‘Combat’

Es sólo la punta del iceberg de sus más de 400 juegos y de estos en concreto se puede decir que si no los conocéis, tenéis una seria laguna en esto de los videojuegos. Hoy en día, la propia Atari deja jugar a muchos de sus clásicos desde cualquier navegador y desde principios de siglo ha ido haciendo nuevas versiones de todos para cada nueva consola o dispositivo móvil.

Si lo que queréis es verlos en su modo clásico, hay una notable pasión entre la escena retro por tenerlos siempre disponibles, casi en cualquier dispositivo nuevo que aparece. Pero hay más: la propia escena de aficionados va más lejos y plantea de vez en cuando versiones estilo Atari de juegos modernos, con demakes de, por ejemplo, ‘Portal‘ o ‘Halo‘.

Atari en fechas

  • Junio 1972: Bushnell y Dabney fundan su compañía. Syzygy, el primer nombre elegido, no está disponible para su uso.
  • Noviembre 1972: Pong se estrena en California y comienza su carrera de éxito.
  • 1973: Mientras Pong bate récords, Bushnell idea Kee Games para vender el doble de copias de los mismos juegos incluso entre distribuidores que piden exclusividad.
  • 1974: Las fábricas de Atari comienzan a hacerse famosas por sus problemas internos. Los propios empleados de las líneas roban piezas de la compañía para vendérselas a sus competidores.
  • 1975: Home Pong, la versión casera del juego de Al Acorn, vende rápidamente más de 200 mil unidades. Atari comienza a pensar en algo más grande para el mercado casero.
  • 1976: Warner compra Atari y le da la financiación necesaria para la 2600. Steve Jobs y Steve Wozniak diseñan en cinco días ‘Breakout’.
  • 1977: Atari lanza la 2600, la VCS.
  • 1978: Llega Ray Kassar a la dirección de la compañía, lo que provoca numerosas quejas del personal por su actitud y la salida de la compañía de Bushnell.
  • 1979: Atari estrena el primer juego con gráficos vectoriales de la historia, ‘Lunar Lander’. Antes de final de año revienta el mercado arcade con ‘Asteroids’.
  • 1980: Atari se convierte por sí misma en un tercio de los ingresos anuales totales de Warner
  • Diciembre 1982: El videojuego de ‘ET’ llega a tiempo para el mercado de Navidad… pese a haber sido encargado solo unas semanas antes. Ese momento será escogido como epítome de la primera gran crisis del sector de los videojuegos.
  • 1983: Los beneficios de Atari se hunden.
  • 1985: La compañía trata de posicionarse fuerte en el terreno de los ordenadores personales. XE y ST son sus dos marcas.
  • 1988: Atari y Epix concluyen el desarrollo y el lanzamiento de Lynx, la primera consola portátil a color del mundo.
  • 1992: Atari deja de vender la 2600, tras casi 30 millones de unidades vendidas durante sus quince años de vida.
  • 1993: Atari mata su división de ordenadores para centrarse exclusivamente en el lanzamiento de Jaguar.
  • 1996: Jaguar deja de venderse tras una vida corta y plagada de dificultades por la falta de apoyos.
  • 1998: Atari pasa a ser propiedad de Hasbro.
  • 1999: Un año después, es Infogrames quien se hace con el control de la compañía.
  • 2004: Atari lanza la primera Flashback, retroconsolas que incorporan numerosos juegos de la 2600 y la 7800.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

16 comentarios