Síguenos

Diez juegos para recordar la Xbox

Xbox cumple diez años. Qué rápido pasa el tiempo, ¿no? Tras todo este tiempo solamente hemos avanzado una generación más, siendo la Xbox 360 su sucesora, y se han pulido algunos de los aspectos que introdujo la primera consola de Microsoft. De las cuatro grandes de su generación (Dreamcast, Gamecube, PS2 y Xbox), fue tal vez la menos destacada (especialmente en algunos territorios, ¿verdad, Japón?), pero no por ello estuvo exenta de títulos a la altura.

En mi caso tuve la suerte de disponer de las cuatro grandes antes citadas, por lo que no me privé de hacerme con las joyas de cada una, aunque lamentablemente desde el pasado 19 de enero del 2008 se me estropeó por culpa de las luces rojas (sí, empezaron ahí, no en la Xbox 360). Pero el recuerdo sigue intacto, y como también ha sido una consola con la que he disfrutado (salvo con el CD-i, por citar una que no me ha gustado nada, todas me han aportado su granito de arena en forma de diversión) quiero dedicarle una entrada especial conmemorativa por estos diez años desde su publicación aportando diez juegos para recordarla. Aunque aquí primarán mis gustos personales.

Halo: Combat Evolved

Halo: Combat Evolved

No soy especialmente fan de la saga ‘Halo’, pero es innegable el impacto que tuvo el ‘Halo: Combat Evolved’ en la generación pasada. Recuerdo haberlo probado meses antes de hacerme con la consola y quedarme embobado viendo su aspecto gráfico, sumamente inmersivo. Por descontado fue de los primeros que compré, aunque lamentablemente lo acabé por aborrecer por culpa de la interminable y soporífera fase de la biblioteca. En cualquier caso, posteriormente cayó su secuela, y me encantó, pasándomela de cabo a rabo, y desde entonces no he faltado a la cita. Aunque ya digo, es una saga que no me apasiona. Pero, ¿qué hubiese sido de Microsoft sin esta saga para Xbox?

Project Gotham Racing 2

Project Gotham Racing 2

Tampoco soy un seguidor de los títulos de conducción de corte menos arcade, es algo que saben perfectamente los que me conocen, pero sí que es cierto que unos pocos han conseguido robarme la patata. Antes de dar el salto a la Xbox, la tristemente desaparecida Bizarre Creations me conquistó con su ‘Metropolis Street Racer’, y por ello hizo también lo propio con las dos entregas de su ‘Project Gotham Racing’, en especial con la segunda, que fue la que más disfruté. Los kudos seguían teniendo un encanto embriagador arropados por unas localizaciones muy detalladas.

Las crónicas de Riddick: Fuga de Butcher Bay

Las crónicas de Riddick: Fuga de Butcher Bay

Al igual que me sucedió con el antes citado trabajo de Bungie, ‘Las crónicas de Riddick: Fuga de Butcher Bay’ me pareció un título de acción que sin ningún tipo de dudas entraba por la vista. Fue uno de los que mejor aspecto lució en su generación, algo de lo que se benifició su jugabilidad al aprovechar con acierto su ambientación con los temas de sigilo, y por ello no extrañó años más tarde el verlo dentro del ‘The Chronicles of Riddick: Assault on Dark Athena’ para PC, PS3 y Xbox 360 como regalo. Hasta en la actualidad el original se conserva de maravilla.

Crimson Skies: High Road to Revenge

Crimson Skies: High Road to Revenge

El recuerdo que conservo de ‘Crimson Skies: High Road to Revenge’ a día de hoy está formado por dos cosas, principalmente: unos parajes de suma belleza, y una banda sonora de gran calidad. Pero es que, además, este juego de aviones (continuación del ‘Crimson Skies’ de PC) se manejaba muy bien. Era una delicia, en definitiva, surcar los cielos, pudiendo realizar las misiones a nuestro gusto o simplemente volar sin más. Resaltar, ya de paso, que fue uno de los juegos más jugados por Xbox Live en su momento, y uno de los pocos que pude probar de dicha manera.

Dead or Alive 3

Dead or Alive 3

Dentro de las exclusividades más destacables de las que gozó Xbox dentro del género de la lucha habría que mencionar el ‘Dead or Alive 3’ del Team Ninja. Tras haber disfrutado del primero en la Playstation y del segundo en la Dreamcast, era obvio que también me haría con los servicios de este tercero en la Xbox. Aunque no me pareció un producto tan redondo (os aseguro que no es un chiste intencionado en referencia a sus féminas luchadoras) como los anteriores, tal vez por culpa de formar parte de los títulos de lanzamiento de esta nueva consola. También para la Xbox, y como exclusividad, recibimos años más tarde el experimento ‘Dead or Alive Xtreme Beach Volleyball’ y un pack muy jugoso con los primeros de la saga bautizado como ‘Dead or Alive Ultimate’, siendo el más llamativo de todos ellos a pesar de no ser nuevo per se.

Fable

Fable

Al igual que comenté al inicio con el trabajo de Bungie, el caso de la saga ‘Fable’ también va ligado al de la consola de Microsoft… o mejor dicho, a Microsoft en sí, ya que también la hemos visto por PC. Pero este primer trabajo del gurú Peter Molyneux dio su pistoletazo de salida en “la caja X” con disparidad de opiniones. A mí no consiguió engancharme lo suficiente pese a su llamativa propuesta, y desde entonces ha seguido con ese mismo espíritu en el que nosotros decidimos qué camino tomar.

Conker: Live & Reloaded

Conker: Live & Reloaded

Es hablar sobre Rare y escuchar la misma historia una y otra vez: desde que pasaron a formar parte de Microsoft “se vendieron”. Y no le falta razón a esta sentencia. Sus mejores trabajos siguen siendo los producidos para Nintendo, siendo uno de ellos el polémico e incorregible ‘Conker’s Bad Fur Day’ para la Nintendo 64. Y es precisamente éste el que vimos años más tarde en forma de remake para Xbox con diversos añadidos (entre ellos distintos modos online) bajo el nombre de ‘Conker: Live & Reloaded’. En la actualidad sigue siendo uno de los títulos exclusivos para esta consola, y por lo tanto uno de los más recomendables de su catálogo.

Blinx: The Time Sweeper

Blinx: The Time Sweeper

Todavía recuerdo a ‘Blink: The Time Sweeper’ como ese videojuego de plataformas cuyo protagonista intentó de algún modo ser la mascota no oficial de Xbox sin demasiado acierto. No es que el título en cuestión de Artoon estuviese mal, pero desde luego que no podía competir de tú a tú con los grandes del género. A pesar de ello tuvo su premio en el E3 del 2002 como el mejor juego de Xbox, siendo, además, tal y como refleja su contraportada, “el primer juego de acción en 4D de la historia”. Hasta gozó de una secuela.

Ninja Gaiden

Ninja Gaiden

Hasta comienzos de los noventa el nombre de ‘Ninja Gaiden’ iba ligado, inexorablemente, a la NES. La saga de Tecmo salió en más plataformas, pero las tres entregas para la consola de 8 bits de Nintendo gozaron de mucha popularidad. Y con razón. Algo que Team Ninja volvió a repetir, pero en Xbox, con el sobresaliente regreso de Ryu Hayabusa. Uno de los mejores títulos de acción que nos podemos echar en cara, aún en la actualidad. Por ello no extrañó ni un ápice ver un port para PS3 a posteriori con diversas mejoras y añadidos de la versión “Black” de la primera consola de Microsoft.

Oddworld: Stranger’s Wrath

Oddworld: Stranger's Wrath

Mi favorito de la Xbox. Period. ‘Oddworld: Stranger’s Wrath’, como he repetido en más de una ocasión, me atrapó sin remedio desde el principio hasta el final, sorprendiéndome especialmente por ese giro hacia la mitad. Tras un titubeante ‘Munch’s Oddysee’, en el ‘Stranger’s Wrath’ Oddworld Inhabitants apostó más por la acción bajo una perspectiva en primera persona (aunque podíamos ponerla en tercera para algunas partes), olvidando en parte el espíritu inicial de la saga. Sigue siendo todavía muy recordado, y tampoco extraña, al igual que otros exclusivos de Xbox, que posteriormente haya recalado en otras plataformas: lo tenemos en PC desde hace unos años, y próximamente llegará a PS3 en forma de reedición en alta definición. No faltaré a la cita, desde luego.

Bonus track: Dino Crisis 3

Dino Crisis 3

¿Cómo? ¿El ‘Dino Crisis 3’? Estaréis preguntando con cara de incredulidad. Bien, este bonus track tiene trampa. Más que un juego para recordar es un juego para olvidar: uno de los ejemplos más claros de cómo estropear un título por culpa de la cámara, entre otros aspectos. Aparte que de por sí no tenía nada que hacer ni con la primera ni con la segunda entrega de la saga protagonizada por Regina, que por cierto, ésta obvió su aparición en el tercer capítulo. ¿Lo único salvable? Su bonita introducción. Aún así, a pesar de todo, todavía lo conservo dentro de mi extenso catálogo de juegos de la primera Xbox, y no tengo la intención de deshacerme de él. Más que nada porque sigue siendo un producto exclusivo de dicha plataforma y por esa descabellada idea de pasármelo algún día…

En Vidaextra | Xbox cumple diez años: recordando la primera consola de Microsoft

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios