Sigue a Vidaextra

Mario Strikers Charged - Caratula

La larga trayectoria deportiva de Mario en las consolas de Nintendo cuenta con un denominador común: todos los deportes que Mario practica son versiones “alocadas” del deporte original, que añaden a las reglas del juego en sí elementos y modificaciones propias del universo Mario.

‘Mario Strikers Charged’ no es una excepción en este aspecto. Su objetivo fundamental es sencillo: superar a su predecesor en GameCube, que se convirtió en todo un referente en lo que a “fútbol extremo” se refiere.

En Gamespot han analizado el juego, y estas son sus impresiones.

Lo primero que llama la atención del juego es que en el afán por crear un juego más loco que el anterior, en esta nueva versión de ‘Mario Strikers’ para Wii olvidaremos por momentos que estamos jugando un partido de fútbol, mientras el campo de juego se convierte en una especie de campo de batalla poblado de disparos relámpago, conchas voladoras y bolas de fuego.

El problema, según este análisis, es que en ocasiones el juego resulta demasiado caótico. Si a esto sumamos que las entradas y la inteligencia artificial de los enemigos son elementos que no se encuentran depurados del todo, el juego para un sólo jugador es bastante errático. La gran baza de ‘Mario Strikers Charged’ es su modo multijugador, especialmente si vamos a jugar online.

Mario Strikers Charged - Pantalla 01

Al igual que en las entregas anteriores, todo comienza con la elección de un capitán para el equipo de entre los 12 disponibles, que incluyen a personajes del universo Mario como Luigi, Bowser, Peach, Daisy, Wario, y, por supuesto, el propio Mario en sí mismo. Cada capitán cuenta con habilidades especiales, lo que lo convierte en el jugador más importante del equipo.

Una vez seleccionado el capitán, procederemos a elegir al resto de los miembros que compondrán el equipo de entre personajes secundarios del universo Mario, como Shy Guy, Birdo… Este aspecto a cambiado respecto al ‘Mario Strikers’ original, donde sólo podíamos elegir a un tipo de compañero. Aquí podremos elegir hasta tres compañeros diferentes, cada uno de los cuales contará también con su propio tiro especial.

Por supuesto, esto tiros nunca serán tan potentes como los del capitán, aunque si tendrán más posibilidades de éxito que un disparo a puerta tradicional. Encontraremos cosas tan curiosas como el tiro de Boo, en el que se vuelve transparente e intenta colarse en la portería, o el de los hermanos martillo, que hacen lo que mejor saben hacer: lanzar martillos.

Mario Strikers Charged - Pantalla 02

El capitán, por su parte, cuenta con un disparo algo diferente. Tras pulsar el botón B durante unos segundos, aparecerá un medidor en pantalla al estilo de los juegos de golf. Dependiendo de donde lo paremos, dispararemos más o menos balones al portero en una rápida sucesión de tiros a puerta, en la que portero y jugador se devuelven la pelota al estilo “Dragon Ball Z”.

Cuando jugamos contra la máquina, realizar un tiro especial practicamente nos garantizo un gol seguro. Sin embargo, cuando jugamos contra otro jugador o nos vemos obligados a parar uno de estos tiros, entramos en una especie de minijuego en el que debemos apuntar con el Wiimote a la pantalla cada vez que se acerque un balón, pulsando el botón A para pararlos. Podemos hacernos una idea de como va este minijuego gracias a la demo disponible en la web oficial (solo accesible desde el Canal Internet de Wii).

Mario Strikers Charged - Pantalla 03

En cuanto a los ítems, por suerte, no aparecen tan a menudo como en el juego anterior. A pesar de todo, existen terrenos de juego con sus propias dificultades, como vallas electrificadas o ríos de lava. Incluso podremos derribar a nuestros oponentes agitando el Wiimote, en el que es quizá el único uso significativo del detector de movimiento de la Wii en este juego.

La conclusión final del análisis es que todo aquel que haya disfrutado del ‘Mario Strikers’ original encontrará sin duda una continuación perfecta en este juego. La innovación fundamental de este juego es su modo multijugador, que se convierte en su mayor fuerte. No es un juego especialmente largo o divertido jugando sólo, pero se convierte en toda una experiencia a través de su magnífico modo online.

Vía | GameSpot

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

24 comentarios