Publicidad

Así podía haber sido la nueva Lara Croft

Así podía haber sido la nueva Lara Croft
21 comentarios

Publicidad

Ya sabéis de mi particular gusto por hacerme con casi cualquier libro de arte conceptual de videojuegos que pase por delante de mis narices. Poco a poco mi colección va creciendo y aunque tengo pendiente un artículo sobre los cinco mejores libros de arte que me he cruzado no puedo evitar compartir con vosotros noticias de este tipo.

El ilustrador Brenoch Adams ha trabajado durante un montón de tiempo como artista en Eidos y parte de su trabajo ha sido el de reimaginar a una nueva Lara Croft de cara al último juego que protagonizó la intrépida arqueóloga. Ya sabéis, una Lara más humana que nunca, que sufre, que se toma en serio a sí misma y que además es más joven e inexperta que todas las anteriores encarnaciones de la aventurera. Una Lara acorde a los tiempos actuales, vamos. Por eso es interesante ver qué direcciones exploró Brenoch antes de dar con una Lara que sí se acerca a la que finalmente acabamos viendo en el juego.

Lara

Fijaos en estos tres prototipos. Una, la de la izquierda, podría considerarse una versión actualizada directamente de la Lara que conocíamos antes. Voluptuosa, segura de si misma, con un punto sexy y sobre todo entrada en la treintena. Es Lara en su plenitud.

La Lara del centro es la que finalmente acabó ganando la partida. Una Lara más jovencita, con cara de no haber roto un plato, sucia, herida y con pinta de estar pasándolo realmente mal. Sí que da esa sensación de ser una aventurera sufrida en un entorno hostil, una especie de Katniss Everdeen al estilo Eidos.

Finalmente la tercera opción (la que menos me gusta personalmente) nos presenta a una Lara más joven que las otras dos y aunque lleve un brazo en cabestrillo es la que tiene una pose más “badass”. Demasiado dura como para el juego que tenían entre manos. A vosotros, ¿qué Lara os convence más?

Vía | Kotaku

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir