Compartir
Publicidad
Assassin’s Creed: Syndicate huele a lo mismo de siempre, pero me muero por jugarlo
Acción

Assassin’s Creed: Syndicate huele a lo mismo de siempre, pero me muero por jugarlo

Publicidad
Publicidad

Creo que debo ser de los pocos que aún tiene agallas suficientes para salirme del camino marcado por la opinión (aparentemente) mayoritaria para afirmar que sigo pasándomelo en grande con la saga ‘Assassin’s Creed’. El nuevo ‘Assassin’s Creed: Syndicate’ no es una excepción, pero sí me plantea serias dudas respecto a algunas decisiones.

Puede que haya tenido suerte con los bugs, que haya evitado los principales problemas que ya parecen el pan de cada día de la franquicia y que, aunque sigo teniendo mis entregas favoritas y otras menos queridas, el credo de los asesinos aún me ofrece grandes momentos de acción, sigilo y exploración. ¿Puede ‘Assassin’s Creed: Syndicate’ mantener ese rumbo o será el último al que volver a ciegas con algo de esperanza?

Ser un triple A no significa ser un juegazo

Syndicate3

Tal vez el problema con esta saga sea equiparar su condición de triple A con ser un juegazo. Que por el dinero invertido en su desarrollo debería estar cerca de ello es innegable, pero la realidad a supuesto un guantazo en la cara a esa idea y, no sé cómo lo veréis vosotros, pero yo ya tengo claro que al ritmo de calidad que están ofreciendo, me vale para estar entretenido un mes antes de saltar a otro lanzamiento potente.

¿Debemos pedirle más en vez de conformarnos con lo que hay? Por supuesto, eso siempre y hasta con el juego más pequeño, pero para algo hay listas de ventas y ofertas posteriores con las que decirle de forma indirecta a Ubisoft que lo que ofrecen tiene un valor u otro para nosotros.

Insisto, de ahí a decir que, por ejemplo, ‘Assassin’s Creed: Unity’ es un mal juego, hay un gran trecho.

Una vez aclarado este tema saltamos a lo que realmente nos importa hoy, a intentar adivinar si lo que propone ‘Assassin’s Creed: Syndicate’ es o no suficiente para que aquellos que han perdido la esperanza puedan volver a darle una oportunidad a la franquicia.

Creo que está claro que estamos ante un juego continuista con detalles suficientes para que la sensación de estar ante una novedad sea más clara.

Syndicate vs. Unity

Probablemente lo que más jugará en contra de esta entrega serán las posibles similitudes entre los escenarios de París y Londres, entendiendo por ello que estamos ante dos grandes urbes europeas en las que, a falta de entrar en los numerosos detalles que cambiarán entre uno y otro, pueden pasar por parecidos tras un primer vistazo.

Ahora mismo mi única duda en ese sentido es si el sistema de parkour visto en ‘Unity’ se reflejará en ‘Syndicate’ (recordad que han sido desarrollos de dos años que se han cruzado en el tiempo y puede que no mantengan una misma guía de estilo) y si la inclusión de los carruajes afectará mucho a la forma en la que nos movemos.

Creo que ya he comentado en más de una ocasión que el tema de pasear saltando por los tejados es una de las actividades que más disfruto en ‘Assassin’s Creed’, algo similar a lo que me ocurría con ‘Spiderman 2’ cuando sólo entraba al juego para ir de aquí para allá haciendo el cabra con el lanzarredes, y con la novedad del gancho para subir directamente a los edificios sin tener que romperme los cuernos escalando o saltar entre ellos tirando de tirolina improvisada esas posibilidades se amplían varios enteros.

Syndicate2

Digamos que mi miedo es que las misiones estén especialmente enfocadas a realizar grandes recorridos en coche, limitando el uso del parkour a la enjundia de la misión o a la exploración. Entiendo que habrá balanceo suficiente para que las persecuciones a caballo sean la clásica tónica de cambio que solemos ver en los juegos para introducir algo de variedad entre segmentos, pero también sabéis lo que opino sobre la prudencia con este tipo de revoluciones y las muchas veces que hemos acabado prefiriendo que algo se quede como estaba.

No veo hueco para quejas a la hora de enfocar el nuevo sistema de combate, más próximo y, en teoría, más espectacular gracias a centrarnos en las peleas callejeras en vez de en las luchas de sables. También es cierto que lo visto en el vídeo de gameplay tampoco arroja demasiadas esperanzas sobre un sistema que lleva varias entregas pidiendo a gritos un lavado de cara, más aún si las luchas entre bandas van a ser un recurso habitual, pero son ese tipo de sensaciones que requieren tener el mando en las manos antes de aventurarnos a opinar.

Que Syndicate sea sólo "bueno" no es un problema

En resumen, que aunque pueda parecer de locos, ha llegado el punto en el que ‘Assassin’s Creed’ ya tiene las cartas sobre la mesa desde hace tiempo y por mucho que mires bajo las mangas no vas a conseguir encontrar nada que te vuele la cabeza. Yo ya tengo asumido que hasta que no se cambie de tercio por completo, que se coja la saga y se decida darle una transformación radical, lo que vemos es lo que hay y depende del jugador decidir si vale la pena o no lanzarse a la piscina.

Lo de ir con las expectativas bajas y no esperar grandes alardes de genialidad me funcionó en ‘Unity’, ahora queda por ver si ocurrirá lo mismo con ‘Assassin’s Creed: Syndicate’. Sin embargo, que eso no sirva como palmadita en la espalda a Ubisoft, hay mucho trabajo por delante para devolver la saga al podio que una vez pisó y, vistas las reacciones generales, no parece que el viaje a Londres sea la puerta de entrada a esas energías renovadas.

Este es el típico momento en el que solemos decir aquello de, “tal vez nos sorprende”, pero a falta de tener el juego delante y comprobarlo por mi cuenta, ahora mismo no confío en ello. La pregunta es si esto sigue siendo un problema o ya lo tenemos más que asumido y podemos pasar página para disfrutarlo como un triple A más que sea carne de rebajas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio