Publicidad

Grandes ideas de esta generación: la Zona Oscura de The Division
Acción

Grandes ideas de esta generación: la Zona Oscura de The Division

Publicidad

Publicidad

Con grandes ideas de la actual generación empezamos una serie de especiales en los que reivindicar ideas, reinvenciones o simples sacadas de chorra de los desarrolladores al coger un concepto y hacerlo suyo convirtiéndolo en algo especial.

Nuestro primer elegido es ya un viejo conocido, el multijugador de la Zona Oscura de 'The Division', una idea que más allá de tu gusto por el juego merece ser aplaudida como uno de los grandes logros de diseño de nuestra época.

Como decía en este tipo de especiales os invito a separar la idea general del juego de lo conseguido en algunas de sus partes y, francamente, 'The Division' no podría servir de mejor ejemplo para ello.

Thedivision1

Las luces y sombras de The Division

Pese a su éxito sigue siendo un juego con lagunas que prometía darle una vuelta a lo que Bungie intentó con 'Destiny' ofreciendo un mundo persistente del que nunca querrías salir y, como apuntaban las malas lenguas, Ubisoft está lejos de alcanzar ese hito por culpa de ese vicio actual con las repeticiones.

Heredado de los RPG y sus misiones secundarias repetitivas maquilladas con distintos diálogos y escenarios, el shooter muere al llegar el momento en el que lo único que te queda por hacer es farmear pasando por las mismas misiones una y otra vez.

Pese a no ser un gran fan de The Division, me encanta lo que han conseguido crear con la Zona Oscura

No han sido pocos los que han criticado esa práctica y yo debo sumarme a ellos, entiendo que un juego puede tener su público, pero también hay jugadores a los que la aspiración a tener una armadura mejor una vez tras otra no nos convence demasiado.

Con esto quiero dejar claro que no soy un gran fan de 'The Division'. Disfruté muchísimo su campaña y soy un firme defensor de sus tiroteos, pero aunque el juego de Ubisoft falla al mantenerme enganchado, me maravilla lo conseguido con la Zona Oscura.

Thedivision3

La Zona Oscura

Para aquellos que aún no le hayan dado una oportunidad, la Zona Oscura es una parte del mapeado en la que el juego PVP cobra gran importancia. Es el único sitio en el que encontrarás a otros jugadores sin que estos formen parte de tu equipo de asalto, pero lejos de dar forma a un simple duelo por equipos o un todos contra todos, 'The Division' ofrece una vuelta de tuerca.

No es el primero en hacer algo similar, ahí tenemos 'DayZ' como ejemplo, pero a diferencia del juego de Bohemia, los de Ubisoft nos obligan primero a pasar por la aventura en solitario o acompañados de aliados, todos luchando por un bien común.

Uno de esos sitios en los que la naturaleza de cada jugador sale a relucir

La confianza en otros jugadores, sin embargo, se pierde a la fuerza en las primeras incursiones a la Zona Oscura. Después de luchar codo con codo con decenas de usuarios, haciendo el cabra y sufriendo a partes iguales, llega el momento de buscar un botín mayor, de adentrarte en una zona sin ley en la que todo lo que encuentres es un peligro potencial.

Mientras eliminas bots de bajo nivel y jefes (aquí me gustaría estar viendo a los que criticaban lo que hizo 'Titanfall' con los enemigos controlados por la IA) para conseguir tus preciadas piezas de equipamiento, podrás encontrarte a otros jugadores que, en solitario o en grupo, están haciendo lo mismo que tú.

Thedivision2

Lo peor del ser humano

La diferencia es que finalizada esa batalla no se pondrán a bailar o aplaudir a tu lado, sus dos únicos caminos serán darse la vuelta y marcharse por donde han venido o, si no tienes tanta suerte, ir a por ti para robar lo que has conseguido.

Es uno de esos sitios en los que la naturaleza de cada jugador sale a relucir, con cobardes en solitario que no te quitarán ojo asumiendo de entrada que no eres de confiar y grupos altivos que no dudarán en aniquilarte a la primera de cambio para mofarse después de su superioridad numérica.

La Zona Oscura cambia tu estilo de juego centrándote en una sensación que navega entre el estrés y la rabia

Ya sea en encuentros casuales paseando por el escenario o en el envío de suministros que se realiza a bombo y platillo cuando quieres exportar a tu base tus preciados tesoros, lo que genera la Zona Oscura a cada paso que das es una tensión formidable, una sensación que, a su vez, supone un logro de diseño por meterte el miedo en el cuerpo sin que 'The Division' sea un juego de terror.

Es esa tensión la que te obliga a jugar de una forma completamente distinta a la que venías experimentando durante el primer transcurso del juego, es lo que te hace desconfiado, vengativo y, a veces, incluso igual de imbécil que tus enemigos.

Un festival de emociones

Alguien podría culparte por cometer el error de seguir los pasos del primer jugador que te aniquiló sin venir a cuento, pero el estrés y la rabia acumulada durante tus anteriores viajes a la Zona Oscura se encargan de darle la vuelta a tu moral, de convertirte en el lobo entre corderos y enaltecer tu superioridad.

Los videojuegos, al fin y al cabo, son un medio para transmitir emociones, tan capaces de hacerte reír como llorar, de hacerte sentir el rey del mundo o el último peón de una guerra que no podrías ganar sin ayuda.

'The Division', con su Zona Oscura, juega con esa sensación de una forma magistral, obligándote a ser el compañero ideal que cura y da soporte para, justo después, lanzarte a un foso de desesperación y cultura del miedo que probablemente acabe haciendo de ti un auténtico cabrón. ¿No es magnífico tener la oportunidad de experimentar algo así?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir