Compartir
Publicidad

The Last of Us: Left Behind: análisis

The Last of Us: Left Behind: análisis
26 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Creo que la gran mayoría de los que disfrutamos con ‘The Last of Us’ preferimos que no haya secuela tras su excelente final, pero por otro lado, ni que sea para nuestros adentros, nos morimos de ganas por poder volver a ese universo y compartir viaje junto a esos personajes. ‘Left Behind’, el único pack de contenidos descargables previsto para el modo historia del juego, nos ofrece precisamente esa posibilidad: hacer una corta visita sin necesidad de estirar el chicle.

Me vais a permitir que hable un momento del caso de ‘BioShock Infinite’ porque creo que hay ciertos paralelismos entre lo que nos ha sucedido con el juego de Naughty Dog y el de Irrational Games. Quizás una de las mayores críticas recibidas por el trabajo de Ken Levine y compañía fue la de haberse escorado demasiado hacia la acción, hacia el género shooter, y si habéis jugado al primer episodio de Panteón Marino os habréis dado cuenta de que la primera media hora nos propone un paseo por Rapture. Nada de disparos, nada de violencia, simplemente podemos deambular junto a Elizabeth contemplando la belleza de la ciudad sumergida. Y nos encanta (el segundo episodio, dicho sea de paso, promete interesantes novedades. Que salga ya).

Ellie, Riley... y Joel

En ‘Left Behind’ nos topamos con algo similar. Situado temporalmente antes de los hechos que componen el inicio de la aventura de Joel y Ellie, este añadido nos permitirá pasear por algunas zonas no visitadas con anterioridad y disfrutar de una realidad totalmente distinta. Lejos de los peligros del mundo exterior junto a Joel, antes siquiera de conocer su existencia, Ellie tiene la oportunidad de vivir nuevas experiencias junto a su amiga Riley, ahora convertida en miembro de las luciérnagas, en un entorno tranquilo.

Junto a ellas podremos visitar un tío vivo, una tienda de disfraces e incluso un salón recreativo. Todo abandonado, todo a su entera disposición. En estas partes de ‘Left Behind’ no tendremos que esquivar monstruos ni otros seres humanos con intenciones poco amigables, sino que nuestro objetivo será el de disfrutar, pasear, vivir de nuevo en el universo de ‘The Last of Us’ sin prisas. La relación entre Ellie y Riley nos hará creer que estamos ante dos personas reales y sus inocentes juegos nos sacarán más de una sonrisa. ¿El descubrimiento del primer amor? Y también una magistral partida a una recreativa de lucha desconectada.

Left Behind

Pero ‘Left Behind’ esconde algo más y, de hecho, tras pulsar el botón Start en el mando, este pack descargable nos permitirá vivir una parte de la historia de Ellie y Joel que hasta ahora no habíamos visto. Y aquí sí que hay acción. Aquí deberemos volver a poner en práctica lo que ya habíamos aprendido en el juego con respecto a los chasqueadores, pero también evitar a toda costa ser vistos por el resto de humanos que harán acto de presencia.

Las partes más tranquilas de Ellie y Riley se van intercalando con las de acción situadas en el presente de la campaña del juego para ofrecernos así un retorno a ‘The Last of Us’ de lo más apetecible. En sus aproximadamente tres horas de duración es muy fácil disfrutar de los dos ritmos que nos propone ‘Left Behind’ y cuenta con un cierre espectacular que, de nuevo, nos deja con ganas de más.

Nos quedamos con la gratificante sensación de haber vuelto por un instante al universo creado por Naughty Dog y, maldita sea, con esa contradicción de la que os hablaba al principio: no queremos que la compañía estire la historia del juego de forma artificial, pero no podemos evitar sentir el magnetismo de sus personajes y sus vidas.

9,0

The Last of Us: Left Behind

The Last of Us: Left Behind

Plataformas PS3
Multijugador No
Desarrollador Naughty Dog
Compañía Sony Computer Entertainment
Lanzamiento Ya disponible (14 de febrero de 2014)
Precio 14,99 euros

Lo mejor

  • Poder volver a The Last of Us
  • La relación entre Ellie y Riley
  • Las partes de descubrimiento junto a Riley

Lo peor

  • Que no dure un poquito más (ya por pedir)
  • Los chasqueadores siguen siendo unos cabrones de cuidado

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos