Compartir
Publicidad
Publicidad
Análisis de Black the Fall, un INSIDE ensombrecido por el control comunista
Análisis

Análisis de Black the Fall, un INSIDE ensombrecido por el control comunista

Publicidad
Publicidad

Hay juegos que no necesitan palabras para transmitir su mensaje, aunque algunos, como el extraordinario 'INSIDE', puedan tener diversas interpretaciones. No es el caso de 'Black the Fall', de pretensiones más humildes.

Creado por los rumanos Sand Sailor Studio, se empezó a gestar en 2014 como un proyecto artístico entre Cristian Diaconescu y Nicoleta Iordanescu, donde predominaban las tonalidades blanca y oscura, golpeadas por una roja que simbolizaba la opresión comunista que asoló a Rumanía hasta 1989.

Esta semana, por fin, el trabajo Cristian y Nicoleta, fundadores del estudio, se ha puesto a la venta después de años de desarrollo, con el apoyo de Square Enix Collective y una exitosa campaña en KickStarter (debido, también, a unas pretensiones muy humildes, ya que pedían tan solo 25.000 libras), y pese a que la sombra de 'INSIDE' sea difícil de obviar, ambos títulos pueden coexistir perfectamente. También porque el mensaje de 'Black the Fall' es muy distinto.

Rebelión contra el sistema

120717 Blackfall Review 01

Aquí encarnamos a uno entre esa multitud esclavizada, huyendo del dominio comunista, gobernado aquí por máquinas (desde torretas con cámara de vigilancia hasta mechas de gran tamaño) y seres musculados. Tendremos que pasar desapercibidos, alejados de los focos de luz; o bien ser partícipes de ese esclavismo como si todo estuviese en orden hasta la próxima escapada.

Resulta bastante irónico que una de las primeras situaciones que viviremos, a lomos de una bicicleta de trabajo, esconda una metáfora con doble sentido. Si pedaleamos durante cerca de 15 minutos, desbloquearemos el logro/trofeo que nos acredita como trabajador de primera clase: por ceder al asfixiante dominio del sistema... y por ceder a ese otro dominio de los logros/trofeos que nos obligan a perder el tiempo en tonterías por culpa del afán completista.

De hecho, si algo me ha encantado especialmente de 'Black the Fall', son sus otras lecturas y el cómo acaba premiando al jugador curioso, muy en la línea de 'INSIDE', que nos recompensaba con secretos que, en ciertos casos, nos desencajaban la mandíbula. Aquí están, tal vez, mejor escondidos, especialmente el de cierto tren...

Actuando como si no pasase nada

120717 Blackfall Review 02

Entrando ya en materia, 'Black the Fall', al igual que la citada obra de PLAYDEAD y de los clásicos del género, como 'Another World', mezcla plataformas de scroll lateral con puzles. No habrá forma de atacar a los enemigos, por lo que siempre tendremos que ingeniárnoslas para que no nos vean: pedaleando cuando la cámara nos está apuntando, colgarnos junto con otros presos, etc.

Al principio, además, no tendremos nada salvo el entorno para ayudarnos en nuestra tarea, pero pronto descubriremos cierto artilugio de uno de los guardas, el cuál activa puertas y mecanismos, llegando a enrevesarse más y dando forma a los primeros puzles ingeniosos. La peculiaridad es que tan solo podremos apuntar a lo que vea nuestro personaje, controlando su campo de visión. Esto será importante tenerlo bien presente, ya que se mantendrá para cierto aliado robótico (una especie de perro) que nos encontraremos superado el ecuador del juego.

Y es que 'Black the Fall', dentro de sus limitados cinco capítulos, pasa por distintas fases donde irá cambiando la forma de afrontar cada puzle: los peligros serán distintos y la forma de superarlos, también. Será un continuo proceso de aprendizaje (la aventura nos da ligeras pinceladas, no quedando siempre muy claro qué es lo que hay que hacer... hasta que comprendemos sus nuevas mecánicas) hasta que podamos dar por concluido su breve, pero intenso, viaje.

Las buenas intenciones de Black the Fall

120717 Blackfall Review 03

'Black the Fall' no resulta tan brillante como 'INSIDE', eso es un hecho. A todos los niveles. Pero donde más perjudicada se ve la obra de Sand Sailor Studio es en el control del protagonista y en el comportamiento (tramposo) de la IA.

Por un lado, los saltos no están muy atinados, especialmente los que son en vertical. El protagonista tiende a atascarse. Recalcar, además, que esos fallos se acrecentan si jugamos con el stick analógico, con saltos que "cobran vida" en ciertas situaciones (queremos uno vertical pero hace uno lateral y en sentido opuesto, por ejemplo). Recomendamos optar por la cruceta digital.

Pero donde más nos frustrará, seguramente, será con el campo de visión de los enemigos. El juego quiere dar la sensación de dominio opresor, de transmitir el mensaje de "si te ven, estás muerto", pero se pasa en algunos casos por culpa de ciertos bugs. Recuerdo el caso de una máquina gigante que controlaba una zona y que estaba haciendo un barrido, pero de repente saltaba hacia donde estaba yo sin haberme visto previamente. En otros casos, las zonas seguras no serán tan "seguras", de ahí que necesite un parche para solucionar este tipo de imperfecciones que lastran un poco la experiencia de juego.

La opinión de VidaExtra

Es una pena, porque 'Black the Fall' atrapa desde el principio y no lo soltaremos hasta el final, pero se nota que le falta un hervor para poder competir con los grandes del género. Recomendable, en cualquier caso, para los fans de este tipo de juegos y para los que disfruten exprimiendo cada rincón en busca de secretos.

Black the Fall

Black the Fall

Plataformas PS4 (versión analizada), Steam y Xbox One
Multijugador No
Desarrollador Sand Sailor Studio
Compañía Square Enix Collective
Lanzamiento 11 de julio de 2017
Precio 14,99 euros

Lo mejor

  • Lo originales que son sus secretos
  • El mensaje que deja su final
  • Engancha de principio a fin

Lo peor

  • Aunque dure un suspiro
  • Control e IA mejorables

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos