Compartir
Publicidad
Análisis de Poochy & Yoshi’s Woolly World: sigue siendo perfecto porque sigue siendo el mismo
Análisis

Análisis de Poochy & Yoshi’s Woolly World: sigue siendo perfecto porque sigue siendo el mismo

Publicidad
Publicidad

Fue una genialidad en Wii U y vuelve a serlo en Nintendo 3DS. ‘Poochy & Yoshi’s Woolly World’ es el último tren de Nintendo para los que se perdieron la aventura original, una reedición con tímidos añadidos que no consiguen ensalzar aún más el juego de Wii U (difícil superarlo), pero que se convierte en la excusa perfecta para que aquellos que no tienen la consola puedan disfrutarlo.

No es poca cosa y, ojo, no debería considerarse un lanzamiento menor por ser un port de Wii U. Como ya ocurría en ‘Yoshi’s Woolly World’ estamos ante uno de los mejores plataformas de los últimos años. Una auténtica obra maestra marca Nintendo en la que grandes y pequeños disfrutarán por igual.

Igual de bueno que el original

Como ya comentamos en su día, tanto el original como este ‘Poochy & Yoshi’s Woolly World’ es un regalo tanto para la vista como para los pulgares, y es que estamos ante uno de esos juegos que consiguen exprimir al máximo a los diseñadores de la gran N.

Es una lástima que el paso a Nintendo 3DS se deje por el camino gran parte de la gracia del original, los detalles de la lana en alta definición tienen que lidiar aquí con texturas más humildes por razones obvias, pero eso no significa que tenga algún que otro as en la manga para compensarlo.

Yoshi1

La gran baza está en el sistema 3D de la portátil, que consigue hacernos creer que tenemos un dioarama interactivo frente a nosotros con el que es fácil olvidarse de lo bien que se veía el juego en su paso por Wii U, especialmente cuando lo jugamos a 60fps en una New Nintendo 3DS XL.

Los cambios “a peor” se quedan justo ahí, puesto que más allá de las variaciones en cinemáticas y selecciones de nivel, aquí contaremos con todos los niveles de su hermano mayor y se ofrece una alternativa a la búsqueda de sellos igual de disfrutable. Por si eso fuera poco, para compensar el cambio y el relanzamiento se han añadido algunas novedades.

Aquí está Poochy

Yoshi

La más destacable es la llegada de Poochy, la mascota de Yoshi, y sus cachorros, que además de servir de gancho para vender amiibos, nos abre las puertas a otro estilo de juego en forma de fases de bonus, mientras que los menos hábiles a los mandos podrán valerse de él para hacer la aventura más fácil.

Los niveles extras nos ponen al control de Poochy en un runner en el que sólo nos ocuparemos de hacer saltar o deslizarse al perrete. La idea no es sólo conseguir el mayor número de ítems posible en una única pasada, también aportar algo de rejugabilidad a esos niveles añadiendo distintos objetivos secundarios.

Junto al visionado de los 30 cortos promocionales realizados en stop-motion, el juego incluye la posibilidad de llamar a los cachorros de Poochy para que nos indiquen dónde está ese secreto que se nos resiste en un nivel, facilitando así la forma de completar el juego al 100% para aquellos que lo disfruten en su modo de menos dificultad.

Con todo, ‘Poochy & Yoshi’s Woolly World’ es una oportunidad única para que los poseedores de Nintendo 3DS puedan acercarse a este magnífico juego, pero lamentablemente no hay excusas suficientes para justificar la compra del mismo si ya quemaste todos sus cartuchos en Wii U.

Poochy & Yoshi’s Woolly World

Poochy & Yoshi’s Woolly World

Plataformas Nintendo 3DS
Multijugador
Desarrollador Nintendo
Compañía Nintendo
Lanzamiento Ya disponible
Precio 34,90 euros

Lo mejor

  • Su diseño de niveles es casi perfecto
  • Completarlo al 100% va a ser todo un reto
  • Un acabado visual alucinante

Lo peor

  • El añadido de Poochy no es suficiente para justificar su compra otra vez

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos