Análisis de Little Cities: construir ciudades en realidad virtual es un sueño húmedo para los fans del género
Análisis

Análisis de Little Cities: construir ciudades en realidad virtual es un sueño húmedo para los fans del género

Me he acordado mucho de mi infancia jugando a Little Cities. De cómo montaba todos mis sets de Playmobil en la típica alfombra con carreteras disponiendo los edificios como si fuesen parte de una ciudad que yo recorría como si fuese un cuidadoso Godzilla. Procurando no pisar nada de mi diorama gigante.

Estos últimos días he vuelto a pasear por aquellas ciudades. Bueno, por su recuerdo, al menos. He visto cómo los aviones pasaban junto a mi cabeza mientras creaba carreteras y puentes, y cómo un volcán lanzaba rocas en llamas a mis pies llevándose por delante un colegio y las casas de alrededor. He jugado a Little Cities en realidad virtual, y ha sido una auténtica gozada.

Una ciudad en la que relajarse

Con un sistema de barrios en el que uno de ellos crea casas para atraer población, y los otros dos juguetean con la idea de zonas comerciales e industrias para generar puestos de trabajo y aumentar los impuestos recibidos mes a mes, Little Cities está lejos de ser un juego innovador en lo que a mecánicas de gestión se refiere, pero lo compensa con un ritmo fabuloso.

Conforme vayamos recibiendo nuevos vecinos y suba nuestro nivel de población, el juego nos irá arrojando nuevos edificios que servirán para mejorar nuestra ciudad o las estadísticas específicas de nuestros tres barrios.

Lo que empieza con una antena para llevar la comunicación de una punta a otra de la isla, pronto se convierte en estadios de fútbol capaces de aumentar los ingresos de las zonas comerciales y centros de spa que mejoran la alegría de los ciudadanos pero sólo pueden construirse sobre géiseres.

Littlecities1

Con cada nuevo escenario ofreciendo un girito a la mecánica principal, desde un volcán que entra en erupción cada cierto tiempo hasta tormentas de arena que debes frenar plantando vegetación, siempre hay una excusa para ver qué te depara el siguiente escenario jugable.

Tan entretenido que se hace corto

Peca de ser bastante fácil de dominar y entiendo que a algunos pueda resultarles repetitivo lanzarse a construir otra isla más con idénticas estrategias -una buena disposición de las carreteras para delimitar zonas, y hacer que los camiones de construcción se repartan rápido, es tener media partida solucionada-, pero yo he entrado de fábula en el bucle.

Los edificios únicos de cada escenario resultan una forma muy inteligente de aportar variedad en algo que esencialmente es lo mismo, y a la espera de ver qué nueva idea llega hasta tus manos es inevitable querer dedicarle siempre un ratito más.

Littlecities2

Pudiendo caminar con total libertad sobre tu ciudad o utilizando puntos de agarre para moverte por ella, sus controles son una delicia y facilitan al máximo completar cualquier tarea, desde colocar grandes superficies de un mismo barrio de un plumazo hasta renovar edificios clave como hospitales o estaciones de bombero.

Ojalá poder gozar de un juego mucho más grande y ambicioso, pero no por mejorar lo que ya me parece un título de lo más entretenido, sino por alargar hasta la extenuación ese “una más y lo dejo” que tarda menos de lo que nos gustaría en extinguirse.

La opinión de VidaExtra

Tengo devoción por los juegos de construcción y gestión, pero pese a no ser uno de los mejores que he probado, Little Cities me ha entregado una experiencia igual de valiosa. Poder sentirme dentro de la propia ciudad y maravillarme con sus detallitos mientras espero a que se completen mis últimas construcciones ha sido fantástico.

Haciendo fácil lo difícil, Little Cities es uno de esos juegos que podrían trasladarse fuera de la realidad virtual y seguir siendo divertido, pero que sumados a ese tipo de experiencia se convierten en algo realmente especial.

cover

Loot River

Plataformas Oculus Quest
Multijugador No
Desarrollador Purple Yonder
Compañía nDreams
Lanzamiento 12 de mayo de 2021

Lo mejor

  • Escenarios divertidos con situaciones y edificios únicos
  • Las actualizaciones gratuitas que han prometido para este mismo verano
  • Dar con la mejor configuración de cada isla es un reto que apetece rejugar

Lo peor

  • Puede resultar demasiado corto
  • Es muy fácil cogerle el truco

Temas
Inicio