Compartir
Publicidad

'Dragon Ball Evolution'. Primer contacto

'Dragon Ball Evolution'. Primer contacto
Guardar
88 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Habitualmente se dice que lo que mal empieza, mal acaba, y con un juego como éste… muy mal vamos a acabar. ‘Dragon Ball Evolution’ para PSP es una de las mayores bazofias que he podido jugar en muchísimo tiempo. Así de claro.

No es de extrañar. Es la versión jugable de uno de los peores engendros que cine ha podido ver alguna vez, especialmente tratándose de adaptaciones de un anime/manga a imagen real. De la película como tal no hablaré porque para eso ya estarán nuestros hermanos de Zona Fandom para destriparla lo suficiente, pero del videojuego, sí que vamos a hablar aquí.

Aviso a navegantes. Si quieres mantener intacto e imperturbable tu concepto de ‘Dragon Ball’ como saga de animación y de videojuegos, no sigas leyendo. Acaban de asesinar a un mito.

La sensación que le invade a uno cuando cae en sus manos ‘Dragon Ball Evolution’ es de desesperanza. Ya los precedentes eran malos cuando, irremediablemente, te comentaban los amigos que habían oído por ahí que estaban haciendo una versión a la americana de ‘Dragon Ball’. Con el tiempo, resultó ser así y para colmo un videojuego de la película también estaba en ciernes.

He podido jugar, sufrir, probar el juego algunas horas el pasado fin de semana y puedo decir sin miedo a equivocarme que es lo peor que ha pasado por mi PSP desde aquel inefable ‘Smackdown Vs Raw 2008’ que estaba tan de moda hace un par de años.

Si la saga de juegos ‘Dragon Ball Z: Shin Budokai’ era un digno exponente de la serie, ‘Dragon Ball Evolution’ es todo lo contrario. El sistema de juego es realmente patético en comparación, con unos ataques limitados a dos o tres movimientos que, entrelazados, hacen una especie de combo. Tanto en el modo Arcade como en el Historia los combates son igual de insulsos, lo que podríamos resumir como un intento de querer hacer algo parecido a un juego de luchas que se parece más a la película que a un juego del género.

dbe2.jpg

Gráficamente el juego se deja ver, aunque tampoco es gran cosa. No cuenta con espectaculares escenarios, sino que se limita a un plano infinito con una misma imagen estática de fondo, donde nos moveremos a nuestro antojo pero que nunca llegaremos a ver el final. Podemos estar varios minutos volando hacia detrás que nunca llegaremos a encontrarnos una pared, real o virtual, con la que toparnos, mientras que siempre veremos el mismo fondo, sin dar la sensación de movernos sobre un terreno, sino sobre nosotros mismos.

Las animaciones de los personajes son bastante toscas, con movimientos muy forzados y claramente prediseñados, viéndose desde el primer momento que son todos el mismo muñeco pero con diferente apariencia externa. Los movimientos característicos de los personajes, así como su caracterización con respecto a los de la película sí que están algo mejor, dentro de lo que podemos esperar de una versión en imagen real de ‘Dragon Ball’.

En cuanto a los sonidos, el juego carece casi por completo de ellos. Los menús tienen una música monótona y repetitiva y las batallas y las escenas de transición entre luchas lo de lo más soso visto hasta ahora. Ni siquiera en las batallas la música emocionante hace acto de presencia, dejando la sensación de dejadez y hastío elevada a límites extremos.

De momento es sólo una aproximación al juego en su versión japonesa. Esperemos que cuando se ponga a la venta en nuestro país, el próximo día 17, hayan pulido un poco más el juego y sea algo mejor.

Por el momento, no merece que invirtamos más tiempo hablando del juego. Se veía venir…

Ficha Técnica: Dragon Ball: Evolution

Dragon Ball: Evolution
  • Plataformas: PSP
  • Distribuidor: Namco Bandai
  • Estudio: Namco Bandai
  • Lanzamiento: 17/04/2009
  • Precio: 39,95 euros

Vídeo | YouTube
En VidaExtra | Dragon Ball: Evolution

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos