Publicidad

Echando unas partidas a Jeanne D'Arc, el abanderado de Level-5 en PSP que no salió en España
Análisis

Echando unas partidas a Jeanne D'Arc, el abanderado de Level-5 en PSP que no salió en España

Publicidad

Publicidad

Hay consolas que no han conseguido dejarme huella. Por ejemplo, de la generación pasada, no echo de menos la Wii de Nintendo (pese al gran catálogo de exclusivos que tuvo, ojo, pero lo mío con el wiimote es una relación que nunca cuajó y a nivel de prestaciones, no de gráficos, dejaba mucho que desear) y tampoco la PSP de Sony. Ambas las tuve, claro está. Y las he vendido. De Wii aún guardo algunos exclusivos de peso para jugar en Wii U, mientras que de PSP tengo ahora mismo seis.

Lo curioso es que la PSP la vendí hace años y conservé parte de esos juegos en formato físico (por suerte en digital son compatibles con PS VIta), aunque tuve la suerte de conseguir a buen precio el 'Jeanne D'Arc', el exclusivo de PSP al que más ganas le tenía debido a la excelente acogida que tuvo (media de 87 en Metacritic). Total, que tarde o temprano tenía que recomprar esa portátil para poder cargar su UMD. Y ese día llegó hace unas pocas semanas al agenciarme una muy barata.

Por fin podía echarle el guante a este SRPG (el que me conoce sabe que es mi género favorito) y comprobar de primera mano a qué se debía tanto revuelo. Siendo de Level-5 nada podía fallar, ¿no?

En la línea de Level-5, pero un tanto descuidada

Jeanne D

Lamentablemente la realidad es algo distinta. Para alguien como yo, tan curtido en este género (baja Modesto que sube Jarkendia), no puedo hacer caso omiso a errores garrafales en la IA rival que rompen la magia ideada por Level-5 y le hacen perder muchos enteros. Una pena, desde luego.

Nada me hacía presagiar este hecho, puesto que ya desde su misma intro y el resto de cinemáticas el estilo es muy similar a otras producciones de Level-5. ¿Recordáis 'Ni no Kuni'? Pues aquí es igual. No tan kawaii, claro, pero es como estar contemplando otro anime del Studio Ghibli. Y eso mola.

Además, la premisa de su historia me resultaba llamativa, puesto que era una interpretación de la vida de Juana de Arco, toda una heroína de Francia en su guerra contra Inglaterra. Aquí el toque de fantasía, aparte de monstruos y magia típica de otros juegos de rol, lo pone un brazalete que se encuentra Jeanne en los primeros compases de la historia y que le confiere un poder sobrehumano.

Pequeños destellos de originalidad en Jeanne

Jeanne D

Este brazalete es, sin lugar a dudas, el mayor detalle de originalidad en 'Jeanne D'Arc', puesto que actuará a modo de invocación para Jeanne. Un último recurso en cada combate gracias al cuál se transformará en un caballero legendario con mayor poder ofensivo y defensivo y que cuenta con habilidades especiales, como el que le permite atacar de nuevo si derrota a algún enemigo. Si se sabe utilizar bien, se pueden barrer a todos los enemigos del escenario de un plumazo. Una pasada.

Ahora bien, hay que cargar su poder previamente con SP (Soul Power, ganamos un punto en cada turno y necesitamos tres) y tan solo se puede utilizar una vez en un mismo combate, que conste.

Por contra, Level-5 quiso copiar el triángulo de armas de 'Fire Emblem', pero de un modo bastante menos atractivo (y por lo que llevo jugado, más de cuatro horas, casi innecesario), basado en el triángulo formado por Sol, Luna y Stella (propiedades del Sol, la Luna y las Estrellas aplicadas a la afinidad del personaje, mejorando o empeorando su ataque y defensa según contra quién sea).

Otro destello de originalidad lo tenemos en las llamadas Burning Auras, que no son otra cosa que auras que se crean justo detrás de un oponente que ha sido golpeado. En realidad es una característica algo forzada que no aporta realmente mucho: si atacamos desde una aura haremos más daño. Fijáos en lo absurdo: al atacar a un rival la aura se crea justo a su espalda y en todo SRPG si atacamos al rival por la espalda le propinamos más daño. No aporta nada, en definitiva.

Ni tampoco, a decir verdad, la Unified Guard, que viene a ser un refuerzo defensivo si hay varios aliados cerca. Esto ya lo hemos visto en otros juegos. Pero se agradece, en cualquier caso.

Jeanne D'Arc no es el mejor SRPG de PSP, no

Jeanne D

Independientemente de que Level-5 haya querido ser más o menos original con 'Jeanne D'Arc' (es muy difícil innovar en este género y no todos los experimentos salen bien: aún recuerdo los atípicos combates de 'Vandal Hearts II', con el turno unificado, aunque me acabó enganchando como pocos), el problema viene de parte de la ya comentada IA rival que echa por tierra todo el conjunto.

Hay juegos que han contado con errores flagrantes en la IA y a pesar de ello sigo considerándolos de mis favoritos (los sacos de arena del 'Command & Conquer', sin ir más lejos), pero en este caso es demasiado notorio como para no tenerlo en cuenta. Como digo, llevo algo más de cuatro horas y he hecho muchas pruebas para ver si era algo casual, pero no. Los magos son unos kamikazes que no guardan la distancia y los lanceros (que cubren dos casillas de ataque) son fáciles de provocar si nos pegamos a ellos. Os voy a dar varios ejemplos gráficos de los errores más graves sobre esto:

  • Un lancero tiene la ventaja de poder atacar con una casilla entre el enemigo y nosotros. Si, además, se pega justo al enemigo y hay otro justo detrás, atacará a los dos de golpe. Sin embargo la IA es tan tonta que no se aleja si nos pegamos a un lancero y en su turno nos atacará directamente desde esa posición, por lo que podremos contraatacar con una espada.
  • Un mago necesita recargar sus PM hasta que pueda lanzar algún hechizo. Si no tiene PM, lo normal sería guardar las distancias hasta poder soltar alguna magia, ¿verdad? Pues no. Aquí son muy kamikazes y no dudarán en atacarnos con su bastón si nos acercamos demasiado.

Al principio 'Jeanne D'Arc' me llamó la atención por contar con una dificultad bastante exigente, pero después le vi las lagunas. Tan solo tuve que repetir una misión y por culpa de un aliado idiota. Se quedó quieto sin opción a que llegase a su rescate. Y ahora que sé sus lagunas, será difícil que no me aproveche de algunos de sus errores si la cosa se tuerce. Y eso que por lo demás tiene un toque a SRPG de los noventa que me encanta, en donde reinaron varios de Konami y Squaresoft.

Sé que en este sentido los errores no se paliarán, pero estoy seguro que 'Jeanne D'Arc' aún tiene muchas cosas buenas que ofrecerme. Al menos por ahora lo estoy disfrutando, aunque no sea el mejor SRPG de PSP que decían algunos, y no deja de ser una pena que jamás haya pisado España ni tampoco otro territorio europeo. Salió, recordemos, en 2006 en Japón y en 2007 en EEUU.

Sitio oficial | Jeanne D'Arc (en japonés)

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir