Have a Nice Death entra indudablemente por los ojos, pero le queda camino en lo jugable
Análisis

Have a Nice Death entra indudablemente por los ojos, pero le queda camino en lo jugable

No soy capaz de imaginarme un escenario en el que tras ver cualquier imagen de Have a Nice Death no tengas ganas de jugarlo. Ni qué decir tiene cualquier vídeo, ya sea de una animación del juego o un gameplay puro y duro. Es una auténtica chaladura lo bonito que es.

Sin embargo no es oro todo lo que reluce y, pese a que en Magic Design Studios parecen tener muy por la mano el conseguir que el juego te entre por los ojos, a nivel jugable está lejos de mostrar su mejor cara.

Pero qué cosa más bonita

De diseños excelentes, animaciones soberbias y fondos que bien podrían adornar tu escritorio durante meses sin que te canses de mirarlos, Have a Nice Death va sobradísimo. En serio, se me ocurren pocos juegos 2D con un estilo artístico tan cuidado, a la altura de Rayman Origins.

Da gusto moverte, atacar o descubrir nuevas armas y poderes sólo por ver qué nueva fantasía animada de ayer y de hoy se sacan de la manga para sorprenderte, pero lamentablemente no es algo que ocurra demasiado a menudo.

De espíritu roguelike, en Have a Nice Death el reto está en controlar a la Parca mientras vamos aniquilando enemigos y jefes finales hasta completar todas las zonas del juego. Una de esas experiencias que cualquier experto puede completar en tiempo récord pero a tí te llevará un intento tras otro hasta que le pilles el truco a su sistema de combate y los patrones de cada enemigo.

Es precisamente en la repetición inherente de este tipo de juegos donde, por una acusada falta de variedad, Have a Nice Death se estrella con más fuerza de la que pronostican sus primeros compases. Una burbuja que, por así decirlo, se desinfla demasiado rápido.

Have a Nice Death

Un prometedor camino por delante

El enganche está sorprendentemente ahí porque da gusto cruzarse con nuevos enemigos y escenarios conforme vas avanzando, pero la falta de variedad en los poderes y armas que vas encontrando -a todas luces una aleatoriedad rota respecto a lo que aparentemente vas desbloqueando-, hace que empezar cada run con lo puesto se haga demasiado cuesta arriba.

Es parte de la gracia de su dificultad, ahí no hay queja, pero cuando ves que puedes acceder a cambios más jugosos y vuelves a lo más básico con la única esperanza de que te sonría la suerte, es inevitable pegarse un buen trompazo.

La suerte ha querido que al final esto sólo sea un Acceso Anticipado en Steam y que, por tanto, aún haya mucho margen de mejora. De hecho se agradece que los desarrolladores ya hayan salido al paso para dar buena cuenta del feedback recibido para empezar a trabajar en mejoras.

Have a Nice Death

Tengo la sensación de que va a ser uno de esos juegos que va a dar gusto ver crecer y evolucionar con el paso de los meses. De lo que es ahora Have a Nice Death a lo que será cuando llegue a la versión final promete haber un cambio tan espectacular como esos graficotes animados de los que hace gala.

Temas
Inicio