Publicidad

He jugado a Commandos 2 HD Remaster y ha sido como volver atrás 20 años en el tiempo
Análisis

He jugado a Commandos 2 HD Remaster y ha sido como volver atrás 20 años en el tiempo

Publicidad

Publicidad

Aún recuerdo la primera vez que jugué a Commandos. Presentado por uno de esos amigos que se pierden por el camino, el de Pyro Studios resultó ser una de esas experiencias que te marcan de por vida. No sólo porque aún sigo repitiendo aquello de “okidoki”, también porque es uno de esos juegos que vuelven a mi memoria de tanto en tanto con gratos recuerdos.

Problemas de compatibilidad y el hecho de ser usuario de Mac durante los últimos años han provocado que, pese al cariño que le tengo a la saga, nunca haya vuelto a ella. Puede que por eso acercarme ahora a Commandos 2 HD Remaster me diese un poco de vértigo.

Un juego que marcó una época

Convertido en casi un género en sí mismo, Commandos y su secuela nos invitaban a comandar un grupo de soldados en distintas misiones de la Segunda Guerra Mundial. Teniendo cada uno sus propias habilidades, moverlos con cabeza por el campo de batalla invitaba al sigilo, la experimentación y a tener todo atado antes de dar el siguiente paso.

Acabar con un enemigo mientras distraes a otro, colocar una trampa aquí y aprovechar el revuelo para infiltrarte en un edificio muy bien custodiado, preparar una emboscada a un ejército con todos los números para barreros del mapa… Una suerte de juego de estrategia en el que tus tropas son personajes individuales y las posibilidades a la hora de encarar cada misión se antojan infinitas.

Como entonces, Commandos 2 HD Remaster es un juego que pide temple y, a menudo, tirar de ensayo y error hasta dar con la estrategia ideal para cada situación. Lo que en su día recordaba como una experiencia bastante desesperante en ocasiones, ha resultado ser aquí de lo más lógica y bien medida.

Cosas de la edad y la experiencia, claro, pero vale la pena avisar a nuevos jugadores de que les espera un juego al que cuesta adaptarse y que no es precisamente fácil. Eso sí, si lo pillas con ganas, tal y como yo lo hice en aquél mítico verano, prepárate para uno de esos juegos sobre los que sigues pensando incluso cuando no estás frente a la pantalla.

Com2

El peligro de la nostalgia

Tras casi 20 años con el juego en mi cabeza, lo único que me preocupaba de su retorno era ensuciar ese recuerdo y, como tantas otras veces en casos similares, hacer valer esa máxima que asegura que los juegos son mejores en nuestra memoria de lo que lo eran en realidad. ¿Me habría jugado la nostalgia una mala pasada otra vez?

Todo se mantiene tal y como tu cerebro lo guardó en un cajón

Nada que temer, al menos si guardas buenos momentos con él y casaste con su planteamiento en el pasado. Commandos 2 HD Remaster hace honor a su nombre con todas las de la ley. Lo que significa que más allá de la mejora gráfica, la sonora y los tiempos de carga, todo se mantiene tal y como tu cerebro lo guardó en un cajón.

La única diferencia a nivel jugable respecto al original se limita al añadido de algo más de información y guía de control durante las primeras misiones. Ideal para recordar hasta dónde llegaban sus límites y refrescar las distintas acciones disponibles para algunos de los personajes principales.

Com1

Más allá de eso, Commandos 2 HD Remaster es, para bien y para mal, el juego que está grabado a fuego en tu cabeza. Un título duro que demanda grandes dosis de paciencia y los dedos pegados al atajo del guardado rápido para evitar que 1 hora de juego se vaya a tomar viento en apenas 10 segundos.

El peso de los años

Con la vista puesta en lo que los juegos son hoy en día acaba siendo inevitable verle asperezas de las que no te habrías percatado hace dos décadas. Commandos 2 HD Remaster sigue siendo un juego tosco en el control y un laberinto de atajos de teclado que, además de ser muy necesario para jugar de forma cómoda, es un diccionario esperando a ser aprendido.

Se echan en falta acciones más contextuales que te ahorren trabajo al realizar una acción u otras novedades que nos ha dado el medio durante todo este tiempo. Imposible no ver, por ejemplo, lo bien que le vendría gozar de una rueda de acción basada en los elementos que guardas en tu inventario, por ejemplo.

Com4

Tampoco habría estado mal pulir la precisión de su control o añadir un giro de cámara de 360 grados en vez de limitarse a los cuatro puntos cardinales que mantiene tanto en interiores como exteriores. Las típicas mejoras de calidad de vida que le vienen a uno a la cabeza después de haber visto año tras año cómo avanzaban los videojuegos.

Es cierto que en ese caso ya estaríamos hablando más de remake que de remasterización, pero es uno de esos casos en los que tu imaginación vuela sola cada vez que echas algo en falta. Lo importante es que la fórmula sigue funcionando igual de bien que en su día. Y más aún que todo eso, que ya no tendremos que volver a echar de menos a Commandos.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios