Compartir
Publicidad

Helldivers: análisis

Helldivers: análisis
24 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Pese a haber debutado en 2011 con 'Magicka', soy de los que ha tardado en catar la obra de Arrowhead Game Studios. Sin ir más lejos, hasta hace unos meses por medio de Steam. Y luego he hecho lo mismo con el resurgir de 'Gauntlet' en 2014. Si digo esto es porque 'Helldivers' es lo nuevo de los autores de 'Magicka'. Aunque cualquier parecido entre ambos es pura anécdota.

Más allá de la perspectiva isométrica, pocas similitudes encontraremos entre 'Magicka' y 'Helldivers', ya que este último está enfocado más en la acción futurista con armas de fuego y con un espíritu claramente orientado al modo cooperativo. Porque aquí si vamos a nuestro aire las pasaremos canutas en los niveles de la mitad en adelante. Y en compañía... casi que también. Nos explicamos.

Helldivers es un infierno

Helldivers

Parece que es la moda últimamente. Nos hemos quejado, y con razón, de los juegos fáciles de los últmos años, y ahora que hemos sentido en nuestras carnes la frustración más gratificante de la mano de From Software o Team Meat, entre otros estudios, parece que ponernos las cosas difíciles es el objetivo a cumplir. Sin embargo hay una delgada línea que no se puede cruzar.

Cuando esa frustración deja de ser gratificante debido a una mala planificación en el terreno jugable. Porque 'Helldivers' peca precisamente de eso, fallos incomprensibles que se podrían subsanar fácilmente y que acaban por desesperar poniendo a prueba nuestra paciencia.

Para que os hagáis a la idea de lo que decimos, varios ejemplos. Aquí podremos jugar en solitario (nada recomendable) o en compañía de otros tres soldados. En este caso lo podemos hacer en modo local u online. Hasta aquí todo bien. El problema viene cuando en el modo online se limita la pantalla para los cuatro soldados a un terreno visible muy limitado. La primera en la frente.

La cámara tampoco ayuda al ofrecer precisamente poca visibilidad. La segunda en la frente. No podremos abandonar el grupo para explorar a nuestro ritmo y no serán pocas las veces en la que los enemigos alertarán de nuestra presencia sin que los veamos. Mal, muy mal. Pero es que ya para rizar el rizo en 'Helldivers' hay fuego amigo. Pensad ahora lo que esto supone: espacio limitado, desmadre garantizado. Pero no desmadre del bueno, sino lo contrario. Y con desconocidos, peor.

Arrowhead Game Studios ha implementado un sistema de penalización para los mancos, esa clase de gente que no para de disparar aunque estemos entre el enemigo y su punto de mira. Si reportamos a los que juegan mal, estos tan solo podrán jugar con los de su misma especie. Y del mismo modo, también podremos valorar positivamente a los que juegan en condiciones.

En las múltiples partidas que jugamos nos tocó compartir la acción con muchos desconocidos, encontrándonos en todo tipo de situaciones, con algunos impacientes que no paraban de avanzar sin esperar a los demás, yendo al límite de la pantalla, otros que les importaba viendo poco matarte con tal de sumar más muertes... En definitiva, parece evidente que aquí lo más recomendable es jugar con colegas y con cascos, ya que el acceso directo de comandos básicos tampoco ayuda a poner en su sitio a los desconocidos: "recibido, vamos, esperad y no". Hacía falta un "¡hijo de fruta!".

Las estratagemas, su herencia más "Magicka"

Helldivers

Sí que acierta 'Helldivers' con la implementación de las estratagemas, que vienen a ser tácticas especiales que podemos invocar en combate, desde algo tan básico como solicitar munición desde nuestra nave a cosas más potentes, como una torreta, un exoesqueleto o un ataque nuclear.

La gracia de las estratagemas no se queda ahí, por supuesto, ya que para invocarlas hay que realizar una serie de comandos con la cruceta digital. Esto le imprime algo de tensión al asunto, puesto que podremos equivocarnos fácilmente de dirección. Y también como toque original más allá del mero "invoco esto y listo". Sobra decir que cada estrategema, sea del tipo que sea (defensiva, ataque, especial, etc), cuenta con un tiempo de invocación (el rato que tenemos que esperar desde que la "llamamos" hasta que aterriza en el planeta), y otro tiempo de reutilización mucho más largo. Con algunos casos, además, en donde no habrá más usos dentro de ese mismo planeta.

Decíamos al principio que 'Helldivers es un infierno, y depende de cómo utilicemos las estratagemas, se puede acrecentar esta sensación ya que el punto de invocación de cada una es muerte segura si nos cae encima. O ver cómo algo tan útil como invocar una torreta para que nos ayude a asegurar una posición se puede convertir en un arma infernal si se cruza en nuestro punto de mira y del enemigo por lo ya comentado del fuego amigo. Al menos Arrowhead Game Studios ha tenido la decencia de incluir un botón para tirarnos al suelo y de ese modo estar a salvo de los disparos, pero su utilidad se quedará únicamente en eso al no poder disparar en esa posición.

Y mucho ojito con morir, que los intentos por misión son limitados, salvo que estemos en grupo y alguno invoque una estratagema de resurreción, que también lleva su tiempo. No es un paseo.

La invasión galáctica a gran escala de Helldivers

Helldivers

Este estudio sueco presume de haber creado en 'Helldivers' un entramado galáctico que genera misiones en sus planetas de modo procedural, con más de 40 horas de juego para desbloquear todo, sin embargo peca en exceso de una mecánica repetitiva que produce el tedio muy pronto.

Da igual que haya que destruir nidos de bichos, activar SAM, asegurar posiciones o escoltar a supervivientes, entre otro tipo de misiones dentro de un mismo planeta, que el tamaño del mapeado de estos es ínfimo y poco variado, enmarcado dentro de tres tipos de entornos: desértico, bosque y nevado. Incluso la variedad de enemigos peca también de un patrón similar. Hay tres facciones (Bichos, Cyborgs e Iluminados), sí, pero básicamente los tipos de cada una vienen a ser parecidos, desde la avanzadilla de poca resistencia que alerta a los demás hasta el que se protege de los ataques y que cuenta con un punto débil sobre el que centrar los disparos para abatirlo.

Sí que hay más diferencias en cuanto a la dureza de cada facción, sobre todo por el arsenal o habilidades de algunas. Pero será inevitable sentir, en cualquier caso, cierta sensación de déjà vu, y por lo tanto cansancio, a las primeras de cambio. Y frustración si nos tocan compañeros puñeteros.

Al menos el sistema creado para la campaña galáctica dentro de la Supertierra resulta interesante, ya que todos los helldivers (los soldados de esta historia ambientada en 2084) colaborarán a nivel mundial para erradicar la presencia de estas tres facciones completando misiones y aumentando la influencia de cada territorio. Aunque los enemigos no nos lo pondrán nada fácil, ya que estos también pueden revertir la situación y adiós partida... Hasta que comencemos de nuevo conservando todo nuestro progreso, cosa que ya ha sucedido con los medios que hemos tenido acceso a 'Helldivers'.

Sin embargo uno no puede dejar de sentirse decepcionado con este trabajo de Arrowhead Game Studios al fallar en aspectos esenciales para el correcto disfrute de un videojuego con claro componente cooperativo. Si os gusta la acción y los retos y contáis con compañeros habilidosos, lo más probable es que disfrutéis de 'Helldivers' hasta cierto punto. El resto, ni lo intentéis.

Helldivers

Helldivers

Plataformas PS3, PS4 (versión analizada) y PS Vita
Multijugador Sí, cuatro jugadores (local y online)
Desarrollador Arrowhead Game Studios
Compañía Sony Computer Entertainment
Lanzamiento 4 de marzo de 2015
Precio 19,99 euros

Lo mejor

  • Las estratagemas
  • El planteamiento de la campaña galáctica
  • Cooperativo local y online...

Lo peor

  • ...con más contras que beneficios
  • Cámara muy limitada que entorpece seriamente la acción
  • Peca de repetitivo

En VidaExtra | La acción cooperativa de Helldivers presenta su tráiler de lanzamiento en PSN y como incentivo en Plus

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio