Compartir
Publicidad

Hotline Miami 2: Wrong Number. Análisis

Hotline Miami 2: Wrong Number. Análisis
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aún recuerdo mi primer contacto con 'Hotline Miami' cuando fue editado en 2012 y el fuerte impacto que el debut de Dennaton Games provocó en mí. Aquella orgía de violencia sin cuartel, incesante música electrónica y píxeles gigantescos nos pilló a todos por sorpresa, admitámoslo, y pocos fueron los que consiguieron resistirse a una propuesta tan atractiva y que además sirvió para dar un enorme empuje al papel de Devolver Digital como editora referente en el nuevo panorama de distribución independiente.

Tres años después, el equipo de desarrollo sueco y el sello de distribución norteamericano vuelven a la carga con la muy esperada y necesaria continuación de aquella brutalidad, la cual cambiará esta vez la baza del efecto sorpresa por la presión de hacer frente a las expectativas que tan altas dejó en nosotros su primer capítulo. Preparad vuestras máscaras porque el teléfono volverá a sonar en 'Hotline Miami 2: Wrong Number', y al otro lado de la línea una misteriosa voz nos dará las indicaciones para tomar un camino que, inevitablemente, terminará de nuevo en una carnicería.

Hotline Miami 2: Wrong Number cambiará la baza del efecto sorpresa por la presión de hacer frente a unas expectativas tan altas

Ese oscuro subidón

Hm2 2

Es muy probable que esté ahora mismo leyendo este análisis alguien que no haya tenido ocasión de probar el primer capítulo de esta serie o que no sea consciente de la cantidad de clones que han surgido a su propuesta desde que fue editado. Para alguien así, la sensación que pueden producir unas cuantas capturas o incluso un vídeo de juego real puede ser de indiferencia, pues es cierto que esta clase de documentos audiovisuales no hacen en absoluto justicia a la obra de Dennaton Games.

El principal objetivo en el diseño de esta secuela debía ser conseguir ofrecer esa misma excitación en las entrañas que produce el primer Hotline Miami

¿Cuál puede ser la gracia de un montón de personajes muy poco detallados moviéndose a toda velocidad por escenarios que más bien parecen planos de arquitecto? ¿Y dices encima que con un solo toque, por pequeño que sea, te matan y te toca empezar el nivel desde cero? Pues sí, pero como ya he dicho antes, este planteamiento sobre el papel no hace nada de justicia a la desbordante experiencia para los sentidos que representa y a la enorme descarga de adrenalina que produce cuando estamos metidos en toda la acción. 'Hotline Miami' no es un juego para espectadores; es un desafío para afrontar en primera persona y para sentir ese oscuro subidón que produce recorrer un escenario a velocidad de vértigo, esquivando las balas que nos pasan rozando y dejando los cadáveres apilados en cada habitación que pisamos.

El principal objetivo en el diseño de esta secuela debía ser, claro está, conseguir ofrecer esa misma excitación en las entrañas, producto de una tensión incesante y de un grado de desafío que exige de nosotros agilidad en los reflejos y estrategia en la ejecución. Y para vuestra tranquilidad os puedo decir que esa parte está conseguida, en buena medida porque sus creadores han optado por repetir todo lo posible los esquemas mecánicos que aprendimos a dominar e incluso a querer en la primera entrega, a pesar de su constante manía por llevarnos al borde de la locura. 'Wrong Number' consigue ser, una vez más, un juego enormemente divertido e implacablemente adictivo.

Rentabilizando una buena idea

Hm2 3

Estamos pues ante una continuación directa que intenta mantenerse fiel a todo lo que funcionó bien en la primera entrega, tanto que se echa en falta algo más de riesgo a la hora de plantear novedades que prueben el efecto de evolución y crecimiento que tres años han podido suponer para estos desarrolladores. A pesar de esta descarada apuesta por el conservadurismo, lo cual es ya un claro contraste con lo arriesgado del primer juego, hay unas cuantas diferencias para mejor y para peor que debemos comentar.

Hm2 1

El principal punto distintivo de este segundo capítulo está en la variedad de protagonistas que iremos controlando a lo largo de las diferentes fases de juego, cada uno con sus características y limitaciones propias, lo que sumado a la ya célebre selección de máscaras (que esta vez no estará siempre disponible, pero sin embargo será más crucial) dará mucha más variedad al abanico de enfoques que podremos tomar para completar los niveles. Además de los clásicos psicópatas enmascarados, en 'Wrong Number' controlaremos también a periodistas, policías, matones de la mafia y militares, contando cada uno con detalles en su manejo que les diferenciarán del resto y que nos obligarán a cambiar el chip constantemente.

Notaremos también sustanciales diferencias en los escenarios a recorrer. Los entornos del primer 'Hotline Miami' se caracterizaban por ser auténticas ratoneras a través de las que nos movíamos a ritmo de vértigo, derribando puertas a toda velocidad y acabando en un santiamén con cualquiera que se cruzara en nuestro camino, residiendo ahí gran parte de su gracia. En aras de una mayor variedad, el diseño de escenarios de esta secuela busca a veces espacios más abiertos y pasillos más largos, lo que resta buena parte de ese nervio a la experiencia y aporta a cambio grandes dosis de incertidumbre por la falta de campo de visión. Eso provoca que en determinadas ocasiones la mejor estrategia sea hacer ruido para que se acerquen los enemigos fuera de cámara o disparar al vacío esperando acertar en algún blanco, una forma de avanzar mucho menos divertida que esa precisión milimétrica que se requería siempre en el anterior capítulo.

El principal punto distintivo de este segundo capítulo está en la variedad de protagonistas que iremos controlando, cada uno con sus características y limitaciones propias

En este sentido es importante señalar también que una de las más prometedoras novedades de este título, el editor de niveles que nos permitirá crear nuestros propios entornos para la cacería, aún no está disponible y por tanto estamos perdiendo una gran aportación que deberá ayudar a expandir sus posibilidades hasta límites insospechados. Estoy deseando ver lo que ocurre cuando la comunidad de jugadores empiece a hacer sus pinitos con esta herramienta e Internet se llene de miles de escenarios para descargar.

Un lisérgico disparate

Hm2

El enfoque audiovisual y el tratamiento estético de 'Hotline Miami' fue también uno de sus más destacados puntos fuertes, y en ese sentido nos encontramos de nuevo con que Dennaton Games ha querido mantenerse lo más cerca posible de la línea ya trazada. La mezcla de retro forzado y feísmo ochentero vuelve a cubrir todo, así como esa agresiva selección de electrónica que viaja sin contemplaciones entre el techno y el IDM, con artistas que repiten como M|O|O|N, El Huervo o Pertubator, y con interesantes fichajes como Carpenter Brut o Magic Sword. En este sentido, de nuevo, un trabajo de diez que no se limita a complementar la experiencia de juego, sino que se convierte en un ingrediente esencial para conseguir que nos pongamos a tono y potenciar al máximo la experiencia.

La fragmentación de los acontecimientos entre diferentes personajes parece ayudar a seguir más claramente los diferentes hilos argumentales

También en el apartado narrativo encontramos una repetición de esquemas, lo que en este caso supone que nos enfrentaremos otra vez a una historia disparatada, intencionadamente confusa y difícil de seguir. Curiosamente, la fragmentación de los acontecimientos entre diferentes personajes parece ayudar a seguir más claramente los diferentes hilos argumentales que se establecen, siendo más accesible en este caso y menos abierta a la interpretación de cada uno, pero igualmente estamos ante una forma verdaderamente abstracta y forzada de sacar adelante la historia. Gustará más o menos, pero afortunadamente es un detalle con incidencia mínima en la diversión que encierra cada partida. Eso sí, esforzarse por entenderla tiene premio.

Con sus pequeños deslices, sus pocos riesgos asumidos y sus muchos aciertos heredados, 'Wrong Number' es una fabulosa continuación para uno de los juegos más singulares de los últimos tiempos, que no supera pero si completa satisfactoriamente a su antecesor y que servirá perfectamente para saciar las ansias de quienes se quedaron con ganas de más. Para los no iniciados, el primer 'Hotline Miami', más fresco y claramente más centrado, sigue siendo un primer paso ideal para dar antes de aventurarse en esta secuela.

HM2WN

Hotline Miami 2: Wrong Number

Plataformas PC, Mac (versión analizada), Linux, PS3, PS4, PS Vita
Multijugador No
Desarrollador Dennaton Games
Compañía Devolver Digital
Lanzamiento Ya disponible
Precio 14,99 euros

Lo mejor

  • Conserva todo el carisma de la primera parte
  • Más variedad gracias a los nuevos personajes y máscaras
  • Un hilo narrativo (algo) más lógico
  • La banda sonora es una nueva delicia

Lo peor

  • Diseño de escenarios menos desafiante
  • Mucho reciclaje de la primera parte
  • El editor de escenarios aún no está disponible

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio