Compartir
Publicidad

La Maldición de Naxxramas: análisis

La Maldición de Naxxramas: análisis
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Dentro de unas horas, a eso de las doce, muchos usuarios de 'Hearthstone' correrán religiosamente a jugar para conseguir su ración de cartas semanal antes de percatarse que La Maldición de Naxxramas llegó a su fin hace siete días. No hay mejor momento que ahora, coincidiendo con esa ansia de novedades que no llegará, para recapitular qué ha hecho bien, o no, esta expansión.

No solemos traer muchos textos centrados en DLC o expansiones a no ser que realmente aporten algo al juego, y La Maldición de Naxxramas es uno de esos casos. Tal vez incluso uno de los más potentes por ser capaz de cambiar el metajuego de 'Hearthstone' por completo y dar vida a una nueva temporada de mazos estrambóticos y combos demoledores gracias a las nuevas cartas.

Así se hace un free-to-play

Baldomero

Sirva de introducción al texto (y dejémoslo ahí porque es un tema con el que podría explayarme en exceso) lo mucho que disfruto con los valores de producción con los que Blizzard mima a sus juegos. No es algo sólo a nivel técnico, aunque tras el tropiezo del primer día todo ha funcionado como la seda, sino la atención por los detalles puesta en el doblaje, el diseño de cartas, retos y el tablero con guiños a otros tableros (esa gema me suena).

Manda narices que tengamos que aplaudir que una compañía haga bien su trabajo, pero creo que hemos vivido en demasiadas ocasiones todo lo contrario para que esto sepa a gloria. Las cosas o se hacen bien o no se hacen, y aquí han demostrado que esto no era un simple sacacuartos, sino una expansión con cara y ojos que, rompiendo con lo habitual, podía salirte completamente gratis.

No es lo habitual y es aplaudible, muchos atracos hemos vivido desde la concepción del free-to-play para que ahora venga alguien a decir que La Maldición de Naxxramas convierte a 'Hearthstone' en un pay-to-win. Perdona pero no, eso es otra cosa, y la simple intención de verlo como algo así demuestra que has pasado pocas horas frente al juego.

Aclarado esto, vamos al lío.

Naxxramas

La Maldición de Naxxramas

La Maldición de Naxxramas no la ponen los enemigos de su escueta campaña, los retos o el modo heróico capaz de sacar a más de uno de sus casillas, la maldición es que sea algo caduco y debamos esperar quién sabe cuánto hasta la próxima expansión.

Me lo he pasado francamente bien con cada uno de los combates y estoy disfrutando muchísimo del juego que dan las nuevas cartas combinadas con mis mazos habituales, pero es inevitable pedirle algo más al siguiente intento. Iré punto por punto:

Bien por el modo campaña, que es divertido y da una vuelta de hoja a las partidas de la mano de los nuevos héroes y sus estrambóticos poderes (el combate con los cambios de vida y ataque de Feugen y Stalagg me parecieron una gozada), pero creo que nadie me llevará la contraria si afirmo que ha sido poco más que un paseo.

Ni ahí ni en los retos específicos de cada clase he encontrado una partida que me ponga contra las cuerdas y eso repercute muchísimo en la duración de cada ala abierta.

Naxxramas

Los nuevos héroes

Sería un puntazo poder jugar con los nuevos héroes, pero por ahora tocará conformarse con aguantar sus chistes al otro lado.

¿Me hubiesen durado un día igualmente pese a tener combates más complicados por estar enganchado de forma enfermiza? Es posible, pero lo que vengo a decir es que conseguir las nuevas cartas no me ha parecido ningún reto, no tengo la sensación de habérmelas ganado, por así decirlo, y creo que sería interesante mirar a Maexxna y recordar lo mucho que sudé para conseguirla.

Nada que decir sobre los combates del modo heróico, ahí sí lo he pasado tremendamente mal y más de una vez he tenido que recurrir a algún mazo creado por otro jugador para salir del paso (maldito Grobbulus), pero sin embargo la recompensa en ese modo me ha parecido algo tremendamente insulso.

Lo he pasado fatal y me dais un mísero dorso de carta, que es algo que se llevan los que alcanzan el nivel 20 de cada temporada y ni siquiera pierden estrellas. No sé, habría estado bien tener algo más, tal vez no una carta, pero el dorso más el tablero para el modo jugar, un Kel'Thuzad dorado o algo así.

Las cartas de La Maldición de Naxxramas

Donde no hay queja posible es en las nuevas cartas, que pueblan cada juego con el que me encuentro no sólo por la novedad, sino por incluir nuevas formas de jugar y combos que potencian aún más las posibilidades de las antiguas. Algo deben haber hecho bien para que el metajuego haya cambiado por completo y héroes con los que antes costaba subir de rango ahora sean los que más te encuentras.

Naxxramas

Nuevos combos

Kel'Thuzad más Sylvanas. Si consigues mantenerlos en la partida puede ser todo un espectáculo.

Puestos a pedir sí habría preferido un mayor número de nuevas cartas, consciente de que el juego podría empezar a acusar cierto agotamiento por la falta de novedades en algunos usuarios. No me malinterpretéis, sigo acudiendo a 'Hearthstone' al menos cada tres o cuatro días para ventilar misiones, pero tengo la sensación de que he llegado a ese punto en el que voy cuesta abajo y sólo la llegada al rango leyenda podría hacer que remontasen las ganas de jugar. Por ahora rango 10 y avanzando con paso firme, así que ya os contaré.

Pese a ello, una semana después aún es pronto para valorar hasta qué punto cambiará el estilo de juego habitual. Los creadores de mazos tienen que ponerse manos a la obra para descubrir nuevas ideas y los ajustes que probablemente lleguen en el futuro cambiarán aún más esa evolución del juego.

Dicho esto, salvo los típicos errores puntuales o esa inexplicable falta de texto en algunos momentos, lo único que sigo esperando que mejoren es la agilidad al crear mazos, una cojera aún más evidente tras tener que andar de aquí para allá cambiando cartas en el modo heróico.

El resto sigue pareciéndome un juegazo como la copa de un pino que, con expansiones como La Maldición de Naxxramas ya aspira a convertirse en secuoya. Si aún no le has dado una oportunidad puede que sea porque sigue sin ser tu estilo, pero te estás perdiendo uno de los únicos free-to-play potables (y probablemente el mejor) que hay en el mercado. El día que pueda tener a Baldomero en mi mazo de bestias dejaré de poner eso entre paréntesis.

7,0

La Maldición de Naxxramas

La Maldición de Naxxramas

Plataformas PC, iOS, Mac (versión analizada)
Multijugador
Desarrollador Blizzard
Compañía Activision Blizzard
Lanzamiento Ya disponible
Precio Precios de La Maldición de Naxxramas

Lo mejor

  • Las nuevas cartas
  • Lo mucho que se han currado el modo campaña
  • La dificultad del modo heróico

Lo peor

  • La dificultad de todo lo demás
  • Algunos problemas técnicos
  • Su duración es escasa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio