Compartir
Publicidad
Análisis de Mario Tennis: Ultra Smash, la cara más triste de Nintendo
Análisis

Análisis de Mario Tennis: Ultra Smash, la cara más triste de Nintendo

Publicidad
Publicidad

El nuevo ‘Mario Tennis: Ultra Smash’ es la prueba más certera que tenemos de la actual realidad de Nintendo, una compañía a la que no le ha importado ir a contracorriente y por detrás durante el inicio de esta generación, pero que empieza a ofrecer síntomas de agotamiento.

Camelot fracasa tropezando dos veces con la misma piedra, siguiendo el camino de un ‘Mario Tennis Open’ para 3DS cuyas ideas ni cuajaron entonces ni lo han hecho ahora. Un movimiento aún más duro si recordamos lo mucho que prometía esta saga tras su paso por GameCube.

Un Mario Tennis para olvidar
Mariotenis4

Lo que peor sabe de toda esta situación es plantarte ante un juego de Nintendo y ver que, de alguna forma, esa empresa que siempre está ahí para darlo todo, de repente funciona a medio gas, echando el freno a sus desarrollos para, qué sé yo, tal vez llegar con más fuerza a NX.

‘Mario Tennis: Ultra Smash’ no es un juego de Nintendo, ‘Mario Tennis: Ultra Smash’ es un juego de Sony intentando ser Nintendo, un ‘PlayStation All-Stars Battle Royale’ sin cariño, sin carisma, sin diversión. Sin duda los tres pilares fundamentales de los juegos de la gran N.

La mejor forma de entender a qué viene semejante desasosiego es que os cuente dónde está el problema, así que empecemos por el principio, con una descarga digital proporcionada por Nintendo para hacer este análisis.

Camelot vuelve a sacar la tijera

La clave del problema está en que, una vez descargado el juego, al iniciarlo y empezar a pasear por sus menús, tuve la sensación de estar ante una demo, una versión de preview que aún no cuenta con todos los elementos y que está ahí para que te hagas una idea de lo que podría acabar siendo el juego final.

Volví a leer el correo, comprobando que las prisas por ponerme a jugar no me hubiesen jugado una mala pasada y, efectivamente, estuviese jugando a algo muy lejos de ser la versión final. No es que sea algo habitual, de hecho creo que me he encontrado en un par de ocasiones con algo así durante los casi diez años que llevo trabajando en esto, pero guardaba la esperanza de que el error fuese mío.

Mariotenis1

Nada más lejos de la realidad. Partido rápido, partido rápido con mega champiñones, desafío de supervivencia y multijugador online o local. Nada más, ni copa champiñón, ni copa flor ni nada que se parezca mínimamente a lo que juegos como ‘Mario Kart 8’ han demostrado que pueden hacer.

Podría obviarlo por completo, no sería la primera vez que Camelot pasa la tijera por la saga, ya lo hizo recortando el modo historia de una franquicia que supo ir mucho más allá en portátil, pero es que las decisiones de diseño a nivel jugable tampoco ayudan demasiado.

Un diseño muy desacertado

Aquí, como en la anterior entrega para Nintendo 3DS, se eliminan los ataques especiales de cada personaje para dar paso a un sistema de colores y botones que marcan la mejor opción dependiendo de cada movimiento.

Lo que antes era un juego de habilidad en el que primaba la picardía y la estrategia ahora es una suerte de Quick Time Event que te indica dónde debes colocarte y qué botón debes pulsar para seguir vivo en el partido.

Mariotenis3

Obviamente sabes que apurando la dirección de los tiros puedes dejar vendido a tu contrincante, pero en el momento en el que obligas al jugador a estar más centrado en unas señales del suelo que en la dirección de la pelota, algo estás haciendo mal.

Es comprensible desde una perspectiva que busque intentar ampliar al mercado, abrirse a otros públicos que no tengan igual de fácil el dominar un juego de tenis con el vicio que servidor llegó a alcanzar en títulos como el ‘Virtua Tennis’ de Dreamcast o el ‘Mario Power Tennis’ de Gamecube, pero es el equilibrio entre hacerlo accesible para unos pocos y desafiante para el resto donde está la enjudia que no han sabido solventar.

No diga Mega champiñón, diga Mega fail

El tema del Mega champiñón, protagonista de todos los tráilers que hemos visto hasta la fecha, corre la misma suerte. Luce genial en pantalla cuando Mario o alguno de sus compañeros crece hasta ocupar gran parte de ella, pero le falta un gancho y originalidad que evitarían verlo como el sin sentido que es.

Con él sumamos golpes más fuertes y rápidos para encarar a un rival que, segundos después de haber recogido nuestro power-up, también recibe el suyo, balanceándose así la situación con dos personajes gigantes en pantalla que quedan muy bonitos pero dejan de suponer un aliciente a nivel de gameplay.

Mariotenis2

Más allá de eso quedan los partidillos a dobles con amigos, que siempre tienen su gracia, el desafío de supervivencia y la posibilidad de desbloquear nuevos personajes. Por si queda alguna duda, no, tampoco eso salva la papeleta.

¿Lo salvará la estrategia de Splatoon?

La esperanza que nos queda es ver en este ‘Mario Tennis Ultra Smash’ una estrategia similar a la de ‘Splatoon’, con nuevos mapas, personajes y añadidos que vayan llegando en forma de actualizaciones, pero ni siquiera así, con eso en mente, se le queda a uno el cuerpo con ganas de recomendarlo.

Suerte que ‘Xenoblade Chronicles X’ tiene todas las papeletas para salvar este último tramo del año en Wii U, porque ‘Mario Tennis Ultra Smash’ parece que está aquí con la única intención de rellenar catálogo. No está la cosa para muchas bromas, y con esta no han tenido el mejor de los gustos.

Mario Tennis: Ultra Smash

Mario Tennis: Ultra Smash

Plataformas Wii U
Multijugador
Desarrollador Camelot Software
Compañía Nintendo
Lanzamiento Ya disponible
Precio 39,90 euros

Lo mejor

  • Los piques online o en local
  • A nivel visual es muy espectacular
  • Uno de esos juegos capaz de salvar una reunión con amigos

Lo peor

  • Le falta la chispa y carisma de la marca Nintendo
  • Escasos modos de juego
  • Jugabilidad mal planteada y muy previsible


Mario Tennis Ultra Smash

Mario Tennis Ultra Smash

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio