Compartir
Publicidad
Análisis de Oxenfree, una aventura con toques paranormales y estética ochentera
Análisis

Análisis de Oxenfree, una aventura con toques paranormales y estética ochentera

Publicidad
Publicidad

Desde que supe de la existencia de 'Oxenfree', hará un par de semanas, me llamó al instante su propuesta. Ese toque paranormal y misterioso en el que se ve envuelto un grupo de amigos podría ser perfectamente una película de los ochenta, donde hemos visto las mejores aventuras.

Sabiendo, además, quién estaba involucrado en el proyecto, Night School Studio, un equipo formado por ex-miembros de Telltale Games y Disney, nada hacía presagiar que, al menos, esta propuesta no fuese a contar con una historia que atrapase desde el primer segundo y donde ardiésemos en deseos por saber cómo acaba. Y ahora que la hemos concluido, podemos dar fe de que Night School Studio ha comenzado con buen pie con su primer videojuego.

Un grupo de amigos celebran una fiesta en una isla

210116 Oxenfree 01

Como en todo thriller que trata temas sobrenaturales, 'Oxenfree' arranca como una aventura más en donde hay ganas de pasarlo bien y de paso ir conociendo a sus protagonistas. Alex, la chica que controlaremos en todo momento, es una adolescente que viene con sus amigos y su nuevo hermanastro, Jonas, y deciden montar una fiesta nocturna en la playa en una isla que le trae recuerdos por diversas circunstancias del pasado que no tardaremos mucho en descubrir.

Hasta aquí todo bien. Estamos ante una aventura de scroll lateral que le da mucha presencia a la belleza plástica de su entorno, con un toque retro muy atractivo, y también a los diálogos de los protagonistas. ¿Lo malo de esto último? Que viene completamente en inglés, por lo que muchos se perderán uno de sus fuertes si no tienen un nivel alto de dicho idioma. Además, no todo lo que veamos tendrá subtítulos en inglés, sino que en ciertos casos, como con la radio, no habrá nada.

El desarrollo de 'Oxenfree' es muy básico, no habrá que comerse el tarro. Además, la isla militar sobre la que gira la historia no es grande y sus zonas están perfectamente reflejadas en el mapa, por lo que es imposible perderse. A esto hay que sumarle que no estamos ante una aventura gráfica con puzles, sino ante algo más simple: se trata de hablar y curiosear por el entorno con nuestra radio.

¿Con nuestra radio? Preguntará alguno. Sí, porque como veremos poco después de la fiesta en la playa, justo al comienzo de esta historia de adolescentes, se producirá un hecho paranormal. Seremos testigos de lo que parece ser una rotura del espacio-tiempo (de ahí ese triángulo tan misterioso del logo del juego) mediante el cuál empezaremos a contactar con otros seres.

¿Quiénes son? ¿Vienen en son de paz? ¿Por qué somos los elegidos? Estas serán algunas de las primeras preguntas que formularemos y que iremos descubriendo a lo largo de la aventura.

¡Iker Jiménez, sintoniza la radio de Oxenfree!

210116 Oxenfree 02

Tras el suceso de la cueva, al lado de la playa, la trama se irá complicando más y más mientras intentamos que todo vuelva a su sitio. Y de manera más clara que en otros juegos del estilo, todo estará en nuestra mano. Nosotros decidiremos cómo progresará la historia y cómo concluirá.

Cuenta con múltiples finales según cómo actuemos con Alex, la protagonista, la cuál también será vital en el devenir de sus compañeros: desde ganarnos el odio de todos, incluido nuestro mejor amigo o nuestro nuevo hermanastro, hasta ejercer de cupido... Las variantes son muy radicales.

Por eso es tan importante saber qué está pasando en la isla y entender todo lo que se nos va contando (reincidimos en la barrera del idioma si no domináis el inglés), ya que en todas las conversaciones importantes se nos darán tres opciones de diálogo (hay una cuarta que es no decir nada; hay logro oculto sobre esto si nos callamos durante toda la historia), y también contaremos con pruebas a contrarreloj en las que habrá que fijarse muy bien en lo que nos rodea.

A estas alturas de la película (nota mental: 'Oxenfree' también quedaría de lujo como película), os preguntaréis qué era eso de la radio, ¿verdad? Pues es, ni más ni menos, que la herramienta con la que se iniciará todo ese entramado con lo paranormal. Es el mecanismo mediante el cuál escucharemos conversaciones del más allá (brillantes sus voces en inglés, dicho sea de paso, con gente muy conocida en el mundillo, como Erin Yvette, Gavin Hammon o Britanni Johnson) y activaremos ciertos interruptores. Esto último, cuando aumente el rango de señal de la radio.

Anomalías por todas partes y con muchos secretos

210116 Oxenfree 03

La radio tiene mucha miga, porque con ella escucharemos casi de todo. Desde mensajes en código Morse hasta canciones de los años 40, junto con otros que contactarán con el más allá y no siempre con la mejor de las intenciones. Si sois, como yo, de los que les encanta explorar a fondo, descubriréis además anomalías de la isla con mensajes que nos darán una idea mejor de a qué nos enfrentamos, y también una serie de cartas de cierto personaje importante en la historia...

De hecho, como iremos descubriendo a lo largo de la aventura, habrá ciertos mensajes que aparecen en una determinada sintonía de la radio, como los de los paneles con información sobre la isla o los citados de las cartas, mientras que con otros tendremos que "darle a la rueda" hasta encontrarlos.

'Oxenfree' es lo suficientemente variado en sus pocas horas de duración y consigue que empaticemos con sus personajes, preocupándonos su futuro. Y como cuenta con distintos finales, siempre vamos a tener la opción de rejugarlo y ver cuál es el límite de los compañeros de Alex. Su tramo final, dicho sea de paso, es de esos que nos dejan con la boca abierta y que analizamos tras los créditos.

Pero no es una aventura perfecta. Es de las que atrapan sin remedio y que se disfrutan plenamente. Sin embargo, es una aventura a la que le faltan unas asperezas por limar, como esos bugs críticos que aparecen de vez en cuando (en mi caso, casi media docena de veces) y que nos sacan de la partida y nos devuelven al menú del sistema o con acciones que no producen ningún efecto, como aquella vez que Alex y Nona no podían tirar abajo una puerta al fallar el comando y quedarse en bucle. Aunque esto, claro está, lo solucionará tarde o temprano Night School Studio.

En definitiva, si os apasiona lo relacionado con lo paranormal y el inglés no es un problema, 'Oxenfree' es una experiencia que hay que jugar y degustándola a cada paso, que además se redondea con la magnífica ambientación musical compuesta por scntfc.

Oxenfree

Oxenfree

Plataformas Steam (Mac y PC) y Tienda Xbox One (versión analizada)
Multijugador No
Desarrollador Night School Studio
Compañía Night School Studio
Lanzamiento 15 de enero de 2016
Precio 19,99 euros (Steam) y 19,99 euros (Xbox One)

Lo mejor

  • Toda la historia que rodea a la isla militar
  • Sus personajes
  • Los secretos que descubrimos con la radio
  • La banda sonora de scntfc

Lo peor

  • Que venga completamente en inglés
  • Ciertos bugs críticos inexplicables

Sitio oficial | Oxenfree

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos