Publicidad

Tras probar Crucible, el hero shooter de Amazon Games, no puedo evitar tener la sensación de haberlo jugado ya antes
Análisis

Tras probar Crucible, el hero shooter de Amazon Games, no puedo evitar tener la sensación de haberlo jugado ya antes

Publicidad

Publicidad

Que Amazon Game Studios inició su andadura con mal pie no es una afirmación que a estas alturas le sorprenda a nadie. Entre cancelaciones y despidos, su futuro inminente ha quedado relegado a dos clavos ardiendo: el MMO New World que llegará en agosto y Crucible, el shooter multijugador con héroes que acaba de aterrizar en Steam.

Tras un lanzamiento que llegó unas horas más tarde de lo previsto y con errores, los servidores ya están estabilizados y encontrar una sesión a la que unirse no es difícil. Sin embargo, tras varias partidas en él, tengo la sensación de que va a necesitar un buen empujón para mantener viva esa ilusionada comunidad inicial.

Una mezcla de géneros con el hero shooter por bandera

El mimo se palpa en cada uno de los personajes, lo interesante de sus habilidades y el mundo que tienen por recorrer. En forma de hero shooter con tres modos disponibles, no puede negársele haber hecho bastante hincapié en crear una personalidad propia y reconocible, pero a lo simpático de sus héroes le acaba faltando algo cuando te pones a los mandos.

Crucible3

No es una cuestión de posibilidades. Aquí hay estilos y opciones para aburrir incluso pese a ser un juego recién salido del horno. Está el que puede salir despedido como un cohete, el que usa un gancho para encaramarse a superficies, el que planta barricadas desde las que defender, el que coloca torretas para controlar una zona… Es fácil dar con ese personaje con el que crees que te vas a sentir cómodo.

Y sí, acaban siendo espectaculares tanto a nivel visual como de animaciones, pero las sensaciones jugables no admiten tanto entusiasmo. Con barras de vida enormes y un evidente desbalanceo que convierte a algunos héroes en un caramelo, el combate resulta lento y transmite menos de lo que debería.

Crucible2

Da igual si estás disparando con una minigun o con un rifle de francotirador, el poder que deberían transmitir ese tipo de armas queda muy lejos de lo que uno cabría esperar. Algo que se traduce también en su capacidad de ataque y que, por ende, convierte cada encuentro en una batalla que se hace cuesta arriba y en la que la habilidad o el personaje elegido tiene poca importancia en un dos contra uno.

Acusando la falta de impacto

De idéntica forma sufre un poco también a nivel de diseño en sus modos disponibles. El principal, una búsqueda de distintos objetivos alienígenas que debemos destruir y cosechar cuando aparecen cada cierto tiempo en un punto del mapa, sería algo más divertido de no haber una enorme espera entre la llegada de uno y otro.

Crucible4

A modo de MOBA el juego te invita a cubrir esos lapsos de tiempo capturando zonas que potencian habilidades pasivas y matando fauna salvaje para conseguir puntos de experiencia con los que subir de nivel las activas. Un mapa enorme, bonito y detallado que, por la movilidad de ciertos personajes, acaba generando paseos bastante pesados.

El catálogo inicial se complementa con un modo cooperativo para dos jugadores que te suelta en el mapa frente a otros equipos para daros caza en una suerte de Battle Royale sin respawn, y un modo arcade en el que las torres que pueblan el escenario se convierten en banderas esperando a ser tomadas mientras tu equipo y el contrario os dais cera.

Francamente, me cuesta horrores separar a Crucible de la sartenada de propuestas similares que hemos vivido desde que los shooters free-to-play se apoderaron del mercado hace más de cinco años. 

Sé que lo de los dinosaurios alienígenas y los duelos por equipos ya lo he jugado antes, con algunos cambios aquí y allá, en algún juego cuyo nombre no puedo recordar. Temo que, por no haber causado el impacto necesario, Crucible sea ese mismo juego de aquí a diez años.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios