Análisis de Serial Cleaners, donde descuartizar cadáveres y burlarse de la policía es el pan de cada día
Análisis

Análisis de Serial Cleaners, donde descuartizar cadáveres y burlarse de la policía es el pan de cada día

Hay trabajos ingratos, de los que a simple vista nadie querría realizar. Todos muy dignos oiga y mis respetos para los que los ejerzan, pero todos tenemos prejuicios a la hora de meter cadáveres en una bolsa. Sin embargo, Serial Cleaners me ha demostrado que hasta limpiar la sangre del suelo puede ser entretenido.

La secuela de Draw Distance llega cinco años después de deslumbrar con un título que recibió una exitosa acogida. Con un apartado visual renovado, la historia de Bob C. Leaner continúa para abrir el abanico a nuevas promesas, aspirantes trastornados y ágiles limpiadoras. Ahora es un asunto de cuatro.

Dibujando el pasado

Basta con echar un simple vistazo para apreciar las diferencias respecto a la obra de 2017. Serial Cleaners ha cambiado radicalmente su dirección artística gracias a la inspiración tomada en las obras de Jean-Michel Basquiat. El arte urbano y el posmodernismo inundan completamente cada pantallazo del juego.

De esta forma se abandona la línea minimalista, más encorsetada en el modesto presupuesto de la primera entrega. Esto se traduce en que todo adquiere un mayor detalle, más definición y una complejidad más elaborada visualmente. Tal y como despunta este apartado con una explosión de creatividad, hace lo propio la trama que continúa liderando Bob C. Leaner.

Su papel es el de mente maestra, un auténtico seguidor del método para limpiar escenas del crimen, pero que esta vez no estará solo. Vip3r, Latisha y Hal serán los acompañantes en esta historia que nos trasladará al pasado de cada uno de ellos, sobre cómo pasaron de inexpertos maleantes a auténticas pesadillas para la policía.

Serial Cleaners

Los años 80 y, especialmente, los 90 serán los que mostrarán las experiencias vividas por cada uno de ellos. Diferentes entre sí, pero unidos por una causa común que envuelve a la mafia y que nos permitirá tomar pequeñas decisiones. Nada especialmente trascendente, más allá de escoger la opción de diálogo que deseemos o decidir qué recuerdo queremos explorar en cada ocasión.

Con todo, hay inspiraciones muy evidentes a películas inolvidables dentro del género de la mafia. Fargo, Reservoir Dogs, Pulp Fiction o Scarface son varios ejemplos de ello, reconocibles para cualquier amante de esta vertiente cinematográfica.

Manos a la obra

El objetivo es claro, sencillo y bastante pringoso: llegar a la escena de un crimen repleta de cadáveres, absurdamente empapada en sangre, hacer desaparecer las pruebas y limpiarlo todo sin que la policía sepa que has estado allí. Para ello, contaremos con un utensilio fundamental como es nuestra querida aspiradora, siempre dispuesta a limpiar el suelo.

Ya sea cargando con el cuerpo a hombros o arrastrándolo por los suelos, cada uno de los cuerpos deben ser llevados a nuestro coche o en su defecto arrojados a un lugar donde nunca puedan ser encontrados. Todo ello a través de una perspectiva isométrica, con radar incluido, que ofrece un panorama de unos escenarios que evolucionan.

Serial Cleaners

Ahora contamos con varias capas, tanto interiores como exteriores. Hablamos de edificios de varias plantas, con mucha verticalidad y repletos de formas de recorrerlos, escabullirnos por pequeños huecos o mover objetos para bloquear el paso. Una evolución de la que se ven beneficiados todos los personajes, pero especialmente Latisha.

Y es que cada uno de los personajes que controlaremos tendrán habilidades únicas. En el caso de Latisha nos toparemos con la única protagonista capaz de sacarle todo el jugo a esta característica de los escenarios. Salta, trepa y se desliza sin problemas. Contamos también con Hal, un perturbado siempre al borde del colapso instantáneo y que porta una motosierra capaz de descuartizar los cuerpos. Ya sabéis, es más fácil llevar las extremidades una a una.

Vip3r es el fiel reflejo de la era en la que se sitúa Serial Cleaners. Con conocimientos de informática, sus niveles se llenan de ordenadores que hackear, conductos de ventilación por los que reptar y distracciones electrónicas que crear. Por último tenemos a Bob, el más equilibrado de todos, chapado a la antigua y extremadamente eficiente.

A pesar de sus diferencias, todos ellos comparten la habilidad común de dejar inconscientes durante unos segundos a los policías. Ya sea con una pierna o con una de las pruebas, esos instantes serán claves para despejar la ruta que patrullan sin descanso. Como no podía ser de otra forma, las fuerzas del orden intentarán pillarnos de todas las formas.

Serial Cleaners

En principio no advertirán nuestra presencia, pero en cuanto hagamos demasiado ruido o entremos en su campo de visión, la habremos fastidiado. Si bien contamos con un círculo que muestra hasta donde llega el sonido que producimos, es una pena que se haya perdido el cono de visión de los guardias.

Hay un indicador visual que muestra qué nivel de sospecha estamos causando, pero es difícil determinar exactamente a qué distancia comenzarán a vernos. Con todo, el principal lastre es la IA enemiga, la cual es ridículamente fácil de sortear. Podemos burlar la seguridad con una gran sencillez, por lo que llegará un punto en el que a veces compensará más correr que ser cautos.

Y es sorprendente, ya que cuenta con reacciones muy realistas. Si dejamos una puerta abierta que no lo estaba, arquearán una ceja. Si una prueba o cadáver se ha movido de sitio, dudarán de lo que sucede. Tan gratificante es ver estas reacciones como comprobar que no alertan de la situación a nadie, dejándonos en paz. Tampoco podemos olvidarnos de que pueden llegar a atascarse en algún punto y quedarse bloqueados sin remedio, si bien es poco habitual.

Visión de tunel

Serial Cleaners nos ofrece varios retos durante una partida que nos llevará alrededor de cinco horas, dependiendo de la habilidad que tengamos. Y esa la experiencia que tendremos, ya que la rejugabilidad es nula para un título que clama a gritos más objetivos.

Serial Cleaners

Tal y como indiqué, aquí lo único que importa es no dejar cadáveres, no dejar sangre, ni pruebas, pero no existe ninguna puntuación por hacerlo mejor o peor. Lo único que se le asemeja es la barra de la sangre, la cual descenderá con la limpieza y ni siquiera tiene que llegar hasta el final para que podamos completar el nivel.

No importa cuántas veces nos detecte la policía, si nos disparan o si fallamos de forma constante. La única penalización será volver a comenzar desde el último punto en el que hayamos guardado, lo que vuelve a potenciar la tendencia a abandonar el apartado de sigilo.

Los objetivos secundarios son escasos, por lo que rápidamente todo se reduce a ser un profesional de la limpieza, repitiendo el proceso una y otra vez. Sí que se agradece que, en determinados escenarios, podemos intercambiar entre algunos personajes según las necesidades que tengamos.

Serial Cleaners

La opinión de VidaExtra

A la hora de abarcar una secuela de un título de éxito hay dos posibles vías a tomar: ser todavía más ambiciosos o cambiar completamente de rumbo. El equipo de Draw Distance ha optado por la primera opción y desde luego que lo han conseguido en muchos apartados, especialmente en todo lo que se refiere a nivel visual.

La posibilidad de intercalar entre varios personajes, cada uno con su propia trama, mecánicas y hasta guiños en pantalla a sus personalidades suma mucho. Todo ello entremezclado con una trama que bebe directamente de los clásicos del mundo de la mafia, pero siempre con un aroma de humor muy conveniente.

Con todo, Serial Cleaners no lima sus propias asperezas. Sortear las defensas enemigas es prácticamente una broma y el componente sigiloso se diluye. También lo hace la propuesta de limpiar las escenas del crimen, pues no se introduce ninguna mecánica nueva tras el comienzo de la partida, restando frescura.

Cover

Serial Cleaners

Plataformas PC, PS4, PS5, Nintendo Switch, Xbox One y Xbox Series (versión analizada)
Multijugador No
Desarrollador Draw Distance
Compañía 505 Games
Lanzamiento 22 de septiembre de 2022

Lo mejor

  • El salto visual es una evolución digna de ver
  • Las diferencias usando a cada limpiador
  • Los guiños al mundo de la mafia

Lo peor

  • La IA es fácilmente superable
  • Ausencia de rejugabilidad
  • Puede ser repetitivo al no introducir ninguna mecánica nueva

Temas
Inicio