Compartir
Publicidad
Análisis de The Red Strings Club en Switch, una excelente aventura cyberpunk que pone a prueba nuestra moralidad y forma de pensar
Análisis

Análisis de The Red Strings Club en Switch, una excelente aventura cyberpunk que pone a prueba nuestra moralidad y forma de pensar

Publicidad
Publicidad

En España ha quedado demostrado en más de una ocasión que contamos con algunos estudios con un talento extraordinario y capaces de desarrollar juegos que merece la pena jugar una y otra vez. El equipo de Deconstructeam ya nos dejaron claro de lo que son capaces con Gods Will be Watching y más tarde lo volvieron a lograr con The Red Strings Club.

A pesar de tratarse de un grupo formado por tan solo tres personas, este estudio nos fascinó cuando publicó el juego el año pasado para PC y ahora ha querido volver a la carga con una nueva versión para Nintendo Switch, sobre la que hemos tenido ocasión de disfrutar y dejarnos llevar por su espléndida aventura narrativa.

En el caso de que ya hayáis jugado a la versión para compatibles, no vais a encontrar grandes sorpresas, pero si sentíais curiosidad por haceros con este juego, os vamos a contar los motivos por los que será una compra que difícilmente lamentaréis.

¿Hasta qué punto es buena la felicidad absoluta?

The Red Strings Club

En The Red Strings Club nos encontramos frente a un juego en la que los diálogos acaparan casi por completo todo el protagonismo. Es una aventura puramente narrativa en la que deberemos prestar atención a todas las conversaciones que irán surgiendo en este mundo cyberpunk y que no parará de ponernos frente a toda clase de decisiones y cuestiones morales.

Por ponernos un poco en situación, digamos que hay una compañía, Supercontinent Ltd, que está trabajando en un implante cibernético que lleva el nombre de Bienestar Psíquico Social. Se trata de un dispositivo que se planea introducir los cuerpos de todas las personas del mundo para proporcionarles la felicidad absoluta, lejos de cualquier preocupación, para que no sufran depresiones, dolores o cualquier malestar.

Dicho así tampoco suena como algo tan negativo, pero es ahí cuando nuestro protagonista, Donovan y el dueño del bar que da nombre a este juego, empieza a poner en duda la verdadera eficacia que puede tener estos implantes, al pensar que eso erradicaría por completo lo que nos hace realmente humanos y no poder sentir libremente. Así pues, con la ayuda de su compañero Brandeis, tratarán de poner fin a los planes de esta corporación hackeándola.

The Red Strings Club

Para cumplir con su objetivo se unirá a ellos la androide Akara, quien también tendrá un papel fundamental en la trama y será la que más nos hará cuestionarnos nuestros pensamientos. A medida que avancemos deberemos de tomar numerosas decisiones que pondrán a prueba nuestra moralidad y si realmente lo que creemos que está bien, lo está de verdad o por el contrario quizás estábamos equivocados o no lo hemos contemplado desde el punto de vista adecuado.

Lo bueno es que en The Red Strings Club no hay ninguna decisión que sea necesariamente la correcta, más que nada porque partes de la base de que ya sabes desde el principio cómo va a acabar todo. Es decir, lo único que puedes alterar es la forma en la que transcurrirán los sucesos, pero decidas lo que decidas, el destino seguirá siendo el mismo, lo que no quita que den ganas de rejugar varias veces la aventura para tomar caminos diferentes.

Y es que nuestras acciones tendrán consecuencias. Podemos provocar que ciertos personajes cobren un mayor protagonismo o por el contrario desaparezcan del mapa. En cualquier caso, los diálogos están pensados para que sea imposible quedarse atrapado y por lo tanto la historia siempre siga avanzando, lo que causa al mismo tiempo que no se pueda retroceder en el tiempo y por lo tanto tocará apechugar con cualquier decisión que se tome.

The Red Strings Club

Lo mejor de todo es que la historia te engancha de una manera fascinante. Al principio tarda un poco en arrancar, pero a medida que vas descubriendo más detalles, quieres llegar hasta el quid de la cuestión, a pesar de que ya sepas de antemano el desenlace, pero el por qué ocurre seguirá siendo la gran pregunta y a la que cada uno deberá dar respuesta a su manera.

La bebida que da la respuesta a nuestras dudas

Como destacábamos anteriormente, nuestro protagonista está al mando de uno de los bares más populares de la ciudad y al que suelen acudir toda clase de clientes porque se dice que Donovan prepara unos cócteles mejor que nadie y capaces de llegar a las emociones de quien los bebe. No obstante, no será él directamente el que lo haga. En su lugar le tocará a los jugadores con un simple minijuego y una de las mecánicas principales del juego.

The Red Strings Club

Donovan tiene la habilidad de mover los hilos rojos a su antojo y, dependiendo de la bebida que proporcione a sus clientes, alterar por completo sus estados de ánimo. Los jugadores deberán verter en un vaso el contenido de ciertas botellas, junto con algún que otro hielo, dependiendo del estado que queremos provocar en la persona con la que estemos hablando en ese momento.

Esta es otra de las decisiones que influenciarán en los sucesos, porque un buen estado de ánimo puede provocar que la otra persona sea más amigable. No obstante, uno más temerario o de locura causará que podamos sonsacar algunos de los secretos más ocultos corriendo el riesgo de provocar su miedo y que decida cerrarse en banda a la hora de seguir resolviendo nuestras dudas.

Habrá que tener especial cuidado con las bebidas que servimos y con las preguntas que realizamos, pues no todos los cócteles son igual de beneficiosos para todas las preguntas. Así pues, habrá que prestar atención a las opciones que tenemos sobre la mesa y las cuestiones que nos rondan en la cabeza antes de seguir adelante para tener siempre presente qué es lo que queremos obtener realmente.

The Red Strings Club

Precisamente todo esto es una de las razones por las que se recomienda rejugar la partida varias veces para descubrir todas las opciones posibles y así ir desentrañando más misterios de la corporación que queremos sabotear, pero, ¿nuestra moralidad real se verá afectada de paso? Porque hasta el último segundo el argumento no dejará de sorprendernos, podéis estar más que seguros de ello.

Por otro lado, otro de los minijuegos consistirá en ponernos a moldear implantes en un torno de alfarero, teniendo que emplear distintos tipos de herramientas hasta obtener la forma deseada de estos dispositivos que se colocarán en los cuerpos de los humanos. Quizás esta prueba es la menos atractiva de todas por el alto nivel de precisión que requiere a veces, aunque solo aparece casi al principio del juego y no volvemos a saber nada de ella, lo que no quita que los implantes que seleccionemos a la hora de fabricarlos tengan también un peso importante en la trama

En cuanto al tercer y último de ellos nos conectará a una línea telefónica en la que seremos capaces de regular nuestra voz por la de otras personas para extraer los datos más interesantes y reveladores que nos hagan falta. De hecho, toda esta parte es una de las mejores por todas las opciones y posibilidades que ofrece, muchas de ellas que las habremos ido arrastrando al jugar.

La opinión de VidaExtra

The Red Strings Club

En definitiva, no importa que a veces no sucedan las cosas como esperábamos o los diálogos nos jueguen una mala pasada si hemos tomado una decisión que nos ha otorgado un resultado con el que no estábamos conformes, porque la aventura es excepcional. Todos los textos están traducidos por completo al castellano, con un lenguaje un tanto fuerte en algunos momentos, pero con un ritmo soberbio y con el que no te aburres en nunca durante las cuatro o cinco horas que dura la partida.

El toque pixelado le queda que ni pintado junto con una banda sonora que acompaña perfectamente a los acontecimientos. Además, a Nintendo Switch le sienta de maravilla por ser una aventura que se puede jugar en cualquier lado y en cualquier momento, porque siempre darán ganas de regresar a este mundo cyberpunk o compartir la experiencia con otras personas para dar pie a unos interesantes debates sobre lo que realmente está bien o no.

The Red Strings Club

The Red Strings Club

Plataformas Nintendo Switch
Multijugador No
Desarrollador Deconstructeam
Compañía Devolver Digital
Lanzamiento 14 de marzo de 2019
Precio 14,99 euros

Lo mejor

  • La forma en la que se narra la historia.
  • Las decisiones a tomar y que alterarán nuestra forma de pensar.

Lo peor

  • El minijuego de los implantes podría haber sido de otra manera.
  • Se ha echado en falta un mayor protagonismo en ciertos personajes.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio