Compartir
Publicidad

Carta ficticia a los señores de MUBI, la nueva aplicación de cine bajo demanda para PS3

Carta ficticia a los señores de MUBI, la nueva aplicación de cine bajo demanda para PS3
121 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hola señores de MUBI

Sé que para ustedes un mundo ideal sería ese en el que los niños maman desde la infancia los cortos de Chaplin, en el que el cine comercial está relegado a las catacumbas y gente como Michael Badabum! Bay o Jerry Catacrash! Bruckheimer tienen prohibido acercarse a una cámara, en el que los días festivos se llaman día de Godard, de Dreyer o de John Ford, en el que todo el mundo dispone de un PC o de una PS3 con su MUBI instalado y en el que todos hablamos fluidamente varios idiomas.

Pero déjenme que les quite la venda de los ojos. En el mundo real los niños no saben quién es Chaplin y, por desgracia, es posible que no lo sepan nunca, el cine comercial es el que mama todo el mundo desde pequeño y gente como Michael Bay o Jerry Bruckheimer disponen de millones de dólares para sus películas onomatopeya. En el mundo real Godard, Dreyer o John Ford les suenan a chino a una importante parte de la población, quien tiene un PC o una PS3 posiblemente pasen de ustedes y, con respecto al idioma y a la parte del mundo que nos toca, la mayoría dominamos el español con cierta dificultad y, como mucho, chapurreamos torpemente el inglés.

MUBI

Les reconozco que MUBI es un proyecto brillante sobre el papel. Un lugar de encuentro de los cinéfilos con el cine clásico, de autor, independiente, de arte y ensayo, experimental y el mal llamado cine periférico. Un lugar donde el usuario puede compartir gustos, criticar películas, hacer su lista de directores favoritos y compartirla vía Facebbok.

Es muy loable ese empecinamiento por parte de ustedes de glorificar ese cine arriesgado y necesario que marca vidas, que hace crecer nuestra mente, que amplía nuestra visión del mundo y que nos ayuda a comprenderlo. Es muy loable digo, que se empeñen en promocionar ese cine que va acompañado de forma casi ineludible de la palabra arte.

Me gustaría preguntarles entonces una cosa. ¿Por qué demonios sus películas sólo se pueden ver en versión original y acompañadas, con suerte, de subtítulos en inglés? ¿Qué sentido tiene poner barreras insalvables a algo que precisamente quieren proteger, comunicar y promocionar? ¿Por qué hemos tenido que toparnos con esa desagradable sorpresa sin ningún aviso por parte de ustedes o de Sony? y, es más, ¿Por qué nadie ha salido a la palestra después para explicar si esto es algo pasajero o simplemente es un suicidio comercial consentido?

Desde que hace unos meses me enteré de la existencia de MUBI por la presentación que tuvieron en el Festival de Cannes, mantenía reservado el espacio de este post para ustedes. En mi cabeza bullían mil formas de abordarlo: Que si hacer una guía de títulos imprescindibles para los recién llegados, que si utilizar frases de clásicos tras cada párrafo, que si contar las experiencias inolvidables que me han proporcionado ciertas películas y directores…

MUBI menú

Señores de MUBI, su aplicación tiene una cara amable en forma de cuota mensual de menos de trece euros para ver todo el cine que queramos, una apuesta por crear una comunidad de amantes del cine que intercambien gustos y conocimientos y una selección de películas que, si bien sólo cuenta con 300 títulos en PS3, prometía crecer hasta el infinito y más allá. El problema es que esa cara repleta de buenas intenciones viene acompañada de una cruz del tamaño de los elefantes de ‘Intolerancia’. Lo siento, pero ver una película asiática de 130 minutos subtitulada en inglés se aleja bastante de mi concepto de disfrutar con el cine.

Observando un silencio por su parte que no aclara dudas, se despide muy triste de ustedes un usuario frustrado y ex cliente de MUBI. Muy atentamente. José María Villalobos

Vídeo | Youtube
Sitio oficial | MUBI

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio