Compartir
Publicidad

Doom: la Película

Doom: la Película
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El pasado 30 de diciembre se estrenó en las salas de nuestro país la adaptación a la gran pantalla de uno de los videojuegos (o de las sagas, mejor dicho) más populares de la historia. Hablamos, cómo no, de la película de Doom.

Aclarar ante todo que se trata de una película de acción al uso. Quien espere algo más de esta producción saldrá del cine muy decepcionado. Muchos disparos, rincones oscuros y monstruos repugnantes son los principales ingredientes de este cóctel explosivo. Pero por otra parte... ¿No era esto lo que encontrábamos en el videojuego? Una historia sin complicaciones sirve de excusa para adentrarnos de lleno en el universo de Doom, aunque en la película no visitaremos Marte, ni el Infierno. En su lugar, la trama se ubica en el lejano planeta de Olduvai en el que se encuentra un laboratorio de la UAC comandado por el Doctor Carmack (que recibe su nombre de uno de los responsables del juego: John Carmack), cuyas investigaciones escaparán al control del personal científico. Es entonces cuando un comando especial del ejército liderado por el Sargento encarnado por The Rock se desplazará a Olduvai con la misión de contener la amenaza y descubrir lo ocurrido.

Desde ese momento podemos disfrutar de uno de los puntos fuertes de la película, y es que las instalaciones de la UAC (tanto en la Tierra como en Olduvai) se ajustan a la perfección a lo visto en Doom 3. Desde los displays distribuidos a lo largo de la base hasta las propias paredes recuerdan al videojuego, logrando involucrar en la historia a quienes lo jugaran, gracias a la cuidada ambientación del film. Poco a poco vamos descubriendo lo que ocurría en Olduvai antes del accidente, qué se investigaba allí y de dónde salen los monstruos.

Ya cerca del final de la película contemplaremos una de las principales innovaciones introducidas por ésta, que una vez más estrecha la barrera entre la pantalla del cine y la de nuestro ordenador. Y es que nos encontramos con una secuencia rodada íntegramente en primera persona, al más puro estilo de un FPS. Desde esta perspectiva subjetiva asistiremos al desarrollo de lo que podría ser un nivel de cualquier juego de este género. Sin duda lo mejor de la cinta.

doom_m2.jpg

En definitiva nos encontramos ante una típica película de acción que cuenta con el aliciente de una sublime ambientación que sabe reproducir la atmósfera del videojuego (tanto en apariencia como en intensidad). Esto hace que tal vez quienes no hayan disfrutado de su versión interactiva no le encuentren el suficiente atractivo, lo que puede haber inducido a la nefasta acogida que el film ha recibido por parte de la crítica, pero todos aquellos gamers que conozcan la saga (aunque sea por encima) gozarán durante los 100 minutos que dura esta película.

Más información | Doom: The Movie

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio