Compartir
Publicidad
Netflix se está convirtiendo en el paraíso para los fans del anime
Cine

Netflix se está convirtiendo en el paraíso para los fans del anime

Publicidad
Publicidad

No conocemos a nadie que juegue a videojuegos y no haya visto ningún anime. Al fin y al cabo, las series de animación japonesas nos han acompañado desde nuestra infancia (sí, Heidi es anime, no sólo Dragon Ball, Chicho Terremoto o Doraemon) y rara es la serie de éxito que no haya recibido una adaptación al mundo de los videojuegos, con algunas que no parecen tener fin...

Con el boom de Internet en España el siglo pasado, descubrimos un mundo nuevo, con series hoy en día de culto, como FullMetal Alchemist o Death Note, y lo que antaño nos parecía una utopía (pagar con ver anime), hoy es algo más que asentado y donde hay varias alternativas interesantes para ver anime.

En este sentido, Crunchyroll es el portal por excelencia para estar al día de buena parte del anime que se está emitiendo en Japón (con pocos minutos u horas de diferencia, y con subtítulos), y eso que tiene ciertas limitaciones, no sólo entre cuentas gratuitas y Premium, sino más bien por animes que no están disponibles todavía en España, como Dragon Ball Super o Gintama.

Es, además, un portal expresamente centrado en el manganime y en el dorama (el drama japonés), por lo que su oferta se limita a tan solo eso, al contrario que otros servicios como Netflix, Amazon Prime Video, Movistar+ o Rakuten, por citar los más populares, donde también tenemos películas y series internacionales, y con cierto porcentaje de contenido (creado o producido) propio.

Aquí Netflix es el que está creciendo a pasos agigantados desde hace unos años, con 30 nuevas series en exclusiva para 2018 o que han recibido apoyo para poder materializarse, como Castlevania, pese a no ser técnicamente anime al ser una producción estadounidense, aunque su influencia sea innegable.

Pero, ¿qué ofrece Netflix y cómo está su competencia?

Rakuten TV, una presencia testimonial

150318 Anime 01

Empezamos por Rakuten TV, lo que antaño se conocía como Wuaki.tv, un portal más centrado en películas internacionales que en series (aunque las haya, pero son pocas). Es, de hecho, sorprendente la cantidad de películas animadas de la factoria Disney que hay en su catálogo, dejando en la cola las de anime.

Hay que bucear mucho hasta dar con los OVA, con un clásico de la talla de La princesa Mononoke (1997), salpicado con producciones más recientes, como la exquisita Your Name (2017) o las también muy avenidas En este rincón del mundo (2016) y La chica satélite y el chico vaca (2014). Pero poco más.

Las tarifas de visionado varían bastante entre cada película, para colmo, y no influye cuándo salió al mercado. Fairy Tail: Dragon Cry (2017) cuesta 3,99 euros, mientras que el clásico de Hayao Miyazaki se va hasta los 7,99 euros.

Movistar+ tampoco mejora mucho el asunto

150318 Anime 02

Aunque esté gozando ahora de una salud envidiable en cuanto a sus Originales Movistar+, como Mira lo que has hecho, La peste o Vergüenza, la cadena española tiene que mejorar mucho en lo relativo a su visibilidad para el anime.

Tanto su paquete Series (7 euros al mes) como el de Cine (10 euros al mes), no son nada aconsejables si queremos visionar anime, porque su representación es más bien escasa, tanto en series como en OVA. Repiten varias de Rakuten TV, como Your Name o En este rincón del mundo, con otras más antiguas, como El lugar que nos prometimos (2004), y unas cuantas más relativamente recientes, como Viaje a Agartha (2011), Btooom! (2012), Ronja, la hija del bandolero (2014) o La heroica leyenda de Arslan (2016). Pero tampoco marca la diferencia.

Amazon Prime Video peca de falta de exclusivas

150318 Anime 03

Donde sí que hay un salto evidente a nivel de series respecto a Rakuten TV y Movistar+, es en Amazon Prime Video. Ahí tenemos auténticos pelotazos, como Cowboy Bebop (1998) o Samurai Champloo (2005), junto con otros más recientes, como Sword Art Online (2012), Ataque a los Titanes (2013), o Assasination Classroom (2015), todos enmarcados dentro de su sección anime (en Movistar+, por ejemplo, se le llama "animación no infantil"). ¿Su problema? Están en Netflix.

Hay que hilar muy fino para descubrir algunas series que sí tiene Amazon y no Netflix, como Psycho-Pass (2012), The Fruit of Grisaia (2014) o Sin Latidos (2018), pero en cualquier caso su catálogo es algo limitado por ahora, pese a una notable mejora respecto a Rakuten TV y Movistar+. Al menos su precio es mucho más reducido, al venir incluido con Amazon Prime por 19,95 euros al año.

Netflix no para de incrementar su catálogo anime

150318 Anime 04

Lo decíamos al principio. Hace días, Netflix anunciaba su planning para este año, con 30 nuevas incorporaciones dentro de su catálogo de Originales (aunque técnicamente no lo sean, porque es una muletilla casi siempre engañosa), con animes en estreno como A.I.C.O. Incarnation, B: The Beginning, Devilman Crybaby, Cannon Busters o la segunda temporada de Castlevania, junto con otros de hace unos años, como Hijos de las ballenas (2017) o Knights of Sidonia (2014).

A esto hay que unirle producciones de carne y hueso, como la americana Death Note o FullMetal Alchemist el año pasado, aunque hayan sido poco acertadas. También están sus animes y OVA originales, entre un montón de clásicos del género, como Akira (1988), Rurouni Kenshin (1996) o Trigun (1998), y producciones más recientes, como One-Punch Man (2015), The Seven Deadly Sins (2016) o Little Witch Academia (2017), aparte de los que se repiten respecto a Amazon Prime Video, como Cowboy Bebop o Ataque a los Titanes.

Hasta incluye series tan míticas como Érase una vez... el hombre (1978) y Érase una vez... el cuerpo humano (1986), pero peca, como el resto de servicios, por una mala gestión de su catálogo. Hay ciertos trucos ocultos con las categorías, pero eso no quita que sea complicado prescindir de lo que es popular en Netflix, lo que está siendo tendencia ahora, o las típicas recomendaciones en base a lo que hayamos visto. Porque al final se va enterrando poco a poco todo lo demás.

Sucede lo mismo con el resto de series y películas internacionales o españolas. Pero viendo todo su catálogo, es un mal menor sabiendo su precio, desde 7,99 euros. Porque al final, servicios como Netflix han conseguido que los que éramos reacios a este tipo de propuestas online, ya lo veamos como algo habitual.

En VidaExtra | Estos son los planes de Netflix para el anime, incluyendo 30 nuevas series exclusivas en 2018

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio