La película de Bioshock que nunca llegó a grabarse: el director de Piratas del Caribe explica cómo se torció el proyecto

La película de Bioshock que nunca llegó a grabarse: el director de Piratas del Caribe explica cómo se torció el proyecto
9 comentarios

Hace más de 10 años los fans de Bioshock nos frotábamos las manos con lo que planeaba ser una fiel adaptación de la trama. La mera idea de ver los escenarios del primer juego y algunos de sus más famosos tramos ya habrían merecido la pena, pero aquello finalmente quedó en nada.

Con el apoyo de Ken Levine, creador del juego, un Gore Verbinski que venía de reventar las salas con Piratas del Caribe lo tenía todo de cara para ponerse manos a la obra, pero a escasas semanas de comenzar el rodaje, los estudios dieron carpetazo al proyecto.

"Fue extraño, en mi primera reunión con Universal sobre Bioshock estaba sentado en una habitación y diciendo "chicos, esto es una película de 200 millones de dólares con clasificación R". Y se hizo el silencio.
Recuerdo que mi agente decía "¿por qué dices eso?" Y yo estaba, bueno, porque lo es. ¿Por qué intentar matar una película antes de empezar? Eso fue antes de tener un guión, lo primero de todo. Yo sólo quería dejarlo claro, y creo que todo el mundo estaba en plan: bueno, sí, ok, tal vez. Guau, no. Es grande, ya lo sabemos".

El caso es que tal y como relata el propio Verbinski en una reciente entrevista, eso fue precisamente lo que acabó pasando. Desde Universal tardaron más de la cuenta en asimilar el coste que comportaría crear unos escenarios que no tenían localización real en la que poder ahorrar en la producción, y menos aún que el retorno de ese gasto iba a ser menor por la necesidad de una calificación por edades más alta.

"Estábamos a punto de empezar a grabar una película R de 200 millones de dólares y se acobardaron. Creo que Watchmen acababa de salir poco antes, así que había un poco de "estas películas tienen que se para mayores de 13". Si cuesta tanto tiene que ser para mayores de 13.
(...) ¿Quieres hacerla? Dije yo, y se hizo el silencio en una sala plagada con 30 ejecutivos, gente de marketing, todos. Estoy intentando hacer esto, así que no malgastes el tiempo de la gente si no estás dispuesto a hacerlo".

Y no se hizo. El proyecto siguió dando bandazos por Hollywood durante una buena temporada e incluso hubo otros directores como Guillermo del Toro que se interesaron por él, pero a día de hoy la posibilidad de ver Rapture en una pantalla de cine es de lo más remota. Una lástima, porque es precisamente el tipo de historia que vendría bien airear hoy en día.

Temas
Inicio