Compartir
Publicidad
Publicidad

Cinco cuartos de baño e inodoros en los videojuegos

Cinco cuartos de baño e inodoros en los videojuegos
Guardar
239 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El cuarto de baño, y sobre todo la figura del inodoro, son lugares de obligada visita diaria. Unos van más, otros van menos, pero en cualquier caso estamos condenados a pasar una serie de minutos al día visitando a estos amigos. Esto es en nuestra vida real, porque ya sabemos que los personajes de videojuego, pese a transitar por una gran variedad de cuartos de baño, pocas veces necesitan verdaderamente darles uso.

Seguramente todos tenemos en común otra cosa más: cuando entramos en un cuarto de baño de un videojuego nos dirigimos al inodoro a ver si podemos tirar de la cadena. Parece que nos produce algún tipo de placer oculto vaciar cisternas virtuales. También nos acercamos a los grifos y los accionamos en un intento por ver si de ellos sale algún chorro de agua o no. ¿Por qué? Porque somos así. No podemos dejar nuestra rutina diaria fuera de los actos que podemos llevar a cabo en esos mundos virtuales que los videojuegos ponen en nuestras manos.

Hay una inmensa cantidad de videojuegos en los que existen cuartos de baño. Y los hay de todo tipo. Dada la gran importancia que estas estancias tienen para nosotros, a pesar de lo que decía antes de la nula necesidad por parte de los personajes de usarlas – salvo contadas excepciones -, he creído conveniente elaborar una pequeña lista con cinco tipos de cuartos de baños. No os toméis en serio nada de lo aquí expuesto. Yo no lo he hecho.

El cuarto de baño pijo. Visto en ‘Quantum of Solace’


Quanrum of Solace

Dimensiones: el cuarto de baño parece espacioso y alrededor del inodoro no hay ningún elemento molesto que obligue al usuario a mantener sus brazos pegados al cuerpo en una incómoda posición. Se puede entrar con un libro, un cómic o lo que el usuario estime oportuno para cada ocasión. Al lado del inodoro hay un plato de ducha, con lo que el visitante podrá refrescarse si así lo desea.
Nivel de higiene: está limpio y reluciente. Aprueba con nota. De hecho se puede hasta comer en él. Le podemos dar alguna estrella Michelín, si así lo deseamos. De esta forma figurará junto a otros restaurantes de renombre, que para darse publicidad va muy bien.
Conclusión final: probablemente se trate de uno de los servicios más limpios y cómodos que vamos a encontrar en nuestras aventuras virtuales. Si necesitamos ir al baño de forma imperiosa, éste es el candidato perfecto. El principal problema es que en cualquier momento puede entrar un espía armado y dispararnos un par de balas con su pistola provista de silenciador, si bien es cierto que el inodoro cuenta con algún que otro sistema de defensa secreto gracias al cual podremos evitar nuestro triste fallecimiento.

El futurista. Visto en ‘Deus Ex’


Deus Ex

Dimensiones: el espacio es algo reducido en los laterales, sobre todo en el derecho. El usuario se ve forzado a sentarse mirando ligeramente hacia su izquierda para ganar comodidad. Se desaconseja entrar con libro, revista o guitarra. Resulta incómodo. Cuenta también con un gran plato de ducha para combatir los calores del verano.
Nivel de higiene: buena. No hay rastros visibles de suciedad.
Conclusión final: el diseño futurista y anguloso resulta un tanto incómodo y extraño. La falta de luz y los colores grisáceos lo convierten en un cuarto de baño un tanto deprimente. En cualquier caso no hay nada que le impida desempeñar la función para la que ha sido concebido con soltura. Cuenta con un avanzado sistema de evacuación y tratamiento de los residuos humanos que los convierte en abono para las plantas sintéticas de nueva generación. También expulsa un agradable chorro de agua fresca para facilitarle la higiene personal al usuario y es capaz de dar las gracias en varios idiomas, entre ellos el eslovaco.

El típico cuarto de baño mugriento. Visto en ‘Prey’


Prey

Dimensiones: muy reducidas. Las justas para llevar a cabo su función. Entrar. Miccionar o defecar (incluso las dos cosas a la vez). Salir. No permite llevar a cabo actividades lúdicas. Incómodo a más no poder.
Nivel de higiene: lamentable. El suelo está sucio. El inodoro da asco. Las paredes están llenas de mugre. Desprende un olor nauseabundo, similar al que rodea cualquier jaula del zoo. Es recomendable no apoyar las manos en sus paredes, ya que se corre el riesgo de quedarse enganchado. Se han de estudiar las causas exactas de esta peculiar característica, aunque todo parece apuntar hacia un exceso de porquería acumulada.
Conclusión final: es el típico cuarto de baño del que uno no sale corriendo nada más entrar simplemente porque necesita usarlo a toda costa. Incluso en casos de fuerza mayor podemos llegar a plantearnos su uso. ¿No podemos esperar un poco y buscar algo mejor? Que alguien lo limpie un poco, por favor.

El inodoro espacial. Visto en ‘Dead Space’


Dead Space

Dimensiones: permite llevarse un libro y sentarse con comodidad, aunque no es precisamente un cuarto de baño espacioso.
Nivel de higiene: ¿higiene? En esa nave nadie sabe lo que significa esa palabra. La sangre, la suciedad y la inmundicia se acumulan de forma alarmante en el inodoro. Imposible no usarlo sin pillar algún tipo de enfermedad mortal. Incluso los necromorfos pueden tener problemas relacionados con enfermedades infecciosas.
Conclusión final: un verdadero desafío para todo aquel que sienta la llamada de la naturaleza en el peor de los momentos. Se recomienda evitar este cuarto de baño a toda costa. El peligro para la salud de los usuarios es visible (y palpable). Es mejor hacérselo dentro del traje espacial que exponer nuestras lozanas carnes virtuales a semejante contaminación bacteriana.

El repugnante. Visto en ‘Silent Hill: Homecoming’


Silent Hill: Homecoming

Dimensiones: aquí eso no importa en absoluto.
Nivel de higiene: ¿estamos de broma o qué? Estos baños jamás han conocido las caricias de una fregona. Oyeron hablar de algo llamado desinfectante en un spot televisivo que pasaban a altas horas de la madrugada, pero creyeron que se trataba de un producto para adelgazar. De los baratos.
Conclusión final: nadie debería ni tan siquiera cruzar las puertas de este cuarto de baño. Es recomendable precintarlo cuanto antes, por no decir que lo ideal sería prenderle fuego y hacerlo desaparecer de una vez por todas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos